[ TIRAD SOBRE EL PIANISTA ]

Blogs de MqM

SEGUIMOS VIVOS

El destino quiso que el mismo día en que jugaban una final Donald Trump y Joe “Gagá” Biden nos enfrentáramos nosotros, en una cuasi final, con el Inter de Toño Conte…, y mientras a estas horas el primer partido no se ha decidido y muchos de los árbitros se han ido a dormir, el segundo, el nuestro, terminó un con resultado claro: 3-2; o lo que es lo mismo estamos vivitos y, al menos con Karim, Ramos y Rodrygo, goleando.

Quizás me equivoque, pero yo pienso que Zidane no estudia lo suficientemente a cada rival. Creo, y se vio con los cambios, que ayer era un día para arrancar con Vinicius y Rodrygo y no con Hazard y Asensio; y no es que el belga haya estado mal, que no lo estuvo, pero su juego encajaba menos con el planteamiento de Conte. Asensio, por su parte, intercambió papeles con Lucas Vázquez, y  este,  supuesto lateral, estuvo más activo en ataque que el mallorquín.  Por cierto, buen partido de Achraf -otro del que, como Reguilón,  no debíamos de habernos desprendido-, a pesar de que nos regaló el primer gol en un error descomunal.

El segundo gol, el que nos dio una tranquilidad de corta duración, llegó tras un saque de esquina marca de la casa Kroos y remate de cabezón made in Ramos. Y tras ello, y aunque el Inter con su juego largo no dejaba de inquietar a Courtois y a su defensa, pensamos que el partido estaba “casi” encarrilado. Craso error: dos minutos después recortaban los de Milán con un jugadón de Barella que dejó al persistente Lautaro solo ante un belga indefenso.  

Tal vez las cosas habrían sido diferentes si  Benzema o el Fede no hubiesen fallado un par de claras oportunidades en un primer tiempo, donde también el Inter tuvo oportunidades claras. Fue, digámoslo con claridad, una primera parte nada aburrida y eso, también, hay que agradecerlo.

El problema empezó cuando algunos jugadores del Madrid comenzaron a sentir el cansancio y bajaron sus prestaciones; todo ello se cruzó con un fallo de Lucas en disparo a la portería, la salida de Hazard y Asensio por Vinicius y Rodrygo y el empate de Perisic que alejó considerablemente las opciones de clasificación para la siguiente etapa. El Madrid, durante unos minutos, pareció noqueado y la posibilidad de una derrota definitiva planeó sobre el Di Stéfano: el Madrid no veía puerta, ni siquiera se acercaba a ella y Lautaro y Perisic volvieron a tener un par de opciones para rematar el partido. Se aproximaba el minuto ochenta y ZZ decidió que era el momento del juego incisivo e hizo la única sustitución posible: Modric por Kroos, ya que tal como estaban las cosas el Pajarito y Casemiro se nos antojaban, a todos, imprescindibles. 

No sé si fue la entrada de Lukita, esa flor anal que tantas veces hemos atribuido al francés o, simplemente, que los jóvenes brasileños –que talento tienen- están madurando, lo que nos llevó a conseguir el precioso botín del gol de la salvación:  Valverde se la pone en largo al Vini, este no olvida la adverencia de que nunca debe perder de vista a Benzema y Karim, haciendo de Karim, la pone a los pies de Rodrygo, nuestro David, que mata, sin piedad y sin honda, al gigante Handonovic.

Seguimos vivos, sí, pero aprendamos algo positivo de lo que ocurrió ayer, pues la siguiente batalla, la de Milán, me temo que será, para los nuestros, mucho más dura que esta. Toma nota, ZZ, y estudia, que la suerte no es eterna y la tuya no será la excepción de la regla.

COMENTARIOS [0]
[ ocin ] ha dicho:
04-11-2020

Vi el  partido con mi camiseta de la suerte, y al final resultó que conseguimos la victoria que estuvo en peligro durante mucho tiempo. Nos gusta demasiado jugar al pie, y éso es muy peligroso cuando nos presionan muy arriba. Estoy de acuerdo que para jugar en largo, no pueden jugar de extremos, los dos jugadores que ayer salieron y que gracias a los cambios, otra vez, pudimos ganar.

Vamos a ver como sale en San Siro, pero no tenemos muy buena pinta. ZZ......

¡¡¡¡¡¡ HALA MADRID !!!!!!!

[ retaso ] ha dicho:
04-11-2020

Decían que el Borussia tuvo mucha suerte, de dos ataques que nos hizo nos metió dos goles. Yo creo que la única suerte que tuvo fué la de confrontarse con nuestra anárquica defensa. La misma que tuvo anoche el Inter. Menos mal que no hablamos del Bayern, el Atalanta o el PSG.