[ LA PIEL FINA ]

Blogs de MqM

OTRO LASAZO

Y volvieron a ganar la competición copera por cuarto año consecutivo, pero esta vez los de Pablo Laso se superaron para poder traer a las repletas vitrinas del museo blanco el preciado trofeo, con tres partidos a cara de perro y dos prórrogas incluidas.

Parece que, cuando alguien que se enamoró del baloncesto en su niñez contemplando a los Big Lakers de madrugada, creyendo haberlo visto todo, llega Don Pablo y se empeña en sorprendernos. Se asemeja a ese equilibrista en el alambre y sin red que va superando obstáculos, y tras varios "más difícil todavía", siempre sale airoso para alcanzar el triunfo.

Contemplando hoy el partido con unos amigos, la cuestión no era saber si ganaría el Real, que todos dábamos por seguro, sino ese algo que le hace especial.

Este fin de semana, en la Copa, pudimos comprobar una vez más que los chicos de Laso tienen el gen competitivo en el ADN. Eso que tantas veces repetimos cuando decimos que los jugadores del Real Madrid tienen alma ganadora lo representan los LLull, Felipe, Chapu, Rudy, Ayón... y compañía. 

Son además un ejemplo de esfuerzo y sacrificio, y a pesar de su enorme calidad baloncestísica, saben ponerse el mono de trabajo para bajar al barro a pelear la victoria hasta el final. Quizá sean el ejemplo más claro de que la camiseta sin sudor no gana los partidos ni los títulos.

Jugadores que renuncian a salarios mareantes NBA como Llull, otros que aceptan una rebaja de sueldo como Felipe, aquellos como Carroll o Chapu que aceptan papeles secundarios en el rol del equipo con total naturalidad, el acierto en los fichajes –ya avisamos de la calidad que traía Randolph– hacen una plantilla tan buena en la cancha como fuera de ella.

Leía a un exjugador de baloncesto de primer nivel decir que para ganar al Madrid de Laso había que derrotarlo varias veces durante el partido y, aún así, en ocasiones eso no te aseguraba el triunfo. Lo vimos en cuartos de final frente al Andorra remontando 16 puntos, lo volvimos a ver en semifinales contra el Baskonia superando 8 puntos en menos de 3 minutos y lo repetimos en la final frente a los valencianos resistiendo sus acometidas hasta el final. Cuando parece que los nuestros están contra las cuerdas o en la lona se levantan y literalmente aplastan al rival. Son el Ave Fénix resurgiendo de sus cenizas.

Y el artífice de todo esto es Laso. Removió los cimientos de la sección de baloncesto, dio la vuelta al modelo de juego aburrido europeo por otro vistoso que llena los pabellones y comenzó una etapa repleta de triunfos que corroboran su trabajo. Ha imprimido su tremendo carácter a sus jugadores, de tal manera que ya casi no necesita abroncarlos cuando pide tiempo muerto y las cosas no funcionan. Es tal el control que tiene nuestro entrenador de los partidos que siempre tiene listo un plan B.

Sirva como ejemplo la final disputada hoy en Vitoria. Sufríamos una hemorragia en el rebote, en los dos aros, y cerró la herida a base de lanzamiento exterior y coraje defensivo. Y estamos seguros de que si no hubieran entrado los triples, habría elevado una vuelta más la tuerca de la intensidad defensiva. Sabedor de las limitaciones de sus jugadores, los aficionados ya conocemos que la entrada de Felipe y Nocioni es el toque de corneta del entrenador y el aviso d que toca sufrir un final agónico.

Lo declarado post partido por Laso es toda una declaración de intenciones: "He tenido a jugadores a los que he dicho que se dejaran de leches porque íbamos a ganar. ¿El futuro? A todo el mundo le gusta ganar, pero no se gana de boquilla. Hay que trabajar, y ese trabajo es el que nos va a llevar a hacer grandes partidos como el de esta tarde".

Hoy se alcanzó un hito: nadie antes había ganado esta competición en cuatro ocasiones consecutivas y, sin embargo, nosotros, como el propio Laso, también nos acordamos de aquellos aficionados que, puestos en pie, ovacionaron a sus jugadores en el Palacio cuando los turcos nos eliminaron de la Euroliga el año pasado. Y es que nadie puede exigir que su equipo gane siempre, ni siquiera los aficionados madridistas tan acostumbrados al triunfo, pero siempre premiarán a sus jugadores cuando les vean dejarse literalmente la piel en la cancha, incluso en las derrotas más duras.

COMENTARIOS [0]
[ bg_rules ] ha dicho:
21-02-2017

Otra Laso-alegría más. A este lo quisieron poner en órbita de una patada en el culo, no nos olvidemos. Ojo clínico, que se llama.

Respecto al penalty pitado al Barcelona el domingo. Entendiento que un penalty se produce cuando habiendo un contacto el mismo causa una caída, lo del otro día no es penalty ni de coña, pues Neymar incicia la caída ANTES de que se produzca ningún contacto. Esto de toda la vida se ha llamado un piscinazo, arte en la que este jugador es experto. Se trata, por lo tanto, de otros dos puntos que regalan a la Farsa porque sí. Yo creo que la reacción de Messi tras transformar el penalty se debió a que estaba avergonzado por el regalo. Esta liga manipulada es una mierda como el sombrero de un picador.

[ wh ] ha dicho:
20-02-2017

En la línea de nickadams, Galego49 y el blogger: orgulloso hasta la médula de Laso y sus muchachos. Este equipo ya ha pasado a la historia más gloriosa del Real Madrid y uno se siente agradecido por haber vivido, gracias a ellos, tantas jornadas de gloria.

Yo no sé cuándo van a empezar a construir el monumento a Sergio Llull pero, al menos, debería de estar ya en fase de diseño. 

A Laso, agradecimiento eterno, pues no sólo gana título tras título sino que lo hace con un juego vistoso y trepidante...pero, oiga, es que en este equipo no hay vedettes que pongan palos en las ruedas; lo primero es siempre el equipo.

También ayuda, y mucho, que a Forbestino I de ACS e IPIC no le guste el baloncesto y delegue en los que saben, limitándose a poner la pasta...aunque no se mucha, tratándose del club más rico del mundo mundial.

[ Galego49 ] ha dicho:
20-02-2017

Estos titanes del basquet si que le echan narices  y se vacían partido tras partido y así no hay nadie que pueda reprocharles nada de nada cuando vengan las derrotas. Chapeau para ellos y a ver si aprenden y copian algo los del fútbol, porque tenemos la ocasión el próximo miércoles en caso de ganar, de meterles la puntilla a los farsantes. A por ellos oe.

[ NickAdams ] ha dicho:
20-02-2017

Quitarse el sombrero es poco cuando se piensa en homenajear al Laso Team. Este equipo sí que lo llena a uno de orgullo madridista; a estos supermanes sí que, cómo dice el blogger, hay que aplaudirlos hasta en las derrotas.

¡Y pensar que el cabrón de Florentimo quiso cerrar la seccion de baloncesto! ¡Y pensar que quiso echar a Laso! ¡Joooderrrrrrrrrrrrrr!