[ TIRAD SOBRE EL PIANISTA ]

Blogs de MqM

VINICIUS RETRATA A ZOMBITEGUI

La era post-zombitegui se inició ayer, en Melilla, al mismo tiempo que el bueno de Julen se dedicaba a la durísima tarea de pensar en qué se iba a gastar los tres milloncejos –no salidos, por supuesto,  de los bolsillos florentinos- recibidos como contractual recompensa por dejarnos, tras nueve deplorables jornadas, en la novena posición y a siete puntos de un más que renqueante líder.  ¿Y decía yo mismo que el Zombi no tenía suerte?  Craso error.

Pero bueno, dejemos al fumigado y centrémonos en el recién llegado, “Condoscojones” Solari , que ya en su planteamiento inicial –con la sola, pero significativa, debilidad de no enfrentar el oportunista reto de Canelita- dejó meridianamente claro que la revolución del vestuario es imprescindible y que hay muchas sagradas vacas que deben ir a comer yerba a la grada. Cierto que nos estábamos enfrentando a un Segunda B, pero,  ¿y lo que pasamos el año pasado ante equipos de similar categoría como el Fuenlabrada?  Sólo dos “A” aparecieron como titulares: Benzema, que no estuvo mal y marcó su golito, infallable, a puerta casi vacía, y el ya antes mencionado Capitán, que estuvo aún más fallón que de costumbre. Del resto, no me gustó nada Lucas Vázquez -que este año ha dado un significativo bajón de rendimiento-, que estuvo más que fatal de cara a la portería y perdió muchos balones en el medio del campo. Es el momento de decir, para ser justos, que la fuerte lluvia que acompañó casi todo el partido y la supuesta –por lo que vi- mala calidad del césped melillense hicieron que el balón corriera poco y eso estropeó muchas jugadas e hizo que la posesión de la pelota cambiara del azul al rojo coral  con una frecuencia anormal.  Aclarado lo anterior, el resto de titulares estuvo a buen nivel y, entre ellos, destaco a cuatro: Vinicius Jr, Reguilón, Odriozola y Llorente. El debutante central Javi Sánchez tuvo buenos momentos pero también fallos puntuales de peso.

El partido fue raro: en los primeros minutos de cada mitad, los de Melilla salieron en tromba, presionaron arriba, movieron rápido el balón y crearon más de una ocasión para abrir el marcador  -la mejor de todas, casi el comienzo, con la inestimable ayuda del linier más fallón en lo que va de temporada-, pero fallaron, siempre, en el momento decisivo. El dubitativo arranque del Madrid me hizo pensar que los tan nombrados “doscojones” de Solari se habían quedado en el vestuario para no mojarse, pero, afortunadamente, no fue así, y a los quince minutos ya los blancos mandaban con autoridad.  Perforaron la valla melillense, en el veintiocho, gracias a carrera y buen pase de Odriozola -¿lo viste, Julen?- que dejó a Benzema, bien colocado, la delicada tarea de empujar la pelota en la dirección correcta.  Poco antes del descuento, Vinicius, tras jugadón, le dejó un balón de casi-gol a Lucas que este, encasquillado, desperdició. Quizás esto motivó aún más al brasileño, que, ya en el descuento y escarmentado con el destinatario anterior, se volvió a colar en el área y le envió el balón Asensio, que el mallorquín, de primeras y sin titubeos, se lo coló al muy buen portero Daniel Barrio. Así, el dos-cero con que saldó la primera mitad tranquilizó definitivamente a los pesimistas blancos –aclaro, ojo,  que nunca estuve entre ellos-.

“Two-balls” Solari dejó en el vestuario, en la segunda parte, a Canelita y Karim y cambió el esquema colocando a Asensio de delantero centro –no recuerdo precedente alguno de esto-, a Nacho en el sitio de Canelita –y con el brazalete que nunca debió llegar al de Camas- y a Fede Valverde llevando las manijas del centro del campo con Ceballos y Llorente.  La segunda mitad, como ya apuntamos,  comenzó igual que la primera, con dominio melillense, aunque esos dos goles pesaban lo suyo y pronto volvió el Madrid controlar el cotarro totalmente. El tercero, que retrasó todo lo que pudo Barrio contando con la eficaz ayuda del larguero –el que disparó al palo fue Vinicius-, llegó en el minuto  80, desde la banda izquierda, la de Reguilón y Vinicius:  taconazo del brasileño al canterano, que centra y provoca un mal despeje del portero rival que intenta aprovechar Vinicius, pero el que llega, al final, es el veloz Odriozola, que la mete hasta el corvejón: 0-3. El propio lateral derecho será también protagonista del cuarto y último de la noche, que marcó el recién incorporado Cristo –aclaro, González, para que ningún podemita me intente quemar como en el 36-, también en el descuento.

¿Y quién fue el jugador más brillante en esta goleada? ¿El que más nos hizo disfrutar? Pues sí, ya lo habrán adivinado: Vinicius Jr, el mismo al que el sabio Zombitegui ninguneó hasta la extenuación –propia, no del jugador, aclaro, de modo que  supongo que algo de masoca tendrá el exmíster-. Vinicius demostró que, aparte de tener muchísimo talento, no es nada egoísta, y busca siempre a sus compañeros mejor colocados. Solicito, humildemente, que se repita con frecuencia esa banda izquierda con Vinicius y Reguilón;  con estos dos funcionamos mejor.

COMENTARIOS [0]
[ retaso ] ha dicho:
02-11-2018

En algún lado oí el rumor de que se preparaba una pitada en el Bernabéu contra Ramos, pero que la directiva la había frenado. Si eso es cierto, me preocupa aún más que me disgusta, pues siempre he creído que el principal valor del Madrid estaba en las gradas, y que la exigencia del Bernbaéu es vital para que nuestro club aspire al máximo en vez de ser conformista. Me temo que una característica del florentinismo es el controlarlo todo, y tener a la gente anestesiada, repitiendo como papagayos eso de "el mejor del mundo" -o sea, los mundos de Yupi.

También, si eso es cierto, se entiende la alineación de Ramos en Melilla, tratando de lavar su imagen.

¿Desafío de Solari a las vacas sagradas? Veremos en Liga, y sobre todo en Champions, porque el no alinear a Kroos y sus secuaces es lo habitual en partidos de Copa contra un 2º B. Si en Champions vuelve a sacar a Vinicius, Llorente, Odriozola y Ceballos, podremos creer en que hay una revolución en curso, un toque de atención, o una dosis de realismo que nos lleva a entender que quienes no están bien, por muchos balones de oro a los que aspiren, es mejor que no jueguen, y tengan tiempo para recuperar las fuerzas y las ganas. Ya veremos...

[ bg_rules ] ha dicho:
02-11-2018

No vi el partido, así que no puedo comentarlo. Sí puedo decir que lo de Vinicius no es sorpresa. Lo vi jugar hace unas semanas con el Castilla y me pareció muy bueno, desde luego mucho mejor que para marear la perdiz consiguiendo levantar una sanción y disponer de él en Barcelona para, finalmente, mandarlo a la grada. Igualmente, lo de Odriozola resulta incomprensible. Prescindir de ambos es asunto en el debe de Lopetegui. Sin embargo, el primer asunto en el debe de Solari es mucho más preocupante: no sólo ha mantenido en su estatus a Canelita en Rama, sino que lo ha elevado a los altares. Para quienes creemos que la curación de la enfermedad del Madrid pasa por limpiar a este jugador, este es un error dramático. O sea, más de lo mismo.

 

[ ocin ] ha dicho:
01-11-2018

Nadie,o al menos no se dice, ve similitudes de Vinicius Jr. con Mbape del primer año del Monaco ?

Si a este jugador se le dan partidos, tenemos un gran jugador a la vista. Es rápido, no se acobarda, encara siempre y la suelta en el momento de asistir al mejor situado. No veo la razón por la que el anterior mister, no le haya dado mas minutos. Sólo encuentro como posible explicación, el cordón sanitario (perdón, está de moda) de los niñatos que mandan ahí.

Vamos a tener una poca paciencia, para saber por donde se va a mover Solari.El sábado será la primera oportunidad.

¡Hala Madrid!

ESPAÑA, VOX y LIBERTAD

[ NickAdams ] ha dicho:
01-11-2018

Sí, señor, un verdadero placer ver jugar ayer a Vinicius Jr. ¿Por qué no lo alineaba Julen? ¿Presiones de las vedettes? ¿No sabía apreciar la utilidad de un jugador de estas características? Me temo que la cosa vaya por lo primero, por lo que que ya sabemos que desde hace mucho tiempo había que desinfectar con el efectivo Zotal.