[ AMEN CORNER ]

Blogs de MqM

VALDERRAMA Y EL CÁNCER DE LOS HUEVOS

Estoy seguro de que usted, amable y desocupado lector, ya habrá visto el video que circula por eso que los cursis llaman las redes sociales en el que Valderrama promociona una campaña de prevención del cáncer testicular. Si no lo ha visto todavía, no dude en hacerlo aquí. Vale la pena y no sólo por esa buena causa. Me explicaré.

Ni Falcao, ni Freddy Rincón, ni el “Tren” Valencia, ni James fueron los primeros colombianos en venir a España. Junto con el excéntrico portero René Higuita, Carlos “el pibe” Valderrama se empeñó en jugar fuera de Colombia en una época en la que la simple mención del país hermano se asociaba con Pablo Escobar, el cartel de Cali o las diferentes guerrillas que asolaban esa bendita tierra de promisión. Con ese pelo afro teñido de rubio, como si se peinara metiendo los dedos en el enchufe, y esas locuras más propias de un circo que de un estadio, estos carismáticos jugadores probaron fortuna e hicieron las Europas en el Valladolid de Caminero, Onésimo y el Pacho Maturana. Por desgracia, ninguno de los dos se adaptó al fútbol que se practicaba aquí y ambos regresaron a Colombia con el rabo entre las piernas un año después. Sin embargo, del rabo de Valderrama nos seguimos acordando.

José Miguel González Martín del Campo, más conocido como Michel en los ambientes, fue un buen jugador de fútbol, pero sin lugar para grandes alharacas. Fino interior, donde ponía el ojo ponía la bola. Tenía, cierto es, un guante en el pie mas, ay, un melón sobre los hombros. Como suele pasar con estas cabezas de chorlito, se creyó muy pronto todo lo que la prensa deportiva (dos palabras, dos mentiras) decía de él: que si el Gento de la banda derecha, que si Garrincha, que si Antonioni, que si Beckenbauer. Hasta el ínclito Ramón Mendoza, que en paz descanse, a la sazón presidente del Real Madrid, intentó convencerle de que le pasara balones a Hugo Sánchez la víspera de la noche triste del 5-0 de Milán, como ya comentamos aquí. No debe de extrañar, pues, que el del Cerro de los Ángeles se paseara por el Bernabéu como Pedro por su casa e hiciera cosas como la que nos ocupan hoy.

No por más conocida, la escena merece menos mención. Sucedió que durante el Real Madrid – Valladolid de la temporada 1991 – 92, esperando la salida de un córner en el área propia, el tal Míchel se fue corriendo a marcar a Valderrama. Cuando todo el mundo miraba a la pelota en el rincón, José Miguel se dedicó a tocarle al colombiano las suyas entre las piernas. Primero una, luego ambas, después un masajeo rítmico y ¿placentero? El colombiano no daba crédito. Él, que venía de un país de machos que se jugaban el tipo de verdad y en donde la vida no valía ni la bala disparada, miraba atónito los juegos que este chulito madrileño se gastaba con su masculinidad. La del “pibe”, no me entiendan mal. Afortunadamente, y aunque todos nos acordemos de ella, la jugada se saldó sin consecuencias en el marcador.

La vida ha llevado a estos personajes por caminos diferentes. Valderrama es hoy referencia imprescindible y respetada figura en el fútbol colombiano y, si me apuran, también en el americano. Cuando la Selección Colombia, como la llaman ellos, de James, Redondo, Cuadrado, Bacca, Ospina y demás no da la talla, aparece tronante el “pibe” para poner a cada uno en su sitio, sin vacilar un minuto en hacer mención a ese objeto del deseo y de los tocamientos michelinos. Por su parte, tras un paso más que mejorable como comentarista de partidos internacionales junto a José Ángel de la Casa (¿cómo pudiste caer tan bajo, maestro?), el tal González deambula como “entrenador” por banquillos de equipos menores, aun mayores para él, de la Primera División española, alienando (sic) por decreto a esa medianía de jugador que es su hijo. No creo que sea casualidad que todo equipo al que entrena Míchel, acaba en el descenso o lucha por evitarlo. ¡Y sonaba como entrenador del Real Madrid, tras descender al Castilla! ¡Virgen Santa!

Igual que el cáncer de mama, el cáncer testicular se puede prevenir con tactos periódicos y visitas al experto. Valderrama nos lo recuerda en esa campaña que mencionábamos antes. Imprescindible práctica.

Gracias, Míchel.

COMENTARIOS [0]
[ ocin ] ha dicho:
15-11-2017

¡ Y yo que quería echarle un capote al bueno de Michel !.  Ése era un míster (el tuyo, digo), sí señor.

Sé, que no porque se haga siempre, cualquier cosa es buena, y que lo de Michel (porque yo lo valgo) fué mas de vacile que en defensa de su portería.....me has pillado y por cierto la has metido por la escuadra jajajaja

[ Pailán ] ha dicho:
15-11-2017
Citando a ocin :: No. 7 :: 15-11-2017

Como se nota que no habéis defendido un córner....yo no he tocado los huevos a nadie nunca, pero si le he dejado en pelotas. Debe ser que al ser bajito, uno desarrolla el mal. Todo lo anterior referido a los marcajes en los saques de esquina d...

 

Hombre, ocin, eso que dices sí que es un pase medido que llega botando para empalarla con todo. Yo sí he jugado al fútbol y sí he tenido que marcar en corners y lo que nos decía el mister (categoría juvenil, pero esa es otra historia) era que hay que darle un cachete en los güebos al rival cuando la pelota vaya por el aire y el tipo se disponga a saltar. Lo que hizo er mishel de mis entretelas no tiene nombre ni perdón de Dios: caricias y masajes antes del corner.

Sigan, sigan

[ ocin ] ha dicho:
15-11-2017

Como se nota que no habéis defendido un córner....yo no he tocado los huevos a nadie nunca, pero si le he dejado en pelotas. Debe ser que al ser bajito, uno desarrolla el mal. Todo lo anterior referido a los marcajes en los saques de esquina del deporte llamado fútbol.

Políticamente hablando, tengo la sensación de estar asistiendo a un función de teatro con un gran guión (ya escrito, por supuesto) y que todo va enfocado a romper España, sin que se note mucho. 

 

[ portega ] ha dicho:
15-11-2017

Efectivamente Pailán. Lo de Michel fue premeditado, lo que es aún más grave.

En mi comentario anterior dejé el enlace donde el propio jugador lo explicó.

Y todos estos elementos con Sanchís a la cabeza son los que nos quieren colar de nuevo de nuestro Club. Antes de Florentino a perpetuidad. 

[ ayer ] ha dicho:
15-11-2017

Pailáaaaaaaaan

Voy a elaborar mi idea. 

Antes: Gracias por el recuerdo sobre Míchel. No se puede ser grande de verdad si le haces eso a un rival en la cancha. 

Yo no digo que la insurrección popular esté en marcha hasta el punto de que puedas ir a alistarte a tal o cual chabolo; pero es obvio que sí está en marcha hasta un cierto y variable punto.  

Digo que todo es cuestión de umbrales: que el 27 de octubre el umbral del silencio de los no secesionatas se sobrepasó -espero que para siempre- y que la consecuencia fue la enorme pitón de huevo y tomate del 29 de octubre; que el umbral de violencia de los golpistas no se ha alcanzado pese a la convocatoria forzosa de elecciones vía no-155 y que por eso no ha habido sangre y muertos por agora, y que, si el Gobierno profundiza después del 21D en una traición que no va a poder esconder -entre otras cosas porque es muy caro pagarla y para hacerlo va a tener que asaltar los bolsillos de los asalariados otra vez- volverá a acercarse al umbral de aguante del pueblo español en general y podría provocar una insurrección popular, dado que las elecciones generales pueden estar aún muy lejos. 

En todo caso, espero que todo esto se traduzca al menos en la entrada de Voz en el Congreso: primero meter el pie con uno o dos, y, luego, a subir como la espuma. 

Ain diri bi güin diri bigüi 

 

 

[ Pailán ] ha dicho:
15-11-2017

 

Gracias por tus palabras, nickadams. Michel es lo que es, no se puede sacar más. Extraordinario futbolista, sin llegar a leyenda, y un cabeza de chorlito fuera del campo. Y, portega, si irse del campo en pleno partido en el Bernabéu es una acción extradeportiva, joer, que venga Dios y lo vea. Te recuerdo que tal desplante no fue un calentón, sino que lo tenía meditado desde el día anterior. Son palabras suyas, no mías. En resumen, creo no ser duro con el personaje: me limito a describir su trayectoria como jugaor y entrenaor (sic y sic).

Y este comentario no es una distracción, nickadams, sino un divertimento entre tanto drama. De hecho, el primer comentario (el tuyo) se centra más en el monotema que en otra cosa. Créeme, estoy muy preocupado con lo que vaya a pasar no mañana, ni en las elecciones del 21-D, sino en el medio y largo plazo. No me fío ni un pelo del PSOE, vista su trayectoria antiespañola, ni del PP que quiere cambiar la Constitución (no con mi voto), ni del resto de patulea. La verdad sea dicha, al único que se le entiende todo, todito todo, es a Rivera y a Arrimadas. Lamentablemente, Vox es un partido marginal, nos guste o no.

Habláis de revolución. Really? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? Favor de dejarse de palabras altisonantes y elaborar.

Sigan, sigan.

[ portega ] ha dicho:
15-11-2017

La herencia actual del Madrid es producto de lo que sembraron y siembran elementos como Michel, Sanchís, Martín Vázquez, Gallego, Butragueño (ni una mala palabra, ni una buena acción), Hierro, Raúl, Casillas y ahora Ramos. Es el gran problema de este Club, el estar siempre secuestrado por sus jugadores y, ningún presidente, ha logrado ponerle coto. Jugadores siempre españoles, guiados por los medios para hacer el mayor daño posible y con una afición maleable.

Michel y otros jugadores de la época tuvieron sin embargo un enemigo en los medios, el todopoderoso, en ese momento, José María García que supo azuzar a los piperos contra ellos, cosa que no supo aguantar nuestro personaje, que en honor a la verdad, ha sido de los pocos que una vez fuera, no ha atacado al Club, ni siquiera como comentarista.

Aparte de la tocada de cataplines (dice que lo hizo para desestabilizar al bueno de Valderrama), el otro hecho extradeportivo que protagonizó Michel fue la espantada del campo en un partido contra el Español, cuando el público le pitó. 

https://www.google.es/amp/s/elpais.com/diario/1989/06/20/deportes/614296814_850215.amp.html

 

 

[ santagueda ] ha dicho:
15-11-2017

 

Vaya manera de reír a primera hora de la mañana con D. Pailán. Todavía me acuerdo de esos infames y grotescos tocamientos y, sobre todo, las explicaciones que dieron luego. Vaya tela er mishel...

Y, la verdad sea dicha, hacía falta un poco de risa con tanta discordia provocada por la mierda nacionalista. Gracias, gallego

[ NickAdams ] ha dicho:
15-11-2017

Como estoy totalmente de acuerdo con lo que expone, me voy a permitir comenzar reproduciendo el último comentario de la entrada anterior, de Counali:

"El alzamiento popular q señala AYER es imperioso e imprescindible. España va perdiendo el partido por goleada. Los catalibanes, q no los catalanes, señalan acertadamente q el prussés aún está verde, pero q no renuncian ni reniegan del camino iniciado. Son sibilinos, listos y crueles hasta donde sea necesario. Han echado sus propias cuentas, en 20 años tendrán 4 millones de votantes independentistas. Saben q sólo con el adoctrinamiento lo lograrán y q no pueden arriesgarse a perder el estatus logrado hasta el momento. Se retiran, no se rinden.

En alguna ocasión resaltaba la necesidad de campos de reeducación al estilo Pol-Pot. Pues bien, no era una idea original. Los catalibanes lo aplican con disimulo, someramente, obteniendo con ello lo q pretenden:4 millones de votantes independentistas y fanatizados. El adoctrinamiento en las escuelas es el mein kaff actualizado. Si lo habéis leído os percataréis q lo calcan y lograrán su propósito. O vox crece a marchas forzadas o el futuro no se vislumbra nada halagüeño para lo español.

ARRIBA ESPAÑA...!!!!"

Divertidísima la entrada de hoy, buen relax, pero creo, Pailán, que eres muy duro con Míchel. Y yo sigo sin entender, a día de hoy, esa maniobra de distracción...