[ TIRAD SOBRE EL PIANISTA ]

Blogs de MqM

KARIM TIRA DEL SOLARICARRO

El Madrid de Solari, que todavía arrastra mucho de los tics tikitakos del Zombitegui Team, sigue teniendo también dos caras. Una de ellas, aburridísima -tanto que dan ganas de apagar el aparato de Movistar-, es la que se muestra a través del movimiento inútil de balón del centro del campo hacia atrás y que sólo sirve para que el enemigo apriete las filas de su retaguardia y, cuando los calmados soldados blancos deciden que es hora de atacar, no encuentren huecos por donde filtrar balones.

La delantera del Madrid de esta –hasta ahora- pésima temporada parece estar siempre en jornadas de entrenamientos. Es como pensaran que le sobra el tiempo para hacer juegecitos en el área rival ¿Que es lo que le meten entre ceja y ceja  los entrenadores? ¿Que son los mejores del mundo-mundial? ¿Qué los demás no les llegan ni a la altura del tobillo? Lo digo porque, al ver los numerosos fallos que, partido tras partido, nos regalan en el área rival –y ayer fueron muchos-, uno no tiene más remedio  que pensar en una especie de “Síndrome de Valdebebas” que les nubla las entendederas a jugadores tan buenos técnicamente en los partidos oficiales.

El golazo de avezado delantero centro de Wass, que nos puso por delante cuando todavía no habían transcurrido diez minutos de partido, fue un regalo inesperado a pesar de que llegó como consecuencia de una buena recuperación de Marcos Llorente (otro gran partido, y ya van dos de forma consecutiva) y un centro de Carvajal –partido impecable en esta ocasión- que, como ya dijimos, aprovechó de maravillas el momentáneo jugador 12 del Madrid.

Luego de la temprana ventaja, el aburrimiento y la inoperancia en ataque fueron la marca de la casa hasta que, ya cerca de la media hora de partido, Bale nos despertó con un fuerte golpe con su izquierda en el que se lució el cancerbero che.  Y, después de esto, poquita cosa que reseñar.

Un gol parecía una ventaja muy pobre, sobre todo porque conocemos que a nuestro equipo se la lían en 0,9 segundos, cosa que se encargaron de confirmar los marcelinos desde el mismísimo comienzo de la segunda mitad: Santi Mina, Paulista o Batshuay pudieron ponernos las cosas muy negras durante la larga siesta blanca. Por suerte, Courtois no se contagió con la actitud de sus compañeros, cosa a la que ayudaron los valencianos que lo que se dice finos tampoco estuvieron. De todas formas, las cosas no pintaban nada bien y un Bernabéu silenciado daba ánimos indirectos al contrario. 

Mientras todo esto ocurría en el campo, en la banda, un calmado Solari preparaba –tarde, como siempre, en mi opinión- tres cambios: el primero, en el 64, el de un aparentemente lesionado Bale (que sigue sin dar su nivel, ya sea en la derecha o en la izquierda) por Marco Asensio; el segundo, en el 72,  el de Voy Mejorando Modric por Fede Valverde; el tercero, en el 81, el de Ceballos por Isco. Otra vez se quedó sin jugar Vinicius para beneficio de Asensio, que, una vez más, me dejó malas sensaciones. ¿Qué es lo que pretenden hacer con Vinicius¿ ¿Que madure mediante la técnica de culo presionado por banquillo? De los tres cambios, el que estuvo mejor –una vez más- fue Fede Valderde.  

Poco después de la entrada de Isco, Carvajal atravesó con un balón, atado y bien atado, casi toda la banda derecha,  que delegó, mediante medido centro, a un bien situado Karim (para mi, junto con Carvajal, el mejor de los blancos y el que está intentando tirar del carro), que se lo puso en bandeja a Lucas Vázquez, quien, sin bicicleteos ni demás tonterías habitales,  lo mando directo a la red. Lo único raro de toda esa bonita jugada lo aportó el VAR, parando el juego para analizar lo ocurrido.  O estos del VAR tienen dentro de la garita un bar o no se entiende qué carallo andaban buscando para quitarnos el gol del cierre y la tranquilidad. ¡Hum!

Resumiendo, que es gerundio, otro partido nada reseñable por parte de los nuestros pero, y lo digo satisfecho, me ha gustado el desempeño de esos que tan poco pintan para el vedetismo de vestuario: Llorente, Reguilón, Fede Valderde y, con su más y algunos menos, Ceballos.

Y, oigan, el carro tiene que moverse con más rapidez y más acertadamente. ¡Entérense ya!

COMENTARIOS [0]
[ retaso ] ha dicho:
02-12-2018

Pues yo ayer me inflé a fútbol, ya que después del Madrid - Valencia ( a éste le tenía ganas, porque estaba seguro de que íbamos a ganar, y ya me tienen muy hartos los chés, que todos los años vienen con la cantinela "el sábado os váis a enterar, os ganamos seguro", y no les repliques nada, que entonces te acusan de presuntuoso...), después, digo, me ví en diferido la final del Mundial Sub 17 de las chicas.

¿Y como juegan las chicas? Son hábiles para quedarse con el balón, pero jugar al fútbol, lo que se dice jugar al fútbol... Lo que hacen es rifar el balón. Lo tiran palante, a que lo pille una compañera -o no. Y oye, con ésas mismas, campeonas del mundo. A ver si aprenden del Madrid, que cuando llega al área rival lo pasa a uno que está un poco más patrás, y ése a otro, y ése a otro, y al final lo coge Courtois. Grandísimo para mejorar nuestras cifras de posesión y pases acertados - en RM TV deben estar que caben en sí de gozo.

Empiezo a colegir que CRonaldo metía tantos goles porque les habia sorbido a los demás el ansia viva de marcar. Y así sucede que está un madridista en posición de fusilar y se entretiene, y se la pasa a otro, que se entretiene y se la pasa  a otro, que se entretiene -ése, al menos, ya no se la pasa a nadie, porque para entonces les han arrebatado la posesión (¡mecachis!, malo para las cifras...). El tal Lucas Vázquez parece el más espabilado de todos, porque se dió cuenta de que la única manera de marcar gol era pegarle a la bola según le llegaba -y 2-0.

Bueno, llegados al punto de que las andanzas de este equipo nos las podemos tomar a choteo, ¡lo que nos vamos a divertir este año!

[ bg_rules ] ha dicho:
02-12-2018

El juego del Madrid es, además de previsible, insoportablemente soporífero. No tiene ni un solo jugador que desequilibre yéndose en el uno contra uno. El único que teóricamente debería ser capaz de desbordar es Bale, que está de vacaciones y, para mí, definitivamente amortizado. Ayer, muy bien los canteranos en actitud, pero son lo que son. Llorente, faltando Casemiro, es imprescindible.

[ Pailán ] ha dicho:
02-12-2018

 

Intervengo para que nuestro gran wh no se me ponga celosona y se queje de que sólo comento otras entraducas. Por cierto, muy buena la tuya de hoy. Gracias.

Vi el final de la primera parte y toda la segunda. Primer partido que veo en la temporada, tengo que confesar. Y, oiga, me pareció un correcalles, sin nadie que pusiera pausa, controlara o aportara algo de criterio. Me pareció que Courtois, Llorente, Carvajal y Ceballos jugaron un partidazo y, por el otro lado, Parejo se salió. Pero, claro, sin nadie que me haga una marca decente, yo también me meo a seis ingleses en el estadio Azteca, qué quieren que les diga. En el lado negativo, Bale no lo vale y Ramos y sus ramadas. Lo de siempre. 

Veamos si hay continuidad. Por mi parte, prometo firmemente nunca más pecar, comentar las entraducas del líder y ver los partidos del Madrí, así sean contra el Éibar (¡¡Ooops!! ¿Dije Éibar?).

Sigan, sigan

[ NickAdams ] ha dicho:
02-12-2018

Me gustó tan poco la primera parte que decidí prescindir de la segunda. Los peor, es que luego de leer lo ocurrido, no lo lamento.

Este Madrid necesita despertar o que lo despierten, pero no vamos nada, nada, nada bien.

De todas formas hoy el partido importante es el que se juega en Andalucía.

¡Arriba VOX!