[ AMEN CORNER ]

Blogs de MqM

SERGIO Y SU MASTERS

Ayer, Sergio García ganó el Masters de Augusta, uno de los cuatro grandes torneos o “majors” del calendario golfístico (Masters, US Open, British Open, Campeonato PGA), quedándose definitivamente en el parnaso de este deporte. Y lo ganó en reñida competencia con su compañero y amigo Justin Rose, en un mano a mano final digno de las grandes ocasiones. A ello ayudaron las condiciones del campo: tras unos primeros días difíciles, con viento y lluvia, Augusta National presentó su mejor cara, con greens rápidos y duros y roughs exigentes, pero no tan crueles como los que se ven el US Open.

Rose y García habían llegado a la última ronda empatados, tras una remontada de Justin el sábado y un juego sólido de Sergio durante toda la semana, sin apenas errores. A dos golpes del más inmediato perseguidor, la previsión de un mano a mano tipo match play entre ambos se vio confirmada cuando la partida que se suponía iba a dar emoción por atrás (Fowler y Spieth) se vino abajo antes de llegar al hoyo 9. El bueno de Jordan volvió incluso a mandar la bola al agua en el 12, como el año pasado. Más atrás, Charley Hoffman se desinfló como un suflé y algunos otros que apretaban por ahí, como Schwartzel o Paul Casey, cometían errores críticos que les impidieron siquiera molestar a los de arriba. Jon Rahm, por su parte, mantuvo el tipo hasta el último hoyo, en donde cometió un triple bogey que le relegó al puesto 27. Pagó la novatada, pero este mozalbete vizcaíno aprende rápido. Le veremos arriba pronto.

Sergio empezó fuerte y llegó a estar a tres golpes de Rose en el hoyo 5. No obstante, el campeón olímpico se recuperó de manera brillante y llegaron al hoyo 9 empatados otra vez. La segunda vuelta se presentaba emocionante. Parecía que el de Castellón volvía a las andadas tras pegar dos golpes erráticos en los hoyos 10 y 11, que Justin no supo aprovechar. No obstante, la recuperación de Sergio en el hoyo 11, precisamente, fue el punto de inflexión a partir del cual desplegó sus enormes capacidades, enterrando (esperemos que para siempre) la ansiedad de ver cómo otro grande se le escapaba entre los dedos. Salvo un error en el green del 16, García ofreció una demostración de cómo se deben jugar los últimos hoyos del Augusta National frente a un rival de altísimo nivel: agresivo y calmado, preciso e intimidante, valgan las redundancias. Tras acabar empatados los 18 hoyos, un error de Justin Rose en la salida del hoyo de desempate abrió la puerta para que Sergio García Fernández se enfundara su primera chaqueta verde.

Hasta aquí la descripción. Escribí “definitivamente” en el primer párrafo porque el incuestionable talento del antaño conocido como “el Niño” le hacía merecedor de un “major”. Él ya tiene en su casa muchos otros trofeos de mayor o menor importancia, con el The Players y varias Ryder Cups como matalotes a seguir. No obstante, la breva de un grande no caía y la ansiedad convertía al buen golfista en directivo de fúrgol, declaraciones extemporáneas y meadas fuera del tiesto incluidas. La ansiedad en el campo podía con él y se mostraba incapaz de “cerrar” una competición sin echar uno de esos cagallones a los que, hasta ayer, nos tenía acostumbrados. Por si ello no fuera suficiente, y con no poca frecuencia, el de Borriol se mostraba arrogante, soberbio e incluso un pelín autista. Sus declaraciones y comportamientos públicos sugerían que el golf tenía una deuda con él porqueyolovalgo, olvidándose de tantas leyendas que jamás ganaron un grande y despreciando los valores que conforman este deporte. Lamentable e impropio de quien compite a alto nivel en un deporte tan, digamos, especial como el golf.

Ahora el acto de contrición. Sabrán los lectores de este rincón que uno no siente especial simpatía por el personaje. No obstante, más allá de la sabrosa anécdota de la influencia positiva o negativa de sus novias, propia de “Sálvame”, o el chascarrillo más o menos chusco de su condición de presidente de un equipo de fútbol de Tercera División, hay que admitir que, durante toda la competición del Masters 2017, Sergio García ofreció respeto por el campo, espíritu de sacrificio, capacidad de lucha y un señorío en la victoria a los que no nos tenía acostumbrados y justo es reconocerlo. Nobleza obliga. Confieso que, como español, madridista y aficionado a este deporte de los palos, los hoyos (que no agujeros) y las pelotas, me alegré mucho de la victoria de García, muy madridista y muy español. Sin duda, la victoria de ayer nos ofrecerá en el futuro una nueva actitud y disposición. Seré el primero en aplaudirla.

Fore!

PS: Hacía tiempo que no veía una retransmisión de golf por el Canal Golf del Canal Plus o como c.r.jo se llame ahora. Francamente mejorable, oiga, por decirlo de manera suave. Y no me refiero a las imágenes servidas por la CBS. Errores de apreciación, desconocimiento de las reglas, confusiones de becario… Señores comentaristas, llevan ustedes una pila de años con el temita y el paquete (con perdón) que incluye el canal de golf cuesta una pasta. Hagan, al menos, un pequeño esfuerzo digno del pasaje aéreo y la estancia en el bello estado de Georgia que, además, les permite jugar una ronda en Augusta National el lunes. Un poquito de pofavó.

COMENTARIOS [0]
[ setecaba ] ha dicho:
11-04-2017

Buenos reflejos del Real Madrid con Sergio, y a partir de ahora habrá que ver si la chaqueta verde, le da más madurez y tranquilidad, o por el contrario, que no creo, le hace endiosarse y olvidarse del golf.

El domingo, en la tertulia de después del torneo, apuntaban que quizás Sergio estaba ahora menos obsesionado con el golf, que veía que había más cosas en la vida, y que quizás esa fuese la clave del cambio experimentado. Y luego haciendo cálculos con la edad de Mickelson, aún le auguraban 8 o 9 años de profesional para Sergio, con lo cual aún puede recuperar el tiempo perdido. Y también incidían en un aspecto que quizás ha sido clave en su carrera, la irrupción de Tiger. Tiger ha estado ahí muchos años y ha impedido que Sergio y muchos otros pudieran ganar, lo que ha influido también a la larga en su confianza. Muerto el tigre, igual hay esperanza para nuestro Mogli.

De momento, a ver si la chaqueta verde nos da suerte para el Clásico, que la vamos a necesitar.

[ NickAdams ] ha dicho:
11-04-2017
Citando a portega :: No. 12 :: 11-04-2017

El Real Madrid ha invitado a Sergio García a hacer el saque de honor en el partido Real Madrid-Barcelona.

Buen detalle.

Buena noticia lo del saque de honor de García. Merecido.

[ portega ] ha dicho:
11-04-2017

El Real Madrid ha invitado a Sergio García a hacer el saque de honor en el partido Real Madrid-Barcelona.

Buen detalle.

[ Galego49 ] ha dicho:
10-04-2017

No tengo ni puñetera idea de golf, pero dando un vistazo hace un momento por el EPRV me he encontrado con una entrada del desaparecido sacamuelas y por lo que escribe, sigue con el resentimiento y afirmando sin recato alguno que se le expulsó de MqM por no dejarle llevar la contraria a los que andamos frecuentemente por estos lares y aunque está desaparecido, por lo que escribe tengo el convencimiento de que nos sigue en la sombra. 

[ Pailán ] ha dicho:
10-04-2017

 

Y gracias, wh, por tus amables (e inmerecidas) palabras. Lo pasamos muy bien las veces que salimos al campo. Eso de tomar el aire a uno le aclara las ideas y el juicio.

[ Pailán ] ha dicho:
10-04-2017

 

No, setecaba, no. Lo de Sergio no es un pecado de juventud. Hasta ayer mismo, como quien dice, hacía estas cosas. Mira, si no, sus declaraciones antes de la Ryder de 2016j y del 2014. Hablando de Ryder, no te olvides de que ni siquiera fue elegido para jugar en la Ryder de 2010 y actuó de vice-capitán.

Por otra parte, servidora jamás oyó declaraciones de desprecio similares de esos otros jugadores que nombras. Y, por cierto, Tiger es otro que no ha visto la luz de la cortesía hasta que no ha tenido más remedio, por lesión y por todo lo demás. Lo que mantengo es que en este Masters he visto a Sergio cambiado: luchador, concentrado y serio. En eso sí que estamos de acuerdo.

Dos preguntas que me hacías en el hilo anterior. Justin Rose y Sergio son, además de rivales, grandes amigos y lo demostraron durante toda la partida, antes, durante y, sí, al acabar. Lo normal es que se alegren de los respectivos éxitos, aunque sea a costa de la derrota del otro. Sobre cómo jugó el hoyo 15, qué quieres que te diga: excelente salida desde el tee, excelente concepción del approach, excelente ejecución y un montón de buena suerte, la suerte de los campeones. Si no le llega a dar al palo de la bandera, muy probablmente habría quedado bastante lejos del hoyo, si no fuera del green hacia el fondo, con un chip en cuesta abajo con el agua detrás. Los del Movistar + o como se llame eso ni se enteraron de que le pegó a la bandera. Hace unos años, Tiger le dio también al palo y se fue al agua... por delante. Para mí, los mejores golpes de la última ronda fueron los dos approach del hoyo 18, tanto en regulación como en el play-off, así como los putts del 11, para recuperarse de la bola esa que se fue a los pinos, del 15 y del 17. De chapeau.

[ wh ] ha dicho:
10-04-2017

Servidor ni siquiera es un buen aficionado al golf, aunque es un deporte que me gusta, y si el castrismo no hubiese cerrado los campos de golf que había en Cuba -por considerarlo un deporte burgués- quizás lo habría practicado desde edades tempranas. Ahora, curiosamente, uno de los hijos de Fidel Castro es un fan del golf y se han construido nuevos campos de golf -y recuperado antiguos- a los que no pueden asistir los cubanos de a pie pero si los de la casta, quizás para evitar que se "aburguesen". Sólo casta y extranjeros, así son las cosas cuando de totalitarismo rojo se trata. 

Pero bueno, volvamos, tras el  inevitable desahogo, a la entrada de Pailán,  brillante y equilibrada, y que, además, explica muy bien las razones por las que no se considera -y está en su derecho- un fan incondicional del presidente del Borriol CF, aunque a todos nos alegre su victoria. De hecho no sé qué me ha gustado más, si la entrada o el elegante intercambio con el recién llegado setecaba. Los ignorantes aprendemos mucho gracias a gente como vosotros.

Y para los aficionados que sí que juegan al golf digo que la única gran ventaja que tengo frente ellos  -y no me refiero a setecaba- es que yo sí que he visto jugar al golf a Pailán y siempre le he visto ganar, y en buena lid, jugando limpio, cosa que no se puede decir de todos los que empuñan palos golferos que - en esos casos- terminan siendo golfos.

[ setecaba ] ha dicho:
10-04-2017

Perdón por repetir comentario, se me ha quedado colgado al enviarlo por primera vez, :(

[ setecaba ] ha dicho:
10-04-2017

He buscado un  poco crónicas de Feinstein y algunos desplantes de Sergio, y bueno, quizás necesite más tiempo para hacerme una idea completa del personaje, pero creo que tampoco es tan grave, me da a mi que Neymar hizo más desplantes el Å›abado que Sergio en toda su carrera. Habla de que no se quito la gorra al dar la mano, que no firmó su tarjeta desinteresadamente o que se negó a hablar con un medio español cuando se lo pidió un empleado de Auguta.

http://www.golfdigest.com/story/golf-feinstein-column-0419


He visto que en el 2009 se quejó de que el campo no estaba bien, que había mucho barro, pero a los dos días agachó la cabeza y pidió perdón.

http://www.espn.com/golf/masters09/news/story?id=4066898

¿Qué Sergio de joven haya sido un poco payaso, creyéndose más estrella de lo que era? Pues puede ser, pero ese pecado de juventud lo han pasado casi todos, ¿o es que los Tiger, Love III, Mickelson & Co, cuando vinieron a Valderrama eran un dechado de virtudes sociales?¿O es que los primeros Alonso y Hamilton no eran asi?¿Cristiano, Maradona o Messi de jóvenes?

Yo ayer lo que vi, que puede que mis ojos me engañasen, porque a diferencia tuya, también me gustó la retransmision de Movistar, fue a un público americano entregado con Sergio, y animándole cuando se les cayeron los suyos. Extraño para un jugador que es un payaso y que ha hecho graves desplantes a los US.

Feinstein en otro comentario para la NBC del año pasado, lo que viene a acusarle al castellonense, es que tiene potencial para ganar un grande y que no lo consigue. Y le afea cuando dijo Sergió que sería el mismo ganase o no ganase, porque esa es la diferencia entre la gloria y la mediocridad. Pero ese es el debate, si sólo se es grande por ganar un major, o se puede serlo siendo un buenísmo jugador de golf, que había sido 3 veces segundo, por otros torneos, por las Ryder. ¿Es como preguntarse si la Quinta fue grande a pesar de no ganar la Copa de Europa?¿Ha sido más grande Karembeu que Míchel? En el caso de Sergio la pregunta ya no tiene sentido, es un grande y con major.

Sobre el EPRV tiene las puertas abiertas, el señor vfawkes le podrá ayudar en su vuelta. El madridismo tiene que unirse ahora más que nunca, y aunque mostrarlas, atenuar algo las críticas sobre los nuestros, como el gran SG, sobre todo, mirando lo que tenemos enfrente, el Matrix perfecto, que haga lo que haga, siempre está bien, y donde Aytekin es un árbitro ecuánime.  

Recibe un cordial saludo Pailán y gracias por sus artículos que son muy interesantes.

[ setecaba ] ha dicho:
10-04-2017

He buscado un  poco crónicas de Feinstein y algunos desplantes de Sergio, y bueno, quizás necesite más tiempo para hacerme una idea completa del personaje, pero creo que tampoco es tan grave, me da a mi que Neymar hizo más desplantes el Å›abado que Sergio en toda su carrera. Habla de que no se quito la gorra al dar la mano, que no firmó su tarjeta desinteresadamente o que se negó a hablar con un medio español cuando se lo pidió un empleado de Auguta.

http://www.golfdigest.com/story/golf-feinstein-column-0419

He visto que en el 2009 se quejó de que el campo no estaba bien, que había mucho barro, pero a los dos días agachó la cabeza y pidió perdón.

http://www.espn.com/golf/masters09/news/story?id=4066898

¿Qué Sergio de joven haya sido un poco payaso, creyéndose más estrella de lo que era? Pues puede ser, pero ese pecado de juventud lo han pasado casi todos, ¿o es que los Tiger, Love III, Mickelson & Co, cuando vinieron a Valderrama eran un dechado de virtudes sociales?¿O es que los primeros Alonso y Hamilton no eran asi?¿Cristiano, Maradona o Messi de jóvenes?

Yo ayer lo que vi, que puede que mis ojos me engañasen, porque a diferencia tuya, también me gustó la retransmision de Movistar, fue a un público americano entregado con Sergio, y animándole cuando se les cayeron los suyos. Extraño para un jugador que es un payaso y que ha hecho graves desplantes a los US.

Feinstein en otro comentario para la NBC del año pasado, lo que viene a acusarle al castellonense, es que tiene potencial para ganar un grande y que no lo consigue. Y le afea cuando dijo Sergió que sería el mismo ganase o no ganase, porque esa es la diferencia entre la gloria y la mediocridad. Pero ese es el debate, si sólo se es grande por ganar un major, o se puede serlo siendo un buenísmo jugador de golf, que había sido 3 veces segundo, por otros torneos, por las Ryder. ¿Es como preguntarse si la Quinta fue grande a pesar de no ganar la Copa de Europa?¿Ha sido más grande Karembeu que Míchel? En el caso de Sergio la pregunta ya no tiene sentido, es un grande y con major.

 

Recibe un cordial saludo Pailán.

 

[ Pailán ] ha dicho:
10-04-2017

 

Bienvenido por estos madridistas pagos, apreciado paisano setecaba, y gracias por tu oportuno comentario (me alivio el tratamiento, si te parece bien, por aquello de la sangre gallega y merengue). Me dicen también por el pinganillo que has comentado mi entraduca del Masters en otro foro, pegando incluso el enlace. Gracias de nuevo. Si bien tengo por costumbre no aparecer por donde no soy bienvenido (vieja historia que ya habrá momento de compartir), tu consideración para con MqM me ha invitado a leer tu comentario allá, con el que estoy parcialmente en desacuerdo.

Verás, la vida me ha regalado la oportunidad de jugar al golf en más de cien campos en tres continentes, incluyendo algunos tan renombrados como Pebble Beach, Bethpage Black o Doral. Eso no me hace mejor jugador, pero sí me hace mejor aficionado. Durante las cuatro horas y media que dura una partida y las otras dos (o más) de las cervezas del hoyo 19, uno se da cuenta de que en este deporte del golf no se deja de aprender. Juegas los mismos golpes que los pros y te das de bruces con lo difícil que es colocar la bola en el green del 17 en TPC Sawgrass, que está a sólo un hierro 9 (si tienes interés, te diré que mandé cinco bolas al agua). Con los compañeros de ronda, caddies, empleados del club y amigos, hablas de todo y de nada, de golpes imposibles, anécdotas divertidas y jugadores de leyenda y de no tan leyenda. Es en estos momentos cuando uno descubre la verdadera naturaleza y sentido del golf, que ya conoces porque me has leído (veo que con atención).

Siendo español jugando en el extranjero, los nombres de Severiano, Miguel Ángel Jiménez o Sergio García aparecen de manera inevitable. Tras la tercera vez en que se refirieron al último de ellos como “payaso”, uno no puede menos que rascarse la cabeza y empezar a interesarse por el tema. Es imposible que vayamos a coincidir con el mismo conserje que me contaba la enorme falta de consideración del de Borriol con el personal de tal o cual club (tendrás que fiarte de mi palabra), igual que veo difícil encontrar las imágenes de García escupiendo en el hoyo después de hacer un triple bogey en Doral y negándolo después, pero sí puedes encontrar las imágenes del desprecio hacia la afición neoyorquina en los US Open de 2002 y 2009 y, si lees inglés, puedes seguir las crónicas de John Feinstein para tener una idea aproximada de la catadura de García. Y no voy a extenderme en lo que pienso yo del personaje, porque (a) no importa y (b) se puede leer en mis dos últimas entraducas.

Como digo en mi artículo de hoy, da la impresión de que Sergio está cambiando y está mostrando menos ansiedad ante las dificultades en los majors. Eso es bueno y le dará más éxitos. Si la hubiera tenido de más jovencito, posiblemente hoy estaríamos hablando de su segunda o tercera chaqueta verde. Como digo, no puedo desear nada más que un español venciendo allende nuestras fronteras y mares. Una vez dicho esto, servidora es madridista, pero no ciega ni muda. Si veo que Sergio (García o Ramos), CR7 o el mismísimo Bernabéu redivivo que volviera de entre los muertos la están cagando, yo lo digo. Lo contrario sería sectarismo y negación intelectual. Lo único que defiendo a muerte, con razón o sin ella, es a mi familia y a mi Patria España, valga la redundancia.

Y, por cierto, nada me gustaría más que Sergio hiciera el saque de honor en el Madrid – farsa. Otra puntualización: la de ayer es la quinta chaqueta que se lleva un español: dos Severiano, dos Olazábal y una García.

De nuevo, un placer debatir contigo, setecaba. Te lo digo de corazón.

¡Hala Madrid!

 

[ portega ] ha dicho:
10-04-2017

Ni idea de golf, por eso no voy a comentar la entrada del autor.

Lo que si quiero es felicitar a Sergio García, madridista y español.

 

 

https://elperiodigolf.madridiario.es/movil/noticia/433955/profesionales/asi-vivio-sergio-garcia-el-penalti-de-ronaldo-en-milan.html

[ setecaba ] ha dicho:
10-04-2017

Yo de golf sé poco o nada NickAdams, lo poco que puedo pescar en la tele, pero sé algo más de hipercrítica. Este año el poco golf que he visto ha sido la Ryder y el Masters, y en ambos Sergio ha estado fantástico. También sé que en el golf, como deporte individual que es, no valen los "todoloquenoshadado", "tienecalidadalgundialademostrar", y cosas del estilo. En el golf o vales, o los propios rankings te echan, y el señor Sergio García es un tipo que lleva 18 años en la élite, con mejor o peor suerte, pero ganando torneos, y estando, de esos 18 años, en 16 en al menos un top ten de los majors, y jugando 7 u 8 Ryders, ganando 5, y por ejemplo en la última, poniéndole en los partidos difíciles como en aquel contra Mickelson y Fowler, y el partido del último día contra el viejo Phil. Tiene los mismos puntos que Ballesteros en Ryder, y está a 2,5 de Faldo. Se puede decir que los gana como marcaba goles Raúl, porque jugaba en el equipo ganador, pero eso en la Ryder no funciona.

Es verdad que el hombre tenía una ansiedad que seguramente lo fuera comiendo por dentro, por eso también sorprende, que ayer, justo después de fallar su putt del 18, en el que podía ser el tiro que cambiase su vida y lo había fallado, se quitó la gorra, y con una amplia sonrisa le dio un abrazo a su oponente y se dijo, a por el play-off. Ahí demostró que es un grande, muy fuerte internamente, y esa puede ser una de las claves de su victoria de este año. Está claro que nunca será como Tiger, pero no todos tienen que ganar los majors de Niclaus o Woods para ser un gigante del golf. Y Sergio lo es.

Pailán hizo el otro día un gran artículo sobre el Masters, pero fue muy crítico con Sergio para mi gusto. Hoy creo que ha pagado esa deuda con el directivo del Borriol CF, :).

[ NickAdams ] ha dicho:
10-04-2017

Yo, de golf, ni pajolera idea, pero me ha parecido muy justa y elegante la entrada de Pailán. A ver qué opina el recién incorporado setecaba, que parece que de este peculiar deporte sabe también.

Y volviendo al fútbol, mi total rechazo a la vuelta del oportunista Raúl al Real Madrid.