[ AMEN CORNER ]

Blogs de MqM

CUÁNDO SE JODIÓ EL PERÚ (II)

Cuenta la leyenda apócrifa que, allá por el final de los felices y socialistas años 80, Florentino Pérez quería ser invitado a una exclusiva cena a la que asistiría el todo Madrid. Ex-concejal del Ayuntamiento capitalino con UCD, director del IRYMA, candidato a Presidente del Gobierno por el Partido Reformista en las elecciones generales de 1986 y empresario de éxito, daba la invitación por hecha. Como quiera que ésta no llegaba, pidió la lista de invitados y, en vez de ambrosías, esa noche tuvo que cenar sapos al reparar en que todos los comensales eran tanto o más “exclusivos” que él, salvo un tal Ramón Mendoza Fontenla. Esa noche, decidió ser presidente del Real Madrid.

Cierto es que la poltrona de Chamartín luce un oropel del que carecen otras de mayor presupuesto, pero menor relumbrón. No obstante, como segunda parte del análisis que acometemos para desentrañar el momento y la forma en que los jugadores madridistas comenzaron a mangonear en las decisiones deportivas del Real Madrid, el objeto de estas líneas no es tanto analizar las bondades o maldades propias del cargo de presidente del Real Madrid, sino su relevancia en el proceder más o menos mostrenco y caprichoso de los jugadores. Y en los más de 113 años de vida del club, hay una figura que sobresale a todas, ya sean fundadores, presidentes, jugadores o técnicos, por irrepetible y singular: D. Santiago Bernabéu de Yeste.

En su larga vida (1895 – 1978), Santiago Bernabéu lo fue todo en el Real Madrid: jugador desde las categorías inferiores hasta el primer equipo, delegado, entrenador, directivo y presidente. Su memoria sigue viva más allá del nombre del estadio y no son pocas las personas que evocan su figura como referente del buen hacer en la gestión deportiva, institucional y mediática de un club de fútbol, en un contexto particular como era la España de la posguerra e industrialización. Bernabéu se veía reflejado en los jugadores que contrataba, a quienes quería como los hijos que nunca tuvo, desde Zamora hasta Stielike. Se empeñaba en que todos cumplieran sus contratos, con el contrapunto de aquella famosa e inflexible cláusula de renovar por un año el contrato del jugador que cumpliera treinta. Cuánto dinero (y disgustos) nos ahorraríamos si se aplicara todavía una cláusula similar. 

En una sociedad que salía de una guerra civil y cuyo deporte nacional era, no lo olvidemos, el boxeo, Bernabéu ejercía un férreo control sobre la institución, aunque confesaba que se enteró de que bautizaron el estadio con su nombre una mañana de 1955, paseando al perro. Aprovechó su profundo conocimiento de la idiosincrasia carpetovetónica no sólo para sobrevivir en el cargo hasta su muerte, sino para vestir de seda la mano de hierro con que dirigía el club. Así, no dudó un instante en despedir a su amado Alfredo Di Stéfano, tras descubrirse que estaba involucrado en una confabulación para destituirle, o mantener a Miguel Muñoz, máximo ejemplo de “manoblanda”, durante catorce años en el banquillo. Las famosas santiaguinas, que alguno imagina y etiqueta como arengas cuarteleras para que unos jugadores desidiosos y vagos vencieran o murieran, nunca fueron más que charlas y cambios de impresiones, siempre en presencia del entrenador. 

El mayor valor que cabe asignarle a Bernabéu fue su independencia. Su vida era el Real Madrid y no se le conocían más intereses que el rendimiento deportivo del equipo y el apoyo de los socios. No le importaba enfrentarse a la jerarquía del Régimen, como cuando otorgó la medalla de oro del Real Madrid a Moshé Dayan en 1973 (España no reconocía a Israel en esos años) o la sabrosa anécdota que cuenta Alfonso Ussía sobre las visitas que la directiva del Real Madrid giraba a D. Juan de Borbón en Estoril cuando el equipo tenía que jugar en Portugal. Avisado de una posible “incomprensión” del Caudillo hacia tales visitas, respondió, expresivo: “Me la refanfinfla”.

Tras la muerte de Bernabéu, cuya capilla ardiente visitó quien estas líneas escribe, ocupó la presidencia Luis de Carlos, su amigo y compañero de directiva desde 1957. Durante su período presidencial no se recuerdan episodios reseñables de “autogestión”, debido posiblemente a la herencia recibida y a la presencia de Boskov en el banquillo, aunque también habría que señalar que a Boskov le sucedió el canario Molowny, conocido por dejar que los jugadores jugaran como quisieran.

Tras De Carlos, se abrió la caja de Pandora. Con la llamada “Quinta del Buitre” en su esplendor, y en la creencia de que el consentimiento de sus caprichos podría generar triunfos deportivos, Ramón Mendoza aumentó las fichas de ciertos jugadores y toleró comportamientos inconcebibles con el de Almansa. Además de las críticas públicas de Butragueño a Beenhakker por su suplencia en Copa de Europa, apoyadas por el propio Mendoza, no debemos olvidar la espantada de Míchel tras los silbidos del respetable por su pobre juego ante el Español en 1989 (algo que, según confesó públicamente, no fue un calentón, sino que tenía pensado desde la semana anterior) o los “tocamientos” del mismo ínclito González a Valderrama que vieron, entre incrédulos y divertidos, todos los aficionados españoles y colombianos.

Lorenzo Sanz rompió la banca de fichajes multimillonarios (para la época) al contratar a Predrag Mijatovic pagando una cláusula de rescisión que hoy aparece ridícula: 7,5 millones de euros. Con Mijatovic, llegó el despiporre: tras el éxito de la Séptima, Seedorf, Suker y el propio montenegrino crearon lo que la llamada prensa deportiva (dos palabras, dos falacias) dio en llamar “Quinta del Ferrari”, con noticias humillantes sobre la vida privada de ciertos jugadores, ebrios de dinero. La situación se pudrió de tal manera que todavía hieren las imágenes del holandés discutiendo con sus compañeros en una de las muchas derrotas que el llamado Super-Dépor infligió al Real Madrid en Riazor. 

La sensación de caos y decadencia que reinaba en el club, donde se rumoreaba que el presidente jugaba al póker con el dinero de la caja, abrió las puertas a Florentino Pérez, ese que despreciaba a Mendoza por hortera. Por fin iba a tener su oportunidad, pero la situación se le fue igualmente de las manos. Sin un rumbo claro sobre el tipo de relación con los jugadores, más que el puntual pago de los salarios a final de mes y el aumento de las cuentas de resultados, nombró director deportivo a un tipo  que aparecía encantado de haberse conocido y cuyas expresiones de talento se reducían a vender motos averiadas y mantener un canal directo con el entonces todopoderoso grupo PRISA. La llegada de rutilantes estrellas, a una por temporada, los llamados “galácticos”, auguraba un final parecido al de Lorenzo Sanz. Los gritos de Hierro al presidente por haber dejado marchar a Morientes, en una cena en presencia del núcleo duro de la directiva, con sus respectivas esposas, abrieron la puerta al malagueño y al “manoblanda” Del Bosque, comenzando a moverse el péndulo infame de entrenadores sin siquiera tratar de mantener una línea mínimamente coherente. En su segunda etapa, Florentino Pérez ha corregido y aumentado los errores de su primer mandato y la percepción de que algunos de los jugadores que contrata ocultan una finalidad espuria relacionada con sus responsabilidades en la inmobiliaria ACS, pesa como una losa.

Con Florentino, los jugadores juegan cuando quieren, se confabulan para echar entrenadores y plantan cara, con más interés que acierto, a las decisiones presidenciales. Los hay que quieren jugar todos los partidos para llevarse baloncitos dorados, los hay que se enfurruñan con sus compañeros cuando encajan cualquier tipo de gol, los hay que pasan y los hay que corren como pollos sin cabeza. Ante esta panorama, el presidente nombra entrenadores en función del estado de ánimo de los jugadores: cuando están apretados, un “manoblanda”. Cuando se sobran, un exigente. Ahora toca el segundo tipo, a ver cómo mea la perrita. Eso sí, cobrar, todos cobran a fin de mes y, no perdamos de vista que con estos bueyes tenemos que arar.

Florentino Pérez Rodríguez ya tiene su juguete para epatar en la alta sociedad madrileña. Pero que no se engañe: ningún presidente ha alcanzado semejante grado de unánime reconocimiento en la gestión de los egos que Santiago Bernabéu. Aplaudida por todos, tal habilidad se antoja virtud al contemplar la sucesión de presidentes arribistas que le sucedieron, excepción hecha de su amigo Luis de Carlos, ansiosos por tocar pelo. Uno tiende a pensar que habría que pagar por jugar en el Real Madrid y que la ambición y el hambre de títulos prestigian tanto a la institución como al jugador una vez conseguidos. Parece, no obstante, que los presidentes que ocupan la silla de Bernabéu tienen otra visión de la jugada y velan por unos intereses distintos y, en no pocas ocasiones, distantes.

¿Y la prensa? Bien, gracias. Trataremos el asunto en la próxima entrega.

COMENTARIOS [0]
[ chinchin ] ha dicho:
09-06-2015
Citando a bg_rules :: No. 13 :: 08-06-2015

El problema de la provocación de Piqué no es ni el chico, que el pobre es un infantiloide de capirote en ristre desde antes de que sus padres fueran novios, ni lo que ha dicho, que, francamente, ha sido muy ingenioso y realmente efectivo como ...

Así es. A mi lo que diga Piqué me importa un bledo...total, si ya sabemos lo que se puede esperar del Shakiro. Lo que me preocupan son los nuestros. ¿Cómo habría llamado Mou a Carajal luego de su "buenista" respuesta? ¿Solamente rata? ¿Y el silencio cómplice de los que nada dijeron, Topporrata, el Cantaor, ahora mudo, y el aplaudido Isco? ¿Es que los del Madrid se avergüenzan de ser del Madrid excepto para cobrar?

Pues este es el perfecto ejemplo de la España de hoy, la del Rajao: me abofetean, pues pongo la otra mejilla y, si es menester, me bajo los pantalones para lo demás.

Y hay otro detalle, los de la prensa están en el mismo plan y por eso no le preguntan a Arbeloa.

[ Marcus48 ] ha dicho:
09-06-2015

Pero ¿corre la banda o la pisotea sin otro objetivo que lanzar melones donde sea? Amigo bg-rules, has estado muy condescendiente. Un abrazo.

[ bg_rules ] ha dicho:
08-06-2015

El problema de la provocación de Piqué no es ni el chico, que el pobre es un infantiloide de capirote en ristre desde antes de que sus padres fueran novios, ni lo que ha dicho, que, francamente, ha sido muy ingenioso y realmente efectivo como emulación del binomio Míchel-Valderrama, es decir, que considerando que lo que largó está pensado con el único y exclusivo objeto de molestar, hay que admitir sin tapujos que el dardo está francamente bien tirado.

El problema, pues, no es que en la acera de enfrente haya, además de no pocos con mala baba, algún tonto intenso, en concreto uno de esos que, según van cumpliendo años, van pareciendo más tontos porque su tontuna contrasta de forma creciente con sus arrugas, también crecientes. El verdadero problema es que detrás de esta gracia y de este bobo, viene uno de los más listos de la clase y que atiende al nombre Carvajal, el descubiertos, y se nos descuelga, henchido de afanes conciliadores y en alambicada pirueta de tolerancia y apaciguamiento zp style, o sea, en derroche de eso que hoy tanto se valora y que llamamos buen rollito, con que "no considera una ofensa las palabras de Piqué", y remata la jugada felicitándoles por sus triplete, que resulta ser a la sazón la mitad del sextete que estos cantamañanas nos decían que iban a ganar cuando lo de los 23 partidos de imbatibilidad ante el Osasuna, Onteniente, Recreativo y así. 

¿A que os parecía a todos difícil pensar en la posibilidad de encontrar a alguien que parieciera más bobo que Piqué? Pues ahí lo tenéis, corriendo la banda por el lateral derecho. 

Si ejkeeeeeeee... 

[ zarpi ] ha dicho:
08-06-2015

Para saber la receta futbolística contra el Sistema traidor y su Farsa, hay que salir de la propaganda de síntesis (nazionalsocialista-comunistoide). O sea, driblar la mediocre ignorancia obligatoria, y volver a fijarse en el fútbol, que ahora brilla en la Premier:

"Hay personas que tuvieron una idea, una filosfía y quieren crear algo así como una idea de construir muy bien desde atrás, tener una posesión de balón muy buena y sin jugar al contraataque. Han generado falsas ilusiones y han influido a la opinión pública. Pero el fútbol no cambiará nunca. El fútbol es ganar, y si no juegas al contraataque es porque eres estúpido. Es una parte fantástica del fútbol, un arma que, cuando encuentras a tu rival en desequilibrio, te aporta una fantástica opción para marcar un gol." "Cuando la gente habla de una nueva generación de técnicos... ¿Qué es una nueva generación? La generación siempre será la de los que ganan. Y los que ganan de vez en cuando o nunca siempre serán otra cosa"

La receta es un presidente que garantice un entrenador con todos los galones, jugadores dedicados exclusivamente al trabajo, palos al menor síntoma de Villarato, y retirada de favores e incluso acreditaciones al menor atisbo de ataque mediático.

Es decir, echar a gorrazos del Bernabéu a todo especímen similar al actual Ser Superior, y traer lo más parecido a Mou como director técnico con todo el mando en plaza del mundo garantizado. El luso, aún arrastrando a todo tipo de traidores vendidos al Sistema antimadridista dentro, ya demostró que nada mejor que la realidad para destrozar toda la mostruosa maquinara farsante patria basada en la mentira. ¿Qué hubiera pasado si desde la presidencia se hubiera puesto en su sitio al Topo y sus dos o tres divas cuando Mou los desnudó? Escalofríos en Hezpaña sólo de sugerirlo...

Pero claro, quienes tienen que obligar al palco a actuar como cualquier club serio son los aficionados, incluidas hordas de pastueños piperos; y con la ignorancia patria hemos topado...

[ Mundo ] ha dicho:
08-06-2015

Desde hace mucho tiempo los campeonatos de fútbol se juegan y ganan en los despachos, esto nos lleva a los detalles puntuales en el desarrollo de un partido, que no son muchos los que se necesitan ( pero que cada vez son más dificiles de ocultar por la cantidad de tomas televisivas que los denuncian), facilicitando la adulteración de resultados y consecución de campeonatos .

aunque igual que en las oposiciones, de vez en cuando se cuela el NOTABLE, el EXCEPCIONAL , el BRILLLANTE y no queda más remedio que aprobar a lo que aspira ó pondrá al Tribunal examinador de bruces y hasta las últimas consecuencias,  pero para eso hay que tener además de conocimientos, bemoles y solvencia moral. 

Este miserable presidente que padecemos no posee ninguna de las virtudes imprescindibles para guiar al Real Madrid, queda perféctamente reflejado en ambos artículos en la parte que a él le corresponde.

Aunque tampoco podemos aspirar a más, después de todo es la representación de una mayoria mediocre que solo puede estar dirigida y representada por mediocres, así nos vá y lo que se atisba en lontananza es más grave,

esto puede ser una muestra,  la externalización de los servicios fisioterapéuticos a los que los jugadores muestran disconformidad y reticencias a ir,  ¿que relación tiene Florentino con los agraciados? ¿400 euros por sesión no es muy caro?.

Hasta que no sea despojado de la presidencia este inverecundo millonario, hay poco a lo que aspirar, el club es un medio a su disposición para conseguir otros objetivos desconocidos que tiene poco que ver con el Real Madrid,

suscribo de principio a final la brillante disección de Pailán.

 

[ Pailán ] ha dicho:
08-06-2015
Citando a wh :: No. 1 :: 07-06-2015

Luego del buen repaso de Pailán a la reciente historia (presidencialista) del Madrid, me gustaría agregar unos datos sobre los cuatro últimos presidentes y la que es, para mi, la competición más importante...

 

Demoledores datos los que traes a colación, wh. Es la liga, efectivamente, la competición que revela la regularidad de un equipo, aunque la CHL sea algo así como un tótem en el disco duro del Real Madrid. Habría que decir, en descargo de Pérez, que el Barça 2009-15 es el mejor de todos los que he visto (¿alguien podría decirme en qué posición jugaban Sánchez Jara, Escaich o Korneyev?), pero no deja de resultar sorprendente que las épocas de los peores presidentes el Madrid haya ganado más ligas que las de la farsa de Messi. Eso sí, ACS tiene contratos en Colombia, Australia, Arabia Saudí et al.

A ver si Zarpi va a tener razón...

[ Pailán ] ha dicho:
08-06-2015

 

No saben. No pueden. No quieren. Y es en esta triple incapacidad donde demuestran su alma paleta y enana. Cuando pierden, la culpa nunca es suya, sino del césped, de álbitro o de una confabulación ultra-cósmica-espacial-planetaria que busca aplastar a un Barça triomfant porque yo lo valgo. Peor es cuando ganan: nunca a favor de sus colores o su afición, sino contra el Real Madrid. En cualquier caso, tienen siempre presente al club de Chamartín en sus oraciones.

Un día fue Eto''o, ese intelectual, gritando aquello de Madrid, c.brón, saluda al campeón. Luego Xavi, más malo que la carne del pescuezo, pero que, como futbolista, lo ha ganado todo en todas las categorías, diciendo que el mejor recuerdo de toda su carrera fue el 2-6. Y ayer el payaso de Piqué, jugador de póker y defensa central en sus ratos libres, dando las gracias a Kevin Roldán, ya sabéis, el DJ que sacó las fotos de la fiesta de cumpleaños de Cristiano. "Con él empezó todo", dijo.

ADN Barça. Valors. Impensable en jugadores, técnicos y/o directivos de equipos grandes.

[ bg_rules ] ha dicho:
08-06-2015

Se consumó el fracaso total de nuestro Madrid con la victoria catalana en la final de CHL. Porque hay que admitir que cada título que gana uno, es una derrota para el otro. Si el Barcelona también se hubiera quedado en blanco esta temporada, nuestros males serían menos porque es el Barcelona el único enemigo que se puede comparar en potencia y calidad al Madrid. Y no lo confundamos con barcelonitis, que no se trata de eso. Actualmente, que gane la liga o la copa cualquier equipo que no sea el Barcelona o el Madrid es un accidente más o menos anómalo, un paréntesis momentáneo. El año pasado, el fracaso del Barcelona se vio mitigado por la liga que no ganó el Madrid; este año nos ha tocado comernos todo el pastel.

Aparte de esto, los números de FP que nos facilita wh lo dicen todo. 3 ligas en 12 años, con 6 para el Barcelona, es sencillamente inaceptable y definitorio. Pintan bastos.

[ NickAdams ] ha dicho:
07-06-2015
Citando a ZAPEZIPI :: No. 6 :: 07-06-2015

Relato sucinto pero fiel, según mi criterio, tras haberlo vivido en directo. Enhorabuena.

Sólo voy a añadir una pincelada sobre la época de Florentino. Su mandato está siendo la época en que el Barsa se ha pu...

Pues muy acertada la pincelada de Zapezipi, completamente de acuerdo. Florentino está llevando al Madrid al segundo lugar de España (más abajo es díficil ir con el equipazo que tenemos).

Por cierto, hoy, feliz con la victoria de Wawrinka sobre Djokovic. Tremendo partidazo el del suizo. Le debía una a Rafa y se la ha pagado con creces. Creo que hoy al suizo no le ganaba nadie. 

Me compensó la derrota del Laso Team ante el Valencia. Hoy hicieron lo más dífícil, una remontanda tremenda ante un Valencia de primer nivel y, cuando tenían al partido a mano, les dio la obsesión por rematar a base de triples y no entró ninguno. A ver si se ponen las pilas.

[ ZAPEZIPI ] ha dicho:
07-06-2015

Relato sucinto pero fiel, según mi criterio, tras haberlo vivido en directo. Enhorabuena.

Sólo voy a añadir una pincelada sobre la época de Florentino. Su mandato está siendo la época en que el Barsa se ha puesto a la altura del Madrid, cuando hasta ahora sólo había sido el segundo en discordia y a veces ni eso.

Cuando la hegemonía se dilucida, como ahora, entre dos, los errores de uno se convierten automáticamente en éxitos del otro. Y hubo un error inicial inmenso, fruto de la prepotencia e ignorancia deportiva de Florentino, que ayudó al Barsa en el inicio de su época dorada: me refiero al casi regalo de Etoo a la vez que despreciaba el interés de Ronaldinho en venir al Madrid (prefiriendo a Beckhan). Etoo y Ronaldinho fueron claves en ese cambio de época para el Barsa, llegando el brasileño a levantar aplausos en el Bernabéu.

Hubo un tiempo en que los madridistas estábamos encantados de que Gaspart siguiera de presidente culé. Ahora, con Florentino, creo que estamos en el caso contrario.

 

[ pezuco ] ha dicho:
07-06-2015

 

Uno tiene poca memoria, pero recuerdo perfectamente el debate que tuvieron Ramón Mendoza y Flojoytimo en tv. En juego estaba la presidencia del RM y en un momento de la refriega sale a relucir el mimo con que Mendoza trataba a los jugadores. Entonces el viejo presidente le responde a Flojoytimo:

"Si a Ud sus jugadores le ganan 5 Ligas seguidas madruga todos los días para llevarles el café a la cama".

Ni que decir tiene que aquellas elecciones las ganó el canoso Mendoza, pero el constructor aprendió la lección, cuando volvió a optar por la presidencia contra Lorenzo Sanz, esta vez ganó gracias al voto por correo, que según contaron varios periolistos, muchos votos se compraron a pie de playa donde veraneaban los socios madridistas.

Este es el RM que tenemos y en esas manos está. Luego viene un juez y le pregunta por sobres, pagos en B, sobornos y nuestro presi se nos ofende.

Creo que el mejor fichaje de la Farça se llama FP que nos trae a manos flojas, mientras su modelo persista no hay solución.

 

[ wh ] ha dicho:
07-06-2015
Citando a diezenel93 :: No. 3 :: 07-06-2015

hola a todos.

He dejado transcurrir unos dias para ver como se desarrollaban los acontecimientos del fichaje del nuevo entrenador, los movimientos del "entorno" y los resultados del FCB que, tras su triplete, auguran un tiempo de cansina loa al rival...

Completamente de acuerdo que se necesita otro perfil de presidente en estos tiempos que corren pero, en mi opinión, hay dos requisitos fundamentales para tener un buen presidente, que Bernabéu cumplía y que no cumple Pérez:

1) Dedicación completa al Real Madrid. Al Real Madrid. Real Madrid y nada más. Que la presidencia no sea compatible con ninguna otra cosa más. Salario, alto, altísimo, si es menester, pero pensando en el Real Madrid las 24 horas del día.

2) Que sea un tipo con carácter y que, además, sepa librar la batalla mediática: que sepa hablar en público, que comunique con la gente y que tenga claro que ahora hay que estar en las televisiones ( no entiendo por qué Real Madrid TV no emite en abierto) y en las redes sociales. Que pelee y defienda al Madrid en los despachos y en la calle. Clara y rotundamente.

[ diezenel93 ] ha dicho:
07-06-2015

hola a todos.

He dejado transcurrir unos dias para ver como se desarrollaban los acontecimientos del fichaje del nuevo entrenador, los movimientos del "entorno" y los resultados del FCB que, tras su triplete, auguran un tiempo de cansina loa al rival.

Sobre los dos últimos post, excelentes en cuanto a la visión histórica, quisiera hacer un para de apuntes, basados en un caso en la experiencia personal de mi familia y, en el otro, de la mía propia.

Hubo en los 50-60-70 y parte de los 80 (luego languideció) un restaurante en Madrid donde ocurrió todo lo relevante de la época. Era Jokey. En su segunda planta, donde estaban los reservados por los que pasaron Samuel Bronston y las estrellas de cine americano de la época que rodaron en España (Charlon Heston, Ava Gardner, David NIven, John Wayne, entre otros) o personajes como Jacqueline Kennedy o presidentes de gobiernos o un joven principe Juan Carlos que luego fue rey o un jóven en moto conocido como Isidoro, había uno especial  pequeño por el que pasaron jugadores del Madrid de la época y también Bernabeu. Mi padre, que tuvo contacto con esa realidad (y al que agradezco que me enseñase lo que es ser madridista) me hablaba de como a veces coincidieron en el mismo D. Santiago con Francisco Miró-Sans o Enrique Llaudet, presidentes del Barça de la época, en reuniones con representantes del gobierno.

Con ello,  quiero indicar que la transversalidad de las influencias políticas, sociales y financieras de cada época con el futbol han sido constantes y fuertes. Otra cosa es que fuesen mas o menos conocidas e, incluso, manipuladas en algún caso por intereses de diverso tipo.

Por mi parte, y debido a cuestiones laborales, he tenido contacto cercano con el de Guardiola que, para nuestro inri, ampliado este año con el triplete. Y es necesario que analizemos el porqué de este proceso en el que en el cómputo global de lo que llevamos del presente siglo el FCB acredita mejores resultados que el Real Madrid. Y en primer lugar, hay que señalar el fracaso del modelo impuesto por el presidente Florentino Pérez, que acredita un menor número de títulos en todos los capítulos frente al rival. Pero, en segundo lugar, creo que sería un error no considerar el entorno socio-económico-poítico que ha imperado en nuestro país en estos años donde, de un lado, el FCB se ha visto favorecido por las élites catalanas y nacionales y, de otro, por la falta de miras y el edonismo de la radicada en la capital, mas propia de la película "la hoguera de las vanidades".

El fútbol es un negocio global: ayer, las apuestas de la final de la Champions alcanzaron cifras mareantes (SkyChannel). Los equipos por vía directa o por vía indirecta son controlados o están influenciados por grupos o intereses económicos que no radican en el país del equipo y, en muchos casos, son ajenos al mundo del deporte. La viabilidad de un campeonato depende de los derechos de TV y su reparto (de ahí el conato de huelga en España o las fricciones en UK o Alemania). Ante ello, el Madrid debe reflexionar si quiere seguir perviviendo como institución o, si por el contrario, se perderá en el marasmo de este nuevo modelo.

Mi padre me enseñó a valorar a Santiago Bernabeu, pero creo que hoy en día, necesitamos algo distinto porque los tiempos son diferentes: no creo que sea una persona, deberá ser una filosofía nueva (pues ahora no tenemos ninguna que no sea la de ACS), que vuelva a situar al Madrid al frente del futbol a nivel nacional e internacional, con proyecto de futuro.

[ Galego49 ] ha dicho:
07-06-2015

Excelente segunda parte de la entrada de Pailán y muy bien complementada con el resumen que acompaña WH de los titulos que llevamos por presidente. Espero con impaciencia la tercera parte.

[ wh ] ha dicho:
07-06-2015

Luego del buen repaso de Pailán a la reciente historia (presidencialista) del Madrid, me gustaría agregar unos datos sobre los cuatro últimos presidentes y la que es, para mi, la competición más importante, la que mide mejor la eficiencia de un equipo, la Liga (la Champións es muy querida, muy de relumbrón, pero es también una lotería):

Ramon Mendoza (10 años de presidente),  6 Ligas.

Lorenzo Sanz (5 años), 1 Liga

Ramón Calderón (3 años), 2 Ligas

Florentino Pérez (12 años) 3Ligas

Principal enemigo:

Época de Mendoza: 4 Ligas para el Barcelona

Época de Sanz: 2 Ligas para el Barcelona

Época de Calderón: 1 Liga para el Barcelona

Época de Pérez: 6 Ligas para el Barcelona

Y lo peor, el equipo regido por Pérez ha dejado escapar, consecutivamente, las dos últimas Ligas, que nunca debieron perderse.