[ LA PIEL FINA ]

Blogs de MqM

VERGOGNA EN EL CALDERON

Hacía mucho tiempo, demasiado quizá, que los madridistas sin disfraz (supongo lo mismo para los rumiantes de pipas y seguidores de la canallesca deportiva)  no sentíamos esa dura sensación de vergüenza tras presenciar un partido de nuestro club. Para alguien que sigue desde niño las alegrías y las penas del mejor club del siglo XX, es muy duro tratar de escribir algo después de asistir al esperpento visto hoy en el Calderón. Y más que la propia derrota en sí misma o la dureza de la goleada, que ya fue bastante humillante, lo que más duele es comprobar la actitud de los jugadores en el campo o la capacidad de Ancelotti para disolver la magia de unos jugadores top en el café de la más asombrosa mediocridad. Lo que hemos visto hoy a orillas del Manzanares tardará mucho tiempo en olvidarse, y no tenemos muy claro el daño que a nivel anímico puede suponer.

Y se da la paradoja de que el partido no empezó mal, al menos no como el último derbi en que debíamos remontar y en menos de un minuto se decidió el pase a cuartos de la Copa del Rey. El deseo o las ganas de que hubiéramos aprendido la lección nos hizo creer a algunos que saliendo al tiki taka y con tranquilidad enfriaríamos los ímpetus del rival y que luego la calidad de arriba se impondría. A estas esperanzas se sumaron la lesión de Coke y la sangre de Godín en un choque con Khedira. Todo fue un espejismo, el partido duró trece minutos exactos, los que tardó el Atlético en probar a nuestro portero, o mejor dicho, al espantapájaros que padecemos bajo palos, porque para una vez que tiene un partido de mucho trabajo, el resultado fue demoledor. También en esto de la ignominia de portero volvimos a las andadas. Los gritos de aclamación hacia el toportero del Calderón resultaron demoledoramente crueles para el engendro de capitán madridista. Era el comienzo de lo que se nos venía encima.

Pero no sería justo culpar a un jugador de la catástrofe de hoy, ninguno se libra de la quema. El ejemplo más claro llegó tan solo cinco minutos después del gol de Tiago. La chilena dentro del área madridista de Saúl para marcar el segundo gol rojiblanco explica la actitud en el campo de los jugadores madridistas. Fueron un muñeco de trapo en manos de los hombres del Cholo, estuvieron la mayor parte del tiempo groggy, como boxeador martilleado que busca la campana salvadora contra las cuerdas.

Con todo, no sabemos si lo peor fue la actitud, más bien falta de actitud, o la imagen pasota, conformista y penosa que el Real Madrid dejó hoy sobre el Vicente Calderón. Ver hoy a los jugadores deambular por el campo no es algo fácil ni sencillo de digerir para la afición madridista, que si algo tiene es exigencia máxima hacia los suyos. Se olvidan las derrotas, pero la indolencia pesa en el ánimo del Bernabéu como una losa, y las humillaciones del vecino atlético duelen demasiado como para hacer la vista gorda y mirar para otro lado. Como a veces el fútbol hace justicia, el único equipo que puso juego sobre el campo y le echó ganas quiso la goleada y la consiguió merecidamente, e incluso se podría decir que el 4-0 se quedó corto y que tuvimos suerte de no llevarnos la manita en esta pesadilla de partido. Ni siquiera tuvieron los del Simeone que recurrir a la tan manida "intensidad".

Lo de los cambios merece capítulo aparte. Lesionado Khedira, en la segunda parte salió Jesé en su lugar, y si justamente hemos comentado tantas veces que en partidos intensos nos vemos cortos de efectivos en la zona de creación (basura de 4-3-3 mediante), Ancelotti sustituye a nuestro único mediocentro defensivo por un atacante. De locos o de Ancelotti el alineador de lo que le ordena su jefe. Un rato después, supongo que se dio cuenta de que su equipo no tiene centro del campo y mete a Illarra por filigranas Isco y, para que no se notara demasiado que  sacaba bandera blanca o tiraba la toalla, cambia a Benzemá por Chicharito, porque imaginamos que no pensaba remontar el partido a esas alturas.

Y bueno, quizá no sea el momento de buscar culpables a este desastre, ni sea conveniente cebarse con nadie en particular cuando en general todo lo acontecido ha sido lamentablemente vergonzoso, pero sí hay que destacar al responsable de todo este lodazal: Carlo Ancelotti. Él y sólo él ha decidido que algunos jugadores tengan la titularidad por decreto, incluso diciendo de alguno de ellos que juegan "para traer paz". Sólo el italiano ha decidido que se juega con tres arriba sí o sí e incluso a uno le exime de trabajar en defensa "para que esté más fresco en ataque". Sólo Carlo traga con los descartes y los fichajes que le hace su presidente, aun a costa de representar un pelele sin voz ni voto. En definitiva, Ancelotti se acomodó en su banquillo sin discutir el mando del vestuario y sus vacas sagradas enterrando la meritocracia. Ahora estamos recogiendo los frutos de todo ello.

Pedir la dimisión de nuestro entrenador en mitad de temporada puede parecer una temeridad, y más sabiendo que el sustituto sería una mala copia de su predecesor, pero no sé si alguien puede llegar a pensar que Carleto va a cambiar y va a sacar su nave a flote. Algunos creemos que se ha convertido en un cáncer que hay que extirpar, una pieza principal del modelo de club del Ser Superior a la que cortar la cabeza cuando convenga.

Supongo que a nadie se le pasa por alto que ni era casualidad no perder frente a los colchoneros en 14 años, ni ahora es casual que llevemos seis partidos sin ganarles. Falla el sistema, falla un incompetente en el banquillo y sobre todo el modelo de club de Florentino Pérez.

De poco o nada sirven la petición de perdón de Carvajal o Ronaldo, o que Carleto haya asumido su responsabilidad. El madridismo empieza a ver el panorama muy negro (qué lejos queda el récord de victorias), y no ve ni un rayito de esperanza que le invite al optimismo. Se terminó ya el crédito del añorado minuto 93 y se requiere un cambio de rumbo en la nave blanca. Insistir en el error sólo agudizaría el descalabro, porque nadie olvide que esto es mucho más que ser masacrados por el Atlético, es una dinámica destructiva de la que ni siquiera la flor de Carleto nos puede salvar. Demasiadas facturas nos está pasando la consecución de la pasada Champion League. ¡Maldita décima!.

Nota al margen: Hoy los chicos de Mou volvieron a ganar para colocar una diferencia de siete puntos con su perseguidor más cercano. No todo iban a ser disgustos para los madridistas sin disfraz.

COMENTARIOS [0]
[ pezuco ] ha dicho:
08-02-2015

 

Yo creo que los madridistas sin disfraz deberían apuntar desde ya mismo sus pañuelos hacia el responsable de toda esta inmundicia, que casi todos sabemos está en el palco. Contra ese Ser Superior que colocó la ansiada Décima en la vitrina de la sala de trofeos ahora se esconde y no da la cara.

Convendría no errar el tiro, Carleto no es más que una pieza en el modelo de club, el criado, siervo, lameculos del S.S. el despido del italiano no significaría más que otra pieza del mismo pelaje aterrizaría en su puesto y no cambiaría nada, tan sólo que volveríamos a tener al entrenador de moda, quizá a ese alemán que va a descender al equipo que hace un par de años jugó la finalísima de la orejona.

Como digo hay que apuntar la pañolada a lo más alto del palco, exigir la dimisión del responsable de esto y a partir de eso buscar a un presidente que de verdad quiera cambiar las cosas. Con el vestuario putrefacto y con mando en plaza, el alineador diciendo que falta actitud y ganas (¿se referirá a él mismo?), y un presidente que insiste en el modelo no hay solución.

Lo de la fiesta-celebración del cumpleaños de la supervete, para mi es algo que a muchos madridistas indigna más que la humillación sufrida en el campo. Pocos se explican que después del desastre de ayer les quedaran ganas para celebrar algo. Para mi tengo que cuando el madridismo se enfada, esas risitas a plena luz de la noche celebradora sientan peor que una patada en sitio sensible, pero supongo que saben que el alineador les comprende y su presidente les mima.

 

P.D. Para los que han entrado en MqM por primera vez, que sepan que aquí mantenemos nuestros principios sin mirar los resultados, y que mucho de lo que ocurre ahora lo decíamos cuando no parábamos de ganar partidos seguidos. En otros sitios todavía se creen que caer eliminados de la Copa nos iba a beneficiar, y que Carleto es mejor entrenador que Mou, en definitiva, que el Ser sigue siendo Superior.

 

 

 

[ Pailán ] ha dicho:
08-02-2015

 

La escenita del payaso de CR7 cantando con una figura mundial del bel canto me recuerda a las carcajadas de Roberto Carlos en Vigo el año aquel que palmábamos 4-1 al descanso con el Celta, ese equipazo. El Madrid tiene estas cosas, pero me da que es un equipo en franca decadencia y sin motivación alguna. Difícil que gane nada.

Después de lo de ayer, veo a CR7 más fuera del Madrid que al propio espantapájaros, cuya vuelta se ha cargado a dos porteros de calidad: Diego López y Keylor Navas.

[ Pailán ] ha dicho:
08-02-2015

 

Todo está dicho y no voy a añadir nada más. Bueno, sí, que en MqM lo decíamos antes, durante (m. 93) y después de la p.ta décima. Ya, ya sé que son sólo tres puntos y que la orejona está en Concha Espina, pero creo que el Madrid se ha dejado algo más que tres puntos en el Manzanares ayer.

Pena que Mourinho no vuelva.

[ Marcus48 ] ha dicho:
08-02-2015

DEspués de lo de ayer -he dejado pasar un día a propósito para ver si me pasaba el ca.breo-, lo único que se me ocurre son estas cosas, su orden me es indeferente:

1.- Ahórrense las disculapas. La poca ver.gënza no se tapa con ellas

2.- Lo del "topor" ya no sé cómo poder calificarlo. Dice que "no es culpable". Y lo es desde hace dos añitos. ¡Vete ya de una pu.ta vez! y, de paso, te llevas a SR$4 -el cantor pedigüeño-, que hay que tener muy poca cabecita para andar con esas con el añito que lleva; y si me apuras a CR7, que no sé porqué me da que ha dado por finalizado su período en el Real Madrid.

3.- Póngase en la calle al "marqués de caglarotti", culpable por inacción del desastre que, por otra parte, se veía venir desde la ¡¡¡¡¡maldita décima!!!

4.- Salga nuestro Ser Superior -vamos de risa-, a pedir públicamente perdón porque como hombre, que no asno, ha caído dos veces en la misma piedra.

5.- Tráiagse -¡¡¡¡como sea!!!- a un entrenador que sepa de qué va esto - a ser posible "ese portugués- y dígase a la callesca que "diga lo que diga y haga lo que haga", el que manda es el entrenador; y el que no estéde acuerdo, ya sabe, ¡puerta y a la pu.ta calle!

En resumen: trabajo, disciplina y meritocracia -eso que nos enseñó "el portugués", o sea, DON JOSÉ MOURINHO

[ bg_rules ] ha dicho:
08-02-2015

Vaya, parece que anoche toda la plantilla estuvo celebrando por todo lo alto la humillación del Manzanares. Fiesta hortera y suntuosa con risas y karaoke incluidos. Así debe ser, recuperarse lo antes posible, y en vez de pagar por la vergonzosa actuación, que se lo gasten en terapias de recuperación. Como la cosa terminaría tardecito, hoy tienen libre los muchachos. Vuelven al "trabajo" el lunes. ¿A las 9 de la mañana? No, no. A las 3. Cosas de Carletto, que lleva mal el frío matinal y que de esto de manejar grupos sabe un montón. La intención será, supongo, darles tiempo para que se recuperen de la resaca del karaoke. O igual es que la hora de regreso al trabajo la han "sugerido" entre Ramos, Casillas y Ronaldo, a saber.

[ NickAdams ] ha dicho:
08-02-2015

Personalmente no recuerdo una humillación semejante ante el Atleti. Para mi hay un solo responsable, Ancelotti, superado por Simeone una y otra vez.

Luego, como han dicho otros, las declaraciones, que son otra falta de respeto. Estarían mejor callados y para rematar, unos jugadores a los que se supone cabreados se van de fiestorrro. Vamos, hombre. 

¿Y el club? Bien, dirán que los chicos merecían relajarse un poco, que hay que olvidar la derrrota y seguir adelante que -nadie se olvide- aun somos los primeros. Asco.

[ Galego49 ] ha dicho:
08-02-2015

Lo más sangrante de la humillación del día de hoy y después de haber salido pidiendo perdón por enésima vez, mientras el madridismo se lame sus heridas y posiblemente muchos madridistas se habrán ido a la cama sin cenar, nuestras millonarias vedettes se lo están pasando pipa y riéndose de todos nosotros en Zalacaín celebrando el 30 aniversario del balón de oro. Ver para creer. Si Don Santiago levantara la cabeza, creo que al minga fría que tenemos de presidente le daba un patatús con la Santiaguina que le iba a dedicar personalmente.

[ Galego49 ] ha dicho:
07-02-2015

Decía esta tarde en otro hilo anterior, que cada día que pasa el Marqués del Nabo y el Marqués de Cagalotti se parecen más y el nuestro hoy tuvo la feliz idea de jugar con cuatro delanteros y don Pantuflo lo hizo en alguna ocasión y con el agua al cuello con cinco. Pero es que este hombre no tiene ni vergüenza torera ni cojones, para después de 6 partidos tener la capacidad de cambiar algo para vencer al equipo contrario y vuelve a caer en los mismos errores de los partidos anteriores. Y para eso hace falta traer detras toda una corte de preparadores y segundos y hasta terceros que no saben indicarle que es lo que hay que hacer para poner coto a estos desastres. Ya lo dijimos en su momento que la décima nos iba a traer muchos efectos secundarios y ya empezamos a recibirlos. Como puede tener la desfachatez este individuo que no contó con el Chicharito ni en los partidos amistosos, lo saque hoy a diez o quince minutos del final y con 3-0 en contra si no es para burlarse de él, pues como revulsivo no se lo cree nadie.

A nadie debe extrañar, que con las bajas temperaturas que hay de un tiempo a esta parte, el jardín de Cagalotti debió sufrir las inclemencias del tiempo y así nos luce el pelo y con el cariz que está tomando el enfermo, me parece que este año nos va a pintar la cara hasta el mismísimo Salke 04 y vamos a terminar la temporada en blanco.

Otra de las cosas que me trae a mal traer, es que cuando la cagan los niñatos millonarios que tenemos en la plantilla, salgan pidiendo perdón a los aficionados, pero a mi me saben a disculpas de mal pagador. Que den ejemplo y digan publicamente que ante la desidia con que saltan a algunos partidos se rebajan el sueldo hasta que recuperen lo perdido por dejadez y acomodamiento.

[ chinchin ] ha dicho:
07-02-2015

Si el partido fue una auténtica basura, como el planteamiento de Ancelotti, las declaraciones de todos los que han ido pasando ante los micrófonos han ido empeorando más la visión sobre el equipo, su estado y su futuro.

No es mirar la botella medio vacía cuando aún somos líderes, es que a este equipo no se le ve capaz de ganar a ningún rival del envergadura. Está claro que es necesario un revulsivo pero, ¿puede hacerlo Ancelotti que lo que ha hecho es sestear y someterse a las vedettes desde que está aquí?  

Yo no soy FP, pero si lo fuera, echaría a Ancelotti esta misma noche. Un técnico de primer nivel al que un equipo ha humillado tantas veces seguidas y no es capaz de hacer la menor variación táctica no merece entrenar a un equipo como el Real Madrid.

Y con él, a la grada, para empezar, Casillas. Y luego ya veríamos si caen algunos más.

Lo siento mucho por Chicharito y por Keylor Navas, al que están estropeando una carrera que parecía iba a ser magnífica.

 

[ bg_rules ] ha dicho:
07-02-2015

Hay tantas cosas que criticar, que mejor centrarse en un par o tres, pues de otra forma sería interminable.

Primero, destacar el detalle de sacar a Chicharito con el partido vencido, 3-0 en el marcador. Infumable. Seguro que a otros no los trata así, ¿verdad, Carletto?

Segundo, las declaraciones de Ancelotti diciendo que hay que cambiar la actitud. Que se lo cuente al entrenador del equipo, si es que lo encuentra por algún lado.

Tercero, Casillas asegurando que no es fallo suyo lo del primer gol. Es mi líder. Sin comentarios.

Esto está echado a perder. 

[ wh ] ha dicho:
07-02-2015

Vergüenza. Exacto. Eso es lo que sentimos los madridistas luego del partido de hoy. Vergüenza de todos y cada uno de los jugadores, del entrenador y del Presidente y su equipo de bellas durmientes.

Luego de los resultados de esta temporada ante el Atlético de Madrid habrá que reconocer que ganar la añorada y disfrutada Décima fue un verdadero milagro que, como compensación ( ya sabemos que nada es gratis) salvó la vida deportiva del italiano tranquilo y bueno en el banquillo blanco. Si tuviera ese italiano al que no quiero nombrar,  vergüenza, luego del repaso que le ha dado Simeone presentaría su dimisión. 

Y paro, porque el cabreo que tengo me hará decir algo indebido.