[ TIRAD SOBRE EL PIANISTA ]

Blogs de MqM

DE ROJOS Y DE MARICONES

No sé si lo que me ha inducido a escribir estas líneas ha sido la “payasesca”  actuación de Jorge Javier Vázquez o la impresión de que su amorosa y “desinteresada” entrega al rojerío se debe a su supina ignorancia sobre cómo los regímenes comunistas han tratado a los homosexuales.  Algo sé yo del asunto, no porque sea homosexual, sino porque “He vivido en el monstruo y conozco sus entrañas”, invirtiendo la orientación geográfica y política de la famosa frase del héroe cubano José Martí.

Ahora en Cuba, en pleno tardo-castrismo, la hija de Raúl Castro, Mariela, adoptando la nueva estrategia zurda, dice estar por la defensa de los homosexuales, pero, diga lo que diga la hija del general, sabemos que no recibe el mismo trato por parte del sistema –y quizás hasta JJV esté de acuerdo con ese doble rasero- un “maricón revolucionario” que un “maricón gusano”.  Y  eso  es lo mismo que va a ocurrir aquí si la estrategia del dúo Sánchez-Iglesias logra desmontar el actual régimen. No disfrutará de los mismos derechos JJV (si mantiene, por supuesto, su culo a disposición del PSOE y Podemos) que un homosexual que sea militante de VOX.

No sé sí JJV, rojo y maricón según confesión pública, ha oído alguna vez hablar de Virgilio Piñera, un intelectual cubano, dramaturgo y homosexual,  que fue unos de los muchos intelectuales detenidos, sólo por su inclinación sexual, en la redada policial castrista de la famosa “Noche de las tres P” (Putas, proxenetas y “pájaros”).  Uno de los principales dirigentes homófobos de la Robolución, junto a Fidel Castro, era el Che Guevara, ese asesino al que tantos maricones rojos llevan pintado en sus pechos. ¿Cómo habría reaccionado Guevara ante una conjunción de afinidades para él imposibles como la propuesta por el presentador de Telecinco?  Pues lo podemos imaginar fácilmente si recordamos la anécdota que cuenta en su libro, “Mea Cuba” el inolvidable Guillermo Cabrera Infante: “De visita en la embajada cubana en Argelia el Che Guevara, buscando entre los libros de la exigua biblioteca argelina, encontró el “Teatro Completo” de Virgilio (Piñera), editado por Ediciones R. Lo sacó como para hojearlo pero lo que hizo fue dirigirse al embajador, un comandante menor, con una frase agria: “¿Cómo es que tienes el libro de este maricón en la embajada?” Y sin decir más lanzó el libro contra la pared como un huevo huero que era purulento, virulento. El embajador se excusó de su lapso mientras echaba el libro a la basura.

Poco tiempo después de la famosa “Noche de las tres P”,  se crearon en Cuba las UMAP (en el tramposo lenguaje rojo: “Unidades Militares de Ayuda a la Producción”), campos de concentración donde principalmente iban a parar homosexuales, disidentes confesos que nada habían hecho contra el régimen excepto manifestar su rechazo y esa clase difícil de definir a la que el castrismo llamaba lúmpenes (como el Coletas ahora), que eran más bien aquellos de los que no se fiaba por su origen “burgués”.  Tuve a muchas personas cercanas, poco mayores que yo, que pasaron por estos campos de represión y todos quedaron marcados para siempre.  Fidel Castro,  la voz cantante del comunismo cubano definió su posición respecto a la homosexualidad masculina (pues, como verdaderos machistas, igual que el rojo que quería azotar a Marilú Montero, eran mucho más tolerantes con la homosexualidad femenina) claramente:  “Nada impide a un homosexual profesar la ideología revolucionaria y, en consecuencia, mostrar una postura política correcta, no negativa. Y sin embargo, jamás pensaríamos que un homosexual puede encarnar las condiciones y requerimientos de conducta que nos permitirían considerarlo un verdadero revolucionario, un verdadero militante comunista. Una desviación de esa naturaleza choca con el concepto que tenemos de lo que debe ser un militante comunista.” O sea, Jorge Javier, que, en Cuba, paraíso comunista, por tu confesa filiación sexual no te meterían en la UMAP, pero no podrías ser un verdadero militante y, por tanto, ser la estrellita de un programa de televisión. ¿Lo vas captando?

También durante los años 70s y gran parte de los 80s, comenzaron a hacer una depuración de la homosexualidad en las universidades, depuración a la que llamaron, en su tramposo lenguaje, “Asambleas de Depuración y Tendencias Negativas” y, por supuesto, la homosexualidad masculina era una tendencia muy negativa que el castrismo deseaba depurar, aunque JJ –y lo entiendo- esté muy orgulloso de ser gay. Vi truncar la vida de muchos estudiantes sólo porque se sospechaba de su masculinidad. No hacían falta pruebas, sólo la opinión de los dirigentes de la UJC (Unión de Jóvenes Comunistas) y el silencio aprobatorio de los corderos para conseguir una inmediata expulsión. 

Si en Cuba, en aquellos tiempos, era casi una tragedia ser homosexual, no soy capaz de imaginarme cómo sería en Corea del Norte. Recuerdo decir a compañeros de estudio norcoreanos, ya familiarizados con el “cubano”,  que en su país no había “maricones”, que ellos (y todos lo que conocí decían lo mismo) no habían conocido a ninguno hasta que no llegaron a Cuba. ¿Se pueden imaginar lo que hacía Kim Il Sung con los homosexuales? Investiga un poco, rojo JJ, para que te enteres de lo que te habría podido ocurrir allí.

Los comunistas, en China, en Cuba, en la URSS, en Corea, etc., siempre vieron la homosexualidad como una debilidad y la persiguieron con extrema dureza. Cuando se desmoronó la URSS y se liberó la Europa del Este, la estrategia social de la izquierda para poder volver a llegar al poder decidió utilizar la supuesta discriminación de los homosexuales como una desestabilizadora arma arrojadiza contra las democracias occidentales (de los realmente homófobos musulmanes, ni hablar), pero, por mucho que lo intenten, no hay una ideología asociada a la homosexualidad.  Ni podrá haberla nunca: no es el sexo el que decide una afiliación política, sino el cerebro. Quizás entonces tendríamos que añadir algo más a la conjunción  jorgejavieresca: “maricones, rojos y descerebrados”. Esto ya me encaja más con el personaje.

COMENTARIOS [0]
[ ocin ] ha dicho:
05-05-2020
[ ayer ] ha dicho:
05-05-2020

Adidas, Reta. Ya firmaba yo por que Pedo de Economía fuera rey: así ni pincharía ni cortaría, pero quia.

Hoy me ocupa sobre todo Cagado. Se dispone a traicionar a sus votantes, los que le quedan, otra vez. Almeida, Ayuso, veníos para Voz.

Me ocupa también, pero solo un poco, en consonancia con su fuerza parlamentaria, Ciudadanos, esa supuesta marca blanca de la derecha que todos sabíamos era de almita roja. Di que sí, cabrón, dale bolilla al rojo caviar Gabi, que es lo que necesita Madrid. 

Qué asco, hombre. 

[ retaso ] ha dicho:
05-05-2020

Me sospecho que el siguiente objetivo de Pinocho Sánchez es alcanzar la Jefatura del Estado. A su ombligo le gustaría que como rey, pero dudo que pueda llegar a tanto -aunque, en esta era, cada nuevo día está llamado a superar el esperpento del anterior, impossible is nothing.

[ wh ] ha dicho:
04-05-2020

¡Ojo, que ya no se cortan!:

[ bg_rules ] ha dicho:
04-05-2020

Impecable, brillante y valiente artículo de la fiscal Consuelo Madrigal. Toca todos los palos y deja donde le corresponde a este gobierno totalitario. Por fin.

https://www.iustel.com/diario_del_derecho/noticia.asp?ref_iustel=1197783

[ wh ] ha dicho:
03-05-2020

¡A la puta calle, doctor Pedo!:

[ retaso ] ha dicho:
02-05-2020

Creo que ya lo dije por aquí, y corro el riesgo de repetirme, pero lo repetiré -como si estuviera encantado de haberme conocido; o sea, a lo Jorgito.

Comunismo, en estricto sentido de la palabra, no ha habido nunca. Ha habido, y  hay, marxismo-leninismo. Con esta precisión: dentro de los países en los que alcanzan el poder, sólo hay leninismo, o sea, el "terror rojo" (el buen revolucionario no dudara en matar a su madre, la metnira es un arma revolucionaria, maricón al paredón, etc.); mientras que de cara al exterior, y allí donde todavia están por lograr el poder, se dedican a propalar el discurso marxista, o sea, la lucha de clases: el pobre contra el rico, el tercer mundo contra el primero, la mujer contra el hombre, los no-alineaods contra los EEUU, el homo contra el hetero, etc., promoviendo siempre la división, el odio y el enfrentamiento, y aparentando estar de parte del más débil para ganarse a las masas por el sentimiento.

Eso de que te venden marxismo para llegar al poder, y luego te dan leninismo cuando ya han llegado, no parecen haberlo entendido los cantamañanas que les apoyan. Quien dijo que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra, se quedó muy corto.

[ NickAdams ] ha dicho:
02-05-2020

Escuchad al demócrata de Fidelito hablando sobre los homosexuales:

¡Cómo los quería y respetaba este rojo!

[ ayer ] ha dicho:
01-05-2020

Viva Orterga, y viva Adán que lo trajo

Viva Voz

Psoe escoria golpista y liberticida

Abajo el comunismo

España y libertad

[ NickAdams ] ha dicho:
01-05-2020

¡Con dos cojones, Smith & Wesson!:

¡Vaya panda de mierda entre los políticos!
[ Marcus48 ] ha dicho:
30-04-2020

Un ¡¡¡¡¡oooooolé!!!!!! así de grande para el blogger. No se puede expresar más claro, ni con tanta ironía

[ doncel ] ha dicho:
30-04-2020

Tu nivel siempre es altísimo, víbora, pero qué gran escrito este último tuyo. 

Pones el dedo en la cabeza del grano, de suerte que el titular que corresponde, y lo que el parasitapollas debió decir, es que ese es un programa y, por "legítima" extensión, España debe ser, no "de rojos y de maricones", sino DE MARICONES ROJOS, que es muy diferente. Ay del que siendo maricón no sea rojo, y no digamos si es patriota: el primer insulto que recibirá de los rojos será precisa e implacablemente el de "maricón".

No os tenemos miedo. No pasaréis. 

España y libertad

Muerte al comunismo

 

 

 

[ NickAdams ] ha dicho:
30-04-2020

En la línea de la entrada de wh y de una  fuente que adoran los rojos españoles: https://www.elpais.com.uy/mundo/vida-gay-corea-norte.html

Esto es el comunismo real. ¡Que te aproveche Vázquez!