[ TIRAD SOBRE EL PIANISTA ]

Blogs de MqM

VUELVEN LAS VETUSTAS VEDETTINAS

Todo parece indicar que, contagiado por el ambiente de “mediadores” y “diálogos” con el que nos intoxican diariamente aquellos que no quieren lo más justo para España, nuestro querido Zizou decidió imponer la paz antes que la gloria y rescató del banquillo a dos de las más vetustas y mediáticamente aclamadas golondrinas blancas: Marcelo e Isco. Y no sólo hizo eso, no,  sino que sentó en el banquillo a la perla belga de florentino, Courtois, y volvió a colocar en la portería al piadoso Keylor, que le devolvió el favor con un paradón de puros reflejos en lo que pudo ser el primer gol del Celta. Reapareció también el único tridente avanzado posible en una era post-cristiana:  Bale, Benzema y el muchas veces lánguido Asensio.  Pienso, además, que las inevitables ausencias de Casemiro y Carvajal hicieron posible los noventa minutos de Relámpago Odriozola y las apariciones de Fede Valverde (siempre cumple, siempre rinde; entró por Modric) y Ceballos (sustituyó a Isco). No pongo en el paquete a Mariano el Bueno (por Benzema: diez minutos y si te vi no me acuerdo) porque tengo la impresión de que el dominicano es de los que cuentan para Zizou, el Protector Florentino 2.0. Quizás Nivea esté valorando, si la vuelta del francés resulta efectiva, la idea de introducir un nuevo producto especializado: Zizea  for Tito.

Podríamos volver a empezar a hablar de nuevo de la flor zidanesca, pero creo que no sería justo; la única fortuna – y no se le puede atribuir a él- fue la de iniciar su nueva andadura ante un impotente Celta –lo siento, Abel-, que, además, estaba privado de su máximo goleador: Iago Aspas. Para colmo de males, apenas a tres minutos de comenzado el partido, pierde, por lesión, a uno de sus más fiables defensas: Juncà. Aun así, la primera oportunidad clara de gol fue para el Celta -el antes mencionado paradón de Navas-, y el Madrid, lento y echando muchísimo de menos a un jugador de desborde como Vinicius -y no me pregunten si el míster, de estar sano el brasileño, lo habría alineado-, no tuvo una ocasión diáfana hasta el minuto treinta, cuando un paciente y seguro Asensio mantuvo el control del balón en el área grande hasta encontrar a quien servir un pase letal. Eligió a Benzema, pero el francés falló, y Bale, que andaba por allí, no se lo pensó dos veces y disparó… al larguero.  

El Madrid, sin "cortadores” como Casemiro o Llorente y con jugadores con poca vocación defensiva, retrocedía lentamente y, eso, habría dado mucha vida -y goles- al Celta si este hubiese contado con jugadores de mayor calidad. Recuerdo, al menos, tres o cuatro contras clarísimas durante todo el partido en las que el jugador que conducía al balón no fue capaz de dar un último pase que se pudiese calificar de regular: todos fueron insuperablemente malísimos. Eso nos ayudó mucho, no es bueno negarlo, a mantener inviolada nuestra portería.

Y así, a pesar de un buen disparo de Marcelo y un cabezazo de un desmarcado Ramos, tras un saque de esquina, el marcador no se movió y llegamos al descanso con un poco tranquilizador cero-cero.

En la segunda mitad el Madrid mejoró algo –aunque no lo que hubiésemos deseado- y apenas pasados diez minutos, luego de un rechace en el área, Modric -el mejor jugador blanco del partido- dispara un poco trompicado y se la cuela a Rubén. Parecía un gol limpio, pero el VAR no lo consideró así y valoró las posiciones de Varane y Ramos como la de colaboradores ilegales…, y eso que un caballeroso Varane se apartó para dejar ver al portero celtiña por dónde era que se la metían, pero ni eso.  No se desanimó el Madrid, y Asensio volvió a hacer de las suyas -que se repitan muchas veces-, esta vez dio con Benzema que, embarullado por los defensas, se la dejó a Isco Alarcón y este marcó el primero en su última intervención en el partido. Esto permitió que el malagueño -partido mediocre- se marchara aplaudido al vestuario. ¿Otra señal de que la suerte está cambiando? Lo digo porque estaba claro que la sustitución de Isco estaba ya decidida. 

A partir de ahí fue como si el Madrid se liberara de un enorme lastre -me refiero al gol y no a Isco, mal pensados-  y comenzó una fase de mejor juego que terminó con el gol de Bale a pase de Marcelo. Asensio, justo es decirlo, también tuvo la suya.

Pero lo mejor de la jornada llegaría -¿otra buena señal zidanesca o una indicación de que al Cholo se le acaba la fortuna?-  con la derrota del Atlético en Bilbao: estamos ya a dos puntos de la segunda plaza y de su más que posible adquisición. ¿Quedan dudas de  que el Zizea for Tito puede funcionar?

COMENTARIOS [0]
[ wh ] ha dicho:
18-03-2019

Counali, Ayer: en menos de 20 minutos nueva entrada.

[ ayer ] ha dicho:
17-03-2019

Y no solo eso, Magister Felium. Es q la Primera dio a los secesionatas bombo, platillo y altavoz. Vete a explicar luego en el exterior q son un puñado de delincuentes sin razones.

Pérez sobra en el RM por su nula voluntad de combatir la mafia enemiga, pero sobra en particular por la vergüenza y sinvergonzonería del asunto Roures.

Nos espera una dura cabalgada en futbol (aguda) y meta.

Me viene a la mente el tema de la Marshall Tucker Band:

https://m.youtube.com/watch?v=DeDiql6Nha8

[ ZAPEZIPI ] ha dicho:
17-03-2019

No tengo hoy el ánimo para entrar en los detalles bien apuntados ya por WH. Tarde espléndida en el Bernabéu. Casi de verano. Vuelta a la normalidad. Paz y amor salvo algunos grititos de dimisión, la seguridad lanzándose en plancha sobre el intento de despliegue de algunas pancartitas irreverentes; con las figuras esforzándose, ZZ en la banda, victoria… Todo en orden.

¡Enhorabuena, Florentino! Lo digo también porque cualquier jefe debe sentirse orgulloso de los éxitos de sus empleados y este sábado tiene un motivo añadido para ello.

Me refiero a su fiel empleado (o contratado) señor Roures que ha tenido el honor de retransmitir al mundo mundial la gran manifestación de sus colegas los golpistas catalanes allegados gratis hasta el foro para hacer el ridículo. Mientras, a unos metros de distancia, otros tomábamos el sol en las gradas del Bernabéu justo al lado de una de sus cámaras de TV. Se ve que no tiene dedicación exclusiva.

Si un empleado mío diese tanto de sí, reconozco que estaría emocionado y orgulloso. Definitivamente Real Madrid TV está en unas magníficas manos.

Y sin embargo, cabalgamos. Como cabalga el Okupa&Asociados (Roures incluido) hacia la permanencia mientras decidimos, en ambos escenarios, si son galgos o podencos.

[ Alekhine ] ha dicho:
17-03-2019

Hoy, amigo wh (y, fíjate que sigo llamándote amigo a pesar de tu empeño en dedicarme portadas), no discrepo excesivamente contigo. De hecho, estoy bastante de acuerdo en algo que has insinuado y, yo, llevo diciendo desde hace ya más de un año: Isco y Asensio no son compatibles. Y lo han demostrado ya muchas veces. No; no es porque se estorben sino, porque con los dos sobre el campo, el juego se vuelve premioso, lento, con tanta conducción y tanto gilipase repetitivo de adelante-atrás en cinco metros que, para lo único que sirve es para que el adversario recupere la posición y se pierda la ventaja de haber robado el cuero en posición adelantada. Uan vez que se fue la rémora mayor, Asensio voló mucho más suelto, más rápido y con más espacio. Aunque, sigue teniendo medio gripada su marcha atrás: excesivamente lenta y a tirones.

En la primera parte, hubo varias jugadas curiosas: 1) agarrón y derribo a Odriozola en el borde/dentro del área que revisa el VAR S.A. y no la sanciona. ¿Por? Falta o penalty (no la repiten en plano corto para saber si sigue dentro del área) y amarilla. 2) Tras el remate de Bale al larguero, Asensio va al rebote, sin entrar a nadie y recibe un patadón del defensa (que no le ve llegar) que se hace daño al golpear y derriba al mallorquín: penalty de libro. Sin embargo, se sanciona con falta de la víctima. 3) Se anula un gol de Karim por falta de Bale que no es. El defensa celtiña, al ver que Gareth le ha superado, se tira contra el braceo de carrera del galés, buscando el golpe y la falta. Más o menos, lo que, siempre, le sancionan a Suárez.

En esta parte, hubo cuatro juadones de Bale, de puro extremo, con centro-banana templadísimo que no se aprovecharon porque, si bien Benzemá fue hacia el primer palo, correctamente, Asensio, en vez de ir buscando posición de remate en el segundo palo, se fue hacia la misma posición que Karim.

En la segunda parte, además del gol anulado (no es igual que los que valieron de la farça por posiciones mucho más intervinientes de Suárez y Rakitic, que saltan para que el cuero les pase por debajo), hay una falta/penalty a Bale en una pared con Mariano que, ¡cómo no! Martínez Munuera, no le da la gana de sancionar. Vamos, como siempre.

 

[ ocin ] ha dicho:
17-03-2019

De acuerdo con tu crónica, y para mí, lo más reseñable fue la suerte de ZZ. Este partido no lo hubiésemos ganado con el Protector. 

Paciencia,y ahora a ver cuando se vayan recuperando los buenos anteriores, como se gestiona el vestuario. Recordemos que ZZ se fue, porque los que sacó ayer no querían jugar como el quería.

¡¡¡¡¡ Viva la ESPAÑA Viva !!!!!