[ TIRAD SOBRE EL PIANISTA ]

Blogs de MqM

RETORNO AL PASADO

Tres razones se han conjuntado para remover  mi particular memoria histórica y provocar con ello que decidiera traeros estos antiguos –y, al mismo tiempo, actuales- testimonios de una persona que contribuyó  al nacimiento de la más longeva tiranía comunista en el continente americano:  la primera, el inevitable acceso de los putativos nietos de esa tiranía, Podemos, al gobierno de España;  la segunda, y a propósito de la excreción de Mari Notenteras en OKDiario (prefiero enlazar la respuesta de MqM: https://masquemadridista.com/blogs/-y-otras-yerbas/2019/11/mari-que-no-te-enteras.php), la importancia que, en la gestación de la antes mencionada tiranía, tuvieron los medios de comunicación; la tercera, la responsabilidad, que todos tenemos en una democracia –aunque sea muy imperfecta como la nuestra, o sea, una partitocracia-, de los ciudadanos que depositan –o no- sus votos en las urnas.

Esta historia comienza mucho antes de que, el primero de Enero de 1959, el doctor Castro –así se le llamaba entonces, aunque no llevara a sus espaldas una tesis fraudulenta como la del Doctor Pedo y no fuera “doctor” en nada- se hiciera con el poder. Comienza, quizás, en el entierro de Eduardo Chibás -un político de segunda fila que decidió suicidarse en medio de un programa de radio-, cuando uno de sus jóvenes seguidores, un desbarbado Castro, arengó a los que presenciaban la ceremonia funeral del líder para asaltar el Palacio Presidencial.  La voluntaria desaparición de Chivás –mucho más trágica que la de la pareja de Malú tras estas últimas elecciones- y la consecuente demolición de su partido, el Partido del Pueblo Cubano o Partido Ortodoxo, hizo pensar al joven abogado que tendría que buscar otras opciones más directas para conseguir sus objetivos de poder. De poder personal por sobre todas las cosas, no de servicio desinteresado al pueblo al que tanto decía amar, exactamente - y tampoco esto casual- lo mismo a lo que aspiran Sánchez, Iglesias o el novato Errejón, estos que están negociando ya las carteras ministeriales que les permitirán saquear nuestras carteras monetarias. En aquel momento nadie le hizo caso, pero poco tiempo después, tras el asalto de sus hombres al cuartel Moncada –él, astuto, se quedó fuera esperando resultados-, ya fueron algunos más los que apostaron por él como caballo ganador. Entre ellos, el dueño de la publicación más leída de Cuba, la revista Bohemia, Miguel Ángel Quevedo.

Quevedo, cercano a Castro y, por tanto, castrista confeso, era un hombre culto y rico. Os cito parte del editorial que publicó en su revista el 11 de Enero de 1959 y que tituló “Contra el Comunismo”:

“…Pero la conciencia y la acción de nuestro pueblo han madurado lo  bastante para que no logre nadie desviarlo, en el instante de reconquistar su democracia, hacia ideologías que niegan la libertad.

Un suceso muy reciente confirma este aserto:  la declaración que acaba de hacer el jefe de la Revolución, doctor Fidel Castro, anunciando que el nuevo gobierno negará todo trato a los estados regidos dictatorialmente, y mencionando en primer término a la Unión Soviética. No es posible que haya la menor convergencia entre los que acaban de emancipar a su pueblo y los que aplastaron las libertades de una docena de países europeos, ametrallaron al indefenso pueblo húngaro y constituyen el máximo ejemplo de despotismo del mundo.”

Poco tiempo después, cuando ya le habían expropiado la revista Bohemia -que aún hoy existe, en las manipuladoras manos estatales, por supuesto-, se crea, el 3 de Octubre de 1965, la versión 2.0 del Partido Comunista de Cuba, su versión castrista. Quevedo ya se había escapado a Venezuela, pero empobrecido y abandonado terminó –como Chibás, pero más discretamente- suicidándose, en Caracas, en Agosto de 1969, sin poder perdonarse el terrible error que para él y para su país significó el respaldo a la eterna tiranía castrista. Os cito algunos de los párrafos de su carta de despedida:

“Culpables fuimos todos. Los periodistas que llenaban mi mesa de artículos demoledores, arremetiendo contra todos los gobernantes. Buscadores de aplausos que, por satisfacer el morbo infecundo y brutal de la multitud, por sentirse halagados por la aprobación de la plebe, vestían el odioso uniforme que no se quitaban nunca. No importa quién fuera el presidente. Ni las cosas buenas que estuviese realizando a favor de Cuba. Había que atacarlos, y había que destruirlos. El mismo pueblo que los elegía, pedía a gritos sus cabezas en la plaza pública. El pueblo también fue culpable. El pueblo que quería a Guiteras. El pueblo que quería a Chibás. El pueblo que aplaudía a Pardo Llada. El pueblo que compraba Bohemia, porque Bohemia era vocero de ese pueblo. El pueblo que acompañó a Fidel desde Oriente hasta el campamento de Columbia.”

“Fidel no es más que el resultado del estallido de la demagogia y de la insensatez. Todos contribuimos a crearlo. Y todos, por resentidos, por demagogos, por estúpidos o por malvados, somos culpables de que llegara al poder. Los periodistas que conociendo la hoja de Fidel, su participación en el Bogotazo Comunista, el asesinato de Manolo Castro y su conducta gansteril en la Universidad de la Habana, pedíamos una amnistía para él y sus cómplices en el asalto al Cuartel Moncada, cuando se encontraba en prisión.”

“Todos fuimos culpables. Todos. Por acción u omisión. Viejos y jóvenes. Ricos y pobres. Blancos y negros. Honrados y ladrones. Virtuosos y pecadores. Claro, que nos faltaba por aprender la lección increíble y amarga: que los más «virtuosos» y los más «honrados» eran los pobres.”

“Ojalá mi muerte sea fecunda. Y obligue a la meditación. Para que los que puedan aprendan la lección. Y los periódicos y los periodistas no vuelvan a decir jamás lo que las turbas incultas y desenfrenadas quieran que ellos digan. Para que la prensa no sea más un eco de la calle, sino un faro de orientación para esa propia calle. Para que los millonarios no den más sus dineros a quienes después los despojan de todo. Para que los anunciantes no llenen de poderío con sus anuncios a publicaciones tendenciosas, sembradoras de odio y de infamia, capaces de destruir hasta la integridad física y moral de una nación, o de un destierro. Y para que el pueblo recapacite y repudie esos voceros de odio, cuyas frutas hemos visto que no podían ser más amargas.”

Muchos españoles de bien, honrados y trabajadores –ya sean de izquierdas, de centro o de derecha; ricos o pobres- se enfrentan ahora ante un futuro similar al del una vez ingenuo Quevedo. El que decida no enterarse de lo que se nos vendrá encima con los comunistas –eso es lo que son- no lo va a eximir de terminar en la miseria más absoluta, como le ocurre a la gran mayoría de los cubanos de Cuba –y no es gratuita la redundancia-.  También, y hay que decirlo, hay opciones peores si te destacas en la disidencia o, simplemente, en el amor a tu patria. No olvidemos que, a muy bajo coste, todos los que estamos orgullosos de ser españoles podemos ser Laínez o, para decirlo con más claridad, ser eliminados como el miserable asesino Lanza hizo con nuestro compatriota.

COMENTARIOS [0]
[ doncel ] ha dicho:
19-11-2019

Viva la señora Molina.

Ojo que dice muy bien que la mentira no es inane; la mentira es peligrosísima porque, consentida y alentada y propagada, puede sepultar la verdad, robarla para siempre. Pasó en Cuba respecto de la etapa precastrista, y pasa en España respecto de la Segunda República, ¡e incluso respecto de la Transición y los crímenes de la Eta y sus socios políticos! Hasta el pasado más reciente nos quieren robar, señores.

Tenemos que combatir la mentira sin descanso.

Esta es la razón primera y principal por la que, por ejemplo, el PP dejó de valernos a muchos hace mucho tiempo.

España y libertad

[ wh ] ha dicho:
19-11-2019

No, Cuná, no se trata de que te representen, va de que aprendas de la durísima experiencia de otros, como esta señora:

 

[ Counali ] ha dicho:
19-11-2019

El tal Quevedo y el tal Chibás no me representan, suicidarse de ese modo, vencidos, rendidos y lamentando su destino, roza la cobardía. Pero bueno, por un par de datos no soy nadie para hurgar y juzgar tan extremadamente sus decisiones. En el caso de encontrarne en su situación, lo más probable es q acabara como Allende, más allá de pensar q se lo merecía.

A Europa le importamos un comino, aún menos. Las soluciones las tenemos q aportar los españoles de bien. España no participó en ninguna de las dos guerras mundiales y eso nos pasará factura por muchísimos años más. Digamos q somos un apéndice en el mapa y en el sentir europeo. Y como tal apéndice, lo q nos ocurra no afecta en nada el devenir general de Europa. El tal salvini abrazó a Abascal y luego abrazaba también a erc y puchi. Les importamos un pimiento.

Esto lo arreglaremos como siempre: a tortas. Aunque se pudiera encauzar la situación catalana, los de arran, cdr, bilduetarras y toda la jauría roja tipo lanza, ya no son domesticables. Habrá q enderezarlos con algo más q un par de guantazos. 

Arriba España...!!!!

Venceremos...!!!!

[ ayer ] ha dicho:
18-11-2019

Gracias por colgar eso de Serrano, Ocín d''Ávila.

No se corta Eduardo: la Constitución nos ha traído esto, ergo la receta liberadora no puede ser constitucional. 

Y le dice la guapa España a Serrano:

-Te perseguirán por mi causa, hijo mío.

Así que bien puede Eduardo llorar también de alegría... de ser perseguido por España. 

[ ocin ] ha dicho:
18-11-2019
[ ZAPEZIPI ] ha dicho:
18-11-2019
Citando a ZAPEZIPI :: No. 2 :: 17-11-2019
Citando a bg_rules :: No. 1 :: 17-11-2019

Y hablando de tontos útiles...

Hay que ver lo entregados que están los periodistas presuntamente de derechas a la causa contraria y con qué habilidad los utiliza el entramado comunista-mediático para justificar una supuest...

Entrada para suscribir excepto en una palabra: tontos.

Llevando el análisis al terreno económico personal (de ellos), es decir sus nóminas, colaboraciones, mamandurrias, sinecuras, etc., es posible que les defina mejor la palabra...

Un ejemplo concreto de lo anteriormente escrito aquí.

https://www.periodistadigital.com/periodismo/20191118/quilombo-decia-chaquetero-pedrojota-atresmedia-mendigar-lasexta-orgulloso-boicot-espanol-video-689404189499/

[ doncel ] ha dicho:
17-11-2019

Las grandes obras literarias son inmortales porque desnudan el alma humana ayer, hoy y siempre; esto es, gozan de eterna actualidad.

Así, por ejemplo con el que he topado esta tarde al cabo de 43 años, Taylor Caldwell hace decir a un personaje de "Capitanes y reyes" la siguiente escalofriante frase, válida en los EE.UU. en 1864 o en España en 2019:

"No man with the right connections is ever found guilty"

(Jamás resulta condenado quien tiene los contactos adecuados)

La serie televisiva de igual título, de 1976, tuvo un éxito rotundo. Acostumbrados a Netflix, mis hijos no me creen cuando les cuento que TVE pasaba entonces un único episodio a la semana, de esta y otras series memorables.

Claramente, una de las virtudes que se fomentaban en el pasado era la paciencia.

[ ayer ] ha dicho:
17-11-2019

Qué gran mensaje este, víbora. 

Me viene reiteradamente a la cabeza la fábula de la rana y el alacrán. Sabido es que el segundo, movido por su naturaleza y prefiriendo satisfacer esta a seguir vivo, picó y mató a la rana que le hacía de barquero, y murió así con ella por propia elección.

Creo que el alacrán son Francia y el resto de los poderes dirimentes de Europa. De tal modo nos repudian, que prefieren que nos rompamos y hundamos -y contribuyen resuelta y activamente a ello desde hace ya décadas- aunque el precio sea limitar ellos un día con las repúblicas criminales que sustituyan a nuestro país. Se conoce que el premio les vale el peaje, y llevan tiempo pagando este porque creen que es limitado.

Yo creo que no; que nosotros caeremos pero no vamos a tener que esperar mucho tiempo a gozar de compañía en el infierno. No es consuelo; es cagarme en nuestros enemigos europeos en justa reciprocidad. Arrieros somos. 

España y libertad

[ ZAPEZIPI ] ha dicho:
17-11-2019
Citando a bg_rules :: No. 1 :: 17-11-2019

Y hablando de tontos útiles...

Hay que ver lo entregados que están los periodistas presuntamente de derechas a la causa contraria y con qué habilidad los utiliza el entramado comunista-mediático para justificar una supuest...

Entrada para suscribir excepto en una palabra: tontos.

Llevando el análisis al terreno económico personal (de ellos), es decir sus nóminas, colaboraciones, mamandurrias, sinecuras, etc., es posible que les defina mejor la palabra listos, "listos" útiles.

O casi mejor "listillos", lo que llevaría aneja la calificación de falsos, sin principios, aprendices de listos, de poca monta, más cerca de la baja picaresca que del periodismo recto que eperábamos de ellos frente al imperio del monopolio progre y multimillonario. Ante todo, hay que comer.

[ bg_rules ] ha dicho:
17-11-2019

Y hablando de tontos útiles...

Hay que ver lo entregados que están los periodistas presuntamente de derechas a la causa contraria y con qué habilidad los utiliza el entramado comunista-mediático para justificar una supuesta pluralidad. Ante la infame campaña anti Vox, con acusaciones sin argumento, a lo más que llegan los marhuendas y los indas de turno es a plantar "feroz" oposición al ejército comunistoide de enfrente asimilando al citado partido con Podemos, de forma que echan en cara a sus oponentes de tertulia que no apliquen a Podemos lo que aplican a Vox, asumiendo implícitamente su discurso contra lo que ellos denominan extrema derecha, término que todos saben falso. Y tan falso lo saben que, enfrentados a los políticos de Vox, son incapaces de argumentar sus posiciones y sus descalificaciones de laboratorio del pensamiento único, quedando sistemáticamente apabullados, razón por la cual llevan a sus programas a blandos como marhuenda, histriones como Inda o cantamañanas como Claver pero nunca a periodistas dispuestos a dar la batalla dialéctica defendiendo la legitimidad democrática de Vox (Cuesta, Del Pino, Ariza, Esparza, Núñez Huesca, Paz…).

Ebrios de la contradicción que tanto les gusta, parece que el europeísmo enfermizo de unos no alcanza a seguir la estela de lo que Europa indica respecto al comunismo, en resolución recientemente aprobada. La izquierda señala acusadoramente a Vox diciendo que son antieuropeístas, lo cual es ciertamente falso, tanto como decir que son anticonstitucionales por proponer modificar dentro de la ley el latrocinio de las autonomías. Y, a la vez, los que acusan a Vox de todo esto proponen un estado federal, aunque no aseguran cómo lo van a tratar de conseguir (o sí: en comandita con los golpistas catalanes y con los bilduetarras y los racistas del PeneV), y les parece tan ricamente que un partido comunista entre en el gobierno. Son incapaces de dar un paso sin contradecir el anterior, pero ni los blandos ni los histriones ni las cantamañanas son capaces de señalarlo poniéndolos en su justo sitio. Todo lo más que hacen es un poquito de ruido con la boca pequeña y, de vez en cuando, lamerles la suela de los zapatos o directamente el culo (con perdón), como la Claver esta que, recibido un premio Antena de Oro, ha hecho especial mención a "sus maestros" (ojo a la pedrada) Antonio García Ferreras, Concha García Campoy, Iñaki Gabiñondo y Gemma Nierga, o sea, lo mejor de cada casa: el ejército de la objetividad, el de los tres calzoncillos, el de “hay que crear tensión” susurrado al oído de ZP, el de la vocera socialista yel de la otra que sentaba como estrella de sus tertulias al carnicero de Paracuellos y otras piezas para deleite de todos los progres patrios de izquierdas..., y los de derechas, que son los peores.

Como cuaje lo que parece que se nos viene encima, todos estos periodistas, los tontos útiles, pero también quienes los utilizan, serán pasados por la piedra al modo que lo fueron los que el blogger nos recuerda. En nuestra desesperación, seguro que algún hueco encontraremos para soltar una carcajada viendo a tanto progre visa oro mordiendo el polvo con cara de asombro.