[ AMEN CORNER ]

Blogs de MqM

LO QUE TENÍA QUE PASAR

 

Pues sí, lo que tenía que pasar, pasó. Alguno por ahí dirá que se me ha colado un gazapo, que me he equivocado de pronombre y que debería haber empleado “el” en vez de “lo”, pero es esta una digresión sólo al alcance de quienes no han padecido la LOGSE. No, no me he equivocado. Al contrario, vista la primera media hora del partido que ayer jugaron el Atlético de Madrid (en lo sucesivo, el Arleti) y el Real Madrid en el Calderón, tuve la sensación de que el fantasma de Ayketin se encarnó en la carne mortal de este otro álbitro (sic) turco, Çakir. Porque lo que tenía que pasar, pasó.

Pasó que el Arleti salió en tromba, como era esperable, y jugó a lo que sabe, que es dar leña. Los colectivos humanos de cualquier naturaleza, ya sean consejos de administración, partidos políticos, unidades militares o equipos de fútbol, son reflejo de la personalidad de su director, su capitoste, su jefe o su entrenador. En definitiva, del que manda. Y este Arleti de Simeone es buena prueba de ello: disciplinado, solidario, atolondrado en ocasiones y sucio. Muy sucio. Por razones que se me siguen escapando, la ya famosa “intensidad” con que juega el Arleti y que otros definimos simplemente como dureza, es consentida e incluso aplaudida por los distintos estamentos del fútbol, empezando por la prensa deportiva (dos palabras, dos mentiras) y terminando por el llamado colectivo arbitral. El caso es que hemos llegado a un punto en que se ve normal esta actitud, igual que se consienten las excentricidades del típico pirao de la oficina que hace lo que le da la gana amparado en el clásico “son las cosas de fulanito”. Ya no es noticia que el equipo colchonero reparta estopa casi desde el vestuario, sino que Simeone ponga a tal o cual jugador con perfil creativo y que quiera jugar a lo que no sabe. Por eso la semana pasada le cayeron tres en el Bernabéu.

Pasó que el Real Madrid fue desbordado en la primera media hora por el corazón y el hacha de los rojiblancos y la tolerancia del turco. Por fortuna, aunque Gabi se parece cada día más a Pablo Alfaro, ni el Arleti es el Bayern Munich, ni Koke Resurrección es Lothar Mathaus, ni Fernando Torres es Lewandowski, así que sólo cayeron dos goles durante el tsunami de empuje colchonero: uno a balón parado marca de la casa y otro en uno de esos penaltis que son, sí, pero que al Real Madrid no le pitan nunca. Y menos en Europa. A medida que el partido avanzaba y se notaba el cansancio del Arleti, el Madrid se estiraba con un Modric imperial y un Isco participativo. La calidad de los jugadores blancos prácticamente garantizaba ese gol que haría imposible la remontada. Y el gol llegó con una genialidad brasileña de Benzema, uno de esos regates que sólo se hacen en los entrenamientos, para que Isco rematara el rechace de un enorme (y no sólo de estatura) Oblak.

Pasó también que, aunque la eliminatoria estaba prácticamente sentenciada, sobre todo después del doble paradón de Keylor en un contrataque por la banda de Danilo (ay, Danilo), el Arleti siguió dando leña. Sorprendentemente, la primera tarjeta del partido se la llevó el propio Danilo. Por el contario, Savic, ese fino estilista, se llevó su cartón amarillo (amarillento tirando a naranja, más bien) sólo porque Ramos se pegó una carrera para protestar… y llevarse también el suyo. Hay que joderse. Cristiano siguió tirando las faltas, aunque fueran al lado del córner, sólo para fallarlas de nuevo (y van…). Vinieron los cambios clásicos en el Real Madrid y alguno sorprendente en el Arleti. Sigo sin entender el valor añadido que aporta Torres en el Arleti, aunque me puedo barruntar que juega por ese intangible factor unido a un pasado más o menos glorioso, tipo el innombrable. A estas alturas y yo con estos pelos, no puedo dejar de preguntarme por qué Simeone no sacó a Gameiro desde el inicio.

En resumen, partido predecible por ambos equipos, que es otra manera de decir que pasó lo que tenía que pasar, como cuando nos vamos a ver una película sabiendo quién es el malo (dicho sea sin ánimo de señalar). Aunque, bien mirado, igual tienen razón esos que piensan que me equivoco con el pronombre y que, en realidad, pasó el que tenía que pasar. Usted mismo, amable y desocupado lector. Usted mismo.

¡Hala Madrid!

COMENTARIOS [0]
[ Galego49 ] ha dicho:
12-05-2017

Hay que ser un falso y un auténtico gilip... para al finalizar un partido en el que te acaban de mandar para casa por cuarta vez el mismo equipo rival, presentarse en la rueda de prensa con una sonrisa de oreja a oreja más falsa que una moneda de 5 euros, y decir que está feliz y contento. Para declaraciones de chapeau las de Filipe Luis al afirmar que no es que el Madrid sea la bestia negra del Arleti, si no que es la bestia negra de Europa. Ahí queda eso. 

[ bg_rules ] ha dicho:
11-05-2017

Aparte de felicitarnos por la alegría del pase a la final y todo eso, yo me engancho, además de al artículo pailanesco, al comentario de fernando_poo, que toca un asunto que no he leído en ninguna otra parte. Quienes piensan que el dibujo, la distribución táctica y el tipo de jugadores son todos juntos una filfa de la que hablamos los que jugamos a entrenadores profesionales de élite sin tener ni p. idea, que observen cómo con dos cambios como los que hizo ayer ZZ se puede dar la vuelta a la marcha del juego de manera radical. Aparte de, como apunta galego, hacer los dos cambios a la vez desperdiciando la pérdida de tiempo correspondiente, consigue ZZ con su toque magistral joder todo el invento de manera radical en segundos. Gane lo que gane, yo no me bajo del burro: este tío me parece calamitoso.

Para mí lo único destacable del Madrid ayer, aparte de Modric y en menor medida Isco y Ramos (por fin estuvo centrado) y, sobre todo, la jugada de Benzema, fue que no se descompuso cuando las cosas se pusieron feas con el 2-0. Lo demás fue una montaña rusa, desde esa tostada inicial, al equilibrio parcial, al gol que finiquitaba el partido, al control del juego en la segunda parte con un Atlético hundido y, finalmente, al caos táctico más absoluto que consiguió el mago ZZ cuando realizó los cambios. Para mí este tío es tácticamente un disparate sin patrón definido al que le salvan los resultados.

[ ayer ] ha dicho:
11-05-2017

Felicidades, queridos compadres. 

Muy buen resumen, Pailán. Creo q fue Godín quien entró como en rugby a Cris, lo que motivó la carrera y protesta de Ramos y su sanción. Cartón para el q pega... y para el q se queja de q peguen. Lo hemos visto tantas veces...

Yo te explico por qué jugó Torres: pq lo de anoche, para el colcho, no era un partido de fútbol y, en ciertos casos, y sin lugar a dudas anoche, Torres no viene a jugar al fútbol sino a pegar, provocar, insultar... Ahí... ahí es Torres muy superior a Gameiro. ¡Dónde va a parar!

 

[ Galego49 ] ha dicho:
11-05-2017

Lo que no entiendo del partido de ayer, es que prescindiera de Nacho para meter a Danilo en el lateral derecho pues ese muchacho es un auténtico flan y para muestra el fallo que pudo costarnos el 3-1 aquel balón en el que creo que fué Grisman, le robó la cartera cuando tenía toda la ventaja en el lance. Y para rematar la faena,Zineduco hace los dos cambios a la vez, cuando podía escalonarlos y así servir para parar un poco más el juego, pero para eso deberían estar los entrenadores y mentalizar a sus jugadores, ya que la salida del Patético la sabía hasta el último de los madridistas, menos al parecer nuestro entrenador. En lo referente al turco de turno Aytekin II, fue increible que los intensos terminaran con once el partido con la leña que dieron y casi tuvieran las mismas tarjetas que nosotros, menos mal que el Real Madrid no es el PSG de turno, si no a estas horas los patéticos estarían hablanco de la Robomontada del siglo y es que este soplagaitas uefero se me pareció mucho a otro turco de infausto recuerdo para los veteranos aficionados del Patético y no es otro que el turco Babakan. 

 

[ NickAdams ] ha dicho:
11-05-2017

Concuerdo por completo con el comentario de fernando_poo, una vez más los cambios de Zidane, inexplicables. Por suerte ayer volvió el Navas que conocíamos, y cuando más lo necesitábamos. 

Contra la Juve no podemos permitirnos empanadas como las de los primeros 15 minutos de partido. Zidane, estudia al rival, por favor.

[ fernando_poo ] ha dicho:
11-05-2017

Hola a todos,

Y pasó lo que tenía que pasar: Zidane, ¿se estudia los partidos? En el partido de liga nos empataron porque el Cholo saca a Correa y perdemos el centro del campo. ¿Qué hace Zinedán ante ese cambio? Sacar a Casemiro, cuando teníamos el partido controladísimo porque teníamos el centro del campo en nuestra mano, y poner dos jugadores de banda. Resultado el esperado: perdimos el control del partido los últimos 15 minutos.

El problema de este partido es que no me despeja las dudas de cara a la final. En teoría la Juve nos tiene que crujir pero si hay algún equipo en Europa que les puede derrotar ése es el Real Madrid.

Saludos

[ ZAPEZIPI ] ha dicho:
11-05-2017

- ¡Qué bien escribe! -dice Zipi, siempre llenando de alegría la casa-. Pero, ¿por qué nos llama desocupados?, ¿es que nos ve?.

- No, Zipi. Es una licencia periodística.

- Ah.