[ TIRAD SOBRE EL PIANISTA ]

Blogs de MqM

ZINEDANDRO VI DE MADRIDONIA

No se podía elegir mejor sitio que la tierra de Alejandro Magno para celebrar la sexta corona de Zinedán. No recuerdo otro caso en el Real Madrid en que un entrenador sin historia –con el agravante de que su paso por el Castilla no fue precisamente brillante- alcanzara tantos éxitos en tan corto período de tiempo. Evidentemente, no todo es mérito del francés, pues heredó una gran plantilla, pero él ha sabido gestionar los egos, y el mejor ejemplo que de ello sabe fueron los minutos que ayer regaló –porque fue casi un  homenaje-, en un momento en que el partido aún no estaba ni cerrado ni controlado al ciento por ciento, al jugador más laureado del equipo blanco, el Mariscal Ronaldo, Príncipe de Funchal. 

Ayer nos enfrentábamos al supuestamente peligroso MouTeam, y ambos entrenadores, como es habitual en encuentros donde hay tanto prestigio en juego, jugaron al despiste: Sisú, dejando entrever que CR7 podría ser titular; Mou, con el esquema de su equipo, pues se creyó entender que abandonaría la nueva fórmula de los tres centrales. Nada de esto ocurrió, y la victoria del Madrid, que pudo y debió haber sido más amplia, dejó registrada , blanco sobre rojo -que con los colores de nuestro club no se juega-, la superioridad del Real sobre el United. Zidane no se rompió mucho la cabeza, quizás remitiéndose a eso de que no se toca lo que funciona, y sólo cambió la pieza que había estado de largas vacaciones (Ronnie) por la que había hecho los deberes y estaba supuestamente sana (Bale). 

El partido comenzó como deseaba Mou, con el United apretando arriba la salida del balón y, a causa de ello, con el Madrid desnortado en ataque aunque sin perder los nervios del todo en defensa. A Modric y a Kroos no se les vió tocar el balón en esos únicos minutos –alrededor de quince- donde el partido estaba del lado de los chicos patrocinados por Chevrolet… por suerte para nosotros, se les acabó pronto la gasolina y el Madrid se hizo dueño y señor del partido, y parecía sólo una cuestión de tiempo que llegara el primer gol. Eso sí, la forma en que llegó fue otra historia: pocos hubiesen apostado por que el primer goleador fuera Casemiro y que el pase de gol –muy buen centro, por cierto- lo diera Carvajal, antes de que se llegara al minuto veinticinco…, a pesar de que Case había avisado con un disparo al larguero, en el dieciséis, que fue quizás el momento que marcó el inicio del dominio del equipo blanco, que tuvo otra oportunidad bastante clara, al final del primer tiempo, tras jugada de Modric y rechace aprovechado por Benzema que detuvo bien de Gea. El Madrid se fue al descanso con media copa en el bolsillo y el MouTeam con la presión de la remontada. 

La segunda parte fue más de caos, aunque comenzó con el mismo dominio madridista, que se tradujo rápidamente en el segundo gol, para cuya fabricación Benzema, Bale e Isco asociaron sus talentos: un par de paredes y un corto y preciso pase de Bale a Isco, que el malagueño se encargó se colocar, con seguridad, en las redes del United. Momento este para decir que, en mi muy discutible opinión, los mejores jugadores del Madrid fueron aquellos que fueron justamente recompensados con los goles: Casemiro e Isco. Y añado que, en general, todo el equipo estuvo a buen nivel, incluyendo a Bale (disparo al larguero que no entró por milímetros) y Benzema (excelente partido posicional y de asociación; si es que el francés, cuando está despierto y la sangre le circula a la presión adecuada…).  

Teniendo enfrente a un equipo de Mou, por supuesto que no iba a terminar el partido con el dos a cero, así que el Manchester intentó ser más directo, se rompió un poco el corsé táctico y empezaron a llegar oportunidades para ambos bandos, aunque las de los chicos de Mou eran más de contraataque: Lukaku tuvo una buena que permitió lucirse a Keylor; Bale tuvo su larguero, y llegó el gol de la honrilla tras un disparo desde fuera del área de Matic que, por el rebote previo del balón, Navas no pudo controlar y terminó en los pies de Lukaku (tampoco creo que pudo hacer nada Ramos para evitarlo) que fusiló inmisericordemente al tico. 

Y, luego de la segunda hidratación, comenzaron los cambios en el Madrid: se fueron Isco y Bale y entraron Asensio y Lucas Vázquez quienes tuvieron muy buenos minutos y se fabricaron una clarísima oportunidad de gol en el largo descuento de siete minutos provocado, en su mayor parte, por una prolongada e ilegal atención médica, en el campo, a Fellaini, que había entrado por Ander Herrera en un intento de Mou de cambiar el desenlace del encuentro apostando por un juego más directo. Luego de esta decisión,  aunque el United tuvo un par de buenas ocasiones, el marcador no volvió a trabajar y el SisúTeam se apoderó de otra copa más que hará aún más valiosas las superpobladas vitrinas florentinas. 

Aviso a navegantes blancos. 

Una de las mentiras mejor vendidas por el cutre periodismo deportivo patrio –hay honorables excepciones, por supuesto- ha sido la de que Mourinho dividió al madridismo. Falso: lo que hizo Mou fue animar y representar a esa facción del madridismo –no sé si mayoritaria o minoritaria- que deseaba y desea poner el mérito y el esfuerzo por delante de los nombres y que detesta el vedettismo animado y/o consentido por Forbestino I de ACS (la corona de Forbes parece que la ha perdido). También dejó claro que no es posible ser mourinhista y, al mismo tiempo, florentinista. Y sí, lo sabemos, nadie es perfecto, y Mou ayer no estuvo bien en sus quejas sobre el supuesto fallo arbitral, puesto que si bien puede haber dudado legítimamente sobre la posición de Casemiro en el primer gol, también hubo otras decisiones arbitrales que merecían críticas y dudas y no precisamente a favor de United. Sí que estuvo bien yendo a saludar a toda la plantilla y al equipo técnico del Madrid, y regalando su medalla a un pequeño seguidor del United que nunca olvidará ese día. Sí, ya sé que algunos dirán que regaló la medalla de una derrota: siempre se puede buscar el lado negativo de todo si esa es la intención.  También reconozco que, ayer, Sisú lo derrotó en elegancia (ese chandal de Mou daba miedo sólo de mirarlo). 

Algunos, como yo, siempre estaremos agradecidos a Mou por su trabajo en revivir lo mejor del Real Madrid y le deseamos que este año, con un equipo nuevo y en formación, arrase en el Reino Unido…Los títulos europeos, eso sí, son asunto del Madrid. 

COMENTARIOS [0]
[ portega ] ha dicho:
10-08-2017

De acuerdo con el relato del partido del autor, aunque con un 9 el partido se hubiese acabado en la primera parte. Importante seguir marcando, pero por unas u otras causas siempre recibimos. Navas no termina de corregir sus despejes y eso dio oportunidad al MU de meterse en el partido.

Capítulo aparte para Mourinho. Se le nota cierto resentimiento. No dudo de que su paso por el Madrid fue vital para los triunfos de ahora, inculcándoles una competitividad que no tenían o que habían perdido.

Pero lo de ayer roza el ridículo con sus quejas por el arbitraje (aunque en el cómputo nos perjudicara). El espéctaculo en el descanso de cara a la galería con los árbitros, lo de buscar a Cristiano en el descanso y lo cariñoso con Bale el otro día y como no se ha declarado en rebeldía o ha hecho declaraciones hoy le ignora o hablando del homenaje del árbitro a Ronaldo. En fin, ni ha evolucionado como entrenador y su personaje cada vez le devora más. 

[ wh ] ha dicho:
09-08-2017
Citando a ayer :: No. 2 :: 09-08-2017

Uveacheeeeeeee

Estoy de acuerdo en la totalidad de tu relato.

Pero...

Nunca antes me mencionaste tantas veces sin saludarme.

¿Pogké?

¡Jajajajaja! Ha sido un castigo por el tiempo que llevabas sin comentar. 

[ ayer ] ha dicho:
09-08-2017

Uveacheeeeeeee

Estoy de acuerdo en la totalidad de tu relato.

Pero...

Nunca antes me mencionaste tantas veces sin saludarme.

¿Pogké?

[ NickAdams ] ha dicho:
09-08-2017

Ganamos, que es lo más importante y lo que más se disfruta. No hubo juego notable por ninguna de las partes aunque los nuestros fueron mejores. Victoria merecida.

Sobre la posición de Casemiro en el primer gol, era dificilísimo de ver y cualquier decisión hubiese sido discutida por alguna de las partes. Tengo entendido de que en caso se dudas hay que dar por válida la jugada y eso fue lo que se hizo.

Felices los madridistas, todos, y aún más felices los madridistas anti-mou.

¡Hala Madrid! ¡Viva España!