[ TIRAD SOBRE EL PIANISTA ]

Blogs de MqM

BULGARIA EN EL MADRID

No por esperado ha dejado de sorprenderme el comportamiento de Don Florentino Pérez Rodríguez en la  Asamblea General del Real Madrid, muy cercano al de cualquier dirigente político que no admite, porque se cree infalible, la menor crítica. Miraba uno las caras de los miembros Junta Directiva y sólo veía a personas -voy a conceder que muy capaces todas- del mundo empresarial. No veía mucha diferencia entre estos rostros curtidos en mil batallas financieras o empresariales -y no digo más- y las fotos de eventos similares en el BBVA o, justamente, ACS. Creo que ayer el Real Madrid C.F. murió definitivamente para dar lugar a la empresa Real Madrid S.L.A.F.A. (Sociedad Limitada a Florentino y Asociados). Ahora lo que importa es el dinero. Nos gusta ganar títulos, pero… primero el dinero. Somos el club más rico del mundo y ¡vale ya! ¡Callaros todos y unidos en un solo bloque para no dar argumentos a lo que quieren destruirnos! ¡Ah, cuántas veces he oído esas mismas arengas solamente para proteger los selectos culos de los que mandan! Oiga, señor Pérez, yo – y creo que muchos más también – estamos en contra de su gestión deportiva pero no queremos destruir al Real Madrid. Todo lo contrario. Creemos que es posible otro Real Madrid en el que el dinero no sea el fin y en el que, ante todo, primen los principios y se recompense el mérito deportivo por sobre todas las cosas. 

No quiero entrar en el tema de la gestión económica porque no tengo toda la información necesaria y, además, creo firmemente que en ese importante aspecto de la gestión del club, Sr. Pérez, no sólo lo está haciendo bien ahora, sino que lo ha venido haciendo bien desde el principio. Son aciertos indiscutibles – y muy suyos- la venta de los terrenos de la antigua Ciudad Deportiva, la creación de la nueva – espléndida - y la remodelación del Bernabéu. No hace muchos años que esta remodelación se hizo. Conozco bien el Bernabéu y me parece que tiene un excelente nivel en todos los términos. Es un gran estadio y, además, muy bien situado. ¿Hay necesidad de hacer un nuevo estadio? ¿Se lo pidió algún socio? ¿Alguna peña? No, creo que no. En mi modesta opinión, si se puede tener el mejor estadio del mundo construido en base a las ganancias que obtiene el Real Madrid, perfecto. Si no es así, no tiene el menor sentido vender el nombre de Don Santiago Bernabéu –o compartirlo, me da igual – a fin de construir algo que no es estrictamente necesario. Tengo la certeza de que la construcción del mejor estadio del mundo para el Real Madrid – una calificación discutida y discutible, porque la asigna usted a dedo – es más un problema de orgullo, satisfacción personal y alguna que otra cosilla más – creo que a eso se le llama megalomanía –, que otra cosa. Para los madridistas, por ejemplo, es más importante mantener la histórica sección de baloncesto, deficitaria, puedo admitirlo, que construir un No sé qué Bernabéu. ¿O es que la sección de baloncesto no es parte del Real Madrid? ¿O es que en ACS, su empresa, todas las secciones son productivas y no hay unas que ayudan a sostener a las otras? 

No albergo yo la menor duda de que quiere usted lo mejor para el Real Madrid. Mi duda se asienta en decidir si es usted la mejor opción para conseguir ese Real Madrid del mérito deportivo que tuvo tan bien encaminado cuando entregó las riendas del proyecto deportivo –tema en el que parece usted tan ignorante como su denostado compromisario Mendoza en el económico – a José Mourinho. ¿Por qué no defendió a Mourinho con el mismo vigor que está defendiendo a Casillas? ¿Será porque no creía usted en el proyecto de Mou? ¿Porque ese no es el Madrid de sus sueños? Usted debe a los socios y a todos los madristas una explicación clara y detallada de la salida de Mourinho… pero de eso no habla. Como tampoco ha hablado de la de Diego López. Usted habla solamente de lo que le conviene a usted: las menos traumáticas salidas de Di María y Alonso y la riqueza del Madrid. Todo esto huele a lo que huele, a personalismo, a creerse que representa la mejor opción para el Madrid y, por tanto, a eternizarse en la presidencia del club. 

¿Alguna explicación razonable a la prohibición de sacar bufandas en honor a Mourinho? ¿Con qué nivel de coacción similar a este va a controlar los pitos a Casillas o las más que inminentes pañoladas en su contra? ¿Esta decidido a hacerlo para mantener una apariencia de unidad mediática? ¿A cualquier coste?

Yo le voy a hacer una propuesta: en lugar de gastarse el dinero en un estadio innecesario, gástese mucho menos en conseguir que cada socio pueda votar en una asamblea como la de ayer. Acabe con los compromisarios mudos y vendidos y permita que cada socio puede expresar su voto libremente. No soy socio, pero conozco a muchos que sólo pueden expresar su opinión con pitos, pañuelos, bufandas y carteles. Son socios como usted, con los mismos derechos que usted, así que deje que puedan hablar también como habla usted. Ahora hay tecnología para garantizar esto sin riesgos de  fraude. Si tampoco sabe de estos temas, asesórese y, en la próxima asamblea, conceda oportunidades de  votar - al menos eso - a todos los socios. A todos. Quizás entonces se digne usted a bajar del pedestal en el que se ha asentado y consiga entender lo que realmente quiere una importante parte del madridismo. Usted es inteligente - un don innato - sea, ahora, coherente, que es una virtud que puede usted adquirir... si quiere.

COMENTARIOS [0]
No hay comentarios