[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

VINICIUS-VINICIA-VINICIUM

Segundo partido de la nueva era madridista de esta, hasta ahora, nefasta temporada. Después de mostrar desde septiembre una cara lamentable –excepción hecha de un par de partidos–, con un estado físico preocupante y una ristra de lesiones musculares mosqueante, de pronto, entre milagrosa y viniciusmente, el equipo va y se transforma, y de deambular por el campo como un zombi con los calzones caídos y las piernas de plomo, con la velocidad de la gacela pasa a morder como una hiena a sus contrarios, haciendo un derroche de una actitud y un poderío físico que necesitan urgentemente de una explicación. Y la explicación que necesitan debería servir, entre otras cosas, para disipar la sospecha de que el druida Panorámix se ha dado un par de vueltas por Vadebebas para saludar más o menos efusivamente a nuestros muchachos.

Es difícil saber qué sería peor, si descubrir que los batidos del Madrid son tan buenos como los del Barcelona de la Nandrolona o que estos jugadores tienen la cara de cemento y aprietan cuando les sale del forin-ofis. Como de lo primero no hay datos, y como lo segundo es un clásico en un club como el nuestro, donde el vestuario es el presidente, el presidente un hombre de negocios de reconocido prestigio y el entrenador un pelele con fecha de caducidad, casi mejor vamos a pensar que la metamorfosis súbita se produce porque ellos lo valen. Visto que la liga parece retorcida, con un VARcelona, allá lejos y que no cede (Messi y trencilla mediantes), nuestros muchachos parece que han decidido ponerse el mono de trabajo, hacerse profesionales y ser competitivos como consecuencia de ello, que a fin de cuentas son cinco partidos de copa y nueve de CHL. Catorce partidos jugados como Dios manda  en cinco meses se pueden asumir más o menos; a fin de cuentas, no llegan ni a tres al mes, lo cual es perfectamente soportable incluso para las vedettes de Concha Espina.

Anoche empezó la cosa torcida con un 0-1  recién empezado el partido, en una contra rápida que para Marcelo fue más bien supersónica, a juzgar por los metros que quien transformó en gol la jugada le sacó en cuarenta metros de carrera. Hay que ver el inicio del esprín de Marcelo. Es incomprensible que Solari haya decidido darle cancha en el estado lamentable que muestra, aunque quizás la explicación sea que el Madrid quiera demostrar que no está muerto del todo, a ver si se lo lleva la Juve del innombrable. Fue Marcelo lo único repudiable anoche hasta que saltó al campo Llorente, que para qué las prisas. El resto del equipo funcionó a gran altura, con derroche físico y una presión alta y efectiva que apabulló al Gerona, y, en medio de todo ello, el hueco que Odraizola (gran partido) dejó en el 0-1 se lo devolvió al equipo catalán entrando como un cohete en el 1-1 y dando una asistencia a Lucas, que no tuvo más que golpear la pelota.

Vinicius, o sea, el otro factor relevante en este cambio general del equipo, volvió a dar un partido excelente. Tiene Vinicius una carencia y un defecto que, de desaparecer con el tiempo y la maduración, lo convertirán en un crack: el gol y la precipitación en el pase final tras cada jugada. De momento, rompe defensas y se asocia maravillosamente y es generoso en el juego. De él nos beneficiamos todos, pero sobre todo Marcelo, que ahora, además de ser un ñusco como defensa, se ha convertido en otro ñusco como atacante, que ya tiene quien le haga el esfuerzo. Provocó Vinicius en hábil jugada el penalti que Ramos transformó en el 2-1, otra vez tirando el penalti a lo Pantonto…, hasta que se lo cacen.

Con este panorama, todo era cuestión de tiempo para que el marcador engordara, hasta que Solari empezó a hacer cambios. Uno de ellos fue el de sacar a Casemiro y meter a Llorente, que nos dio la noche en su espesura y calamidad, sacando una mano absurda a pasear para hacer un penalti tan claro como el que se tragó Undiano en la primera parte, concretamente el que le hicieron a Modric cuando se disponía a fusilar la portería gerundense tras gran jugada y asistencia de nuestro emperador romano. De pronto, nos veíamos con un injusto 2-2 y el equipo completamente desordenado producto de los tres cambios de Solari (toda la línea media: Casemiro, Modric, Ceballos por Llorente, Isco, Kroos), momento cuando Ramos dio lo que de bueno tiene y Vinicius se hizo determinante.

El 3-2, incontestable cabezazo de Ramos tras medido centro de Marcelo (equivocación, probablemente), se produjo tras una maniobra de Vinicius dando un pasa atrás desde la línea de fondo, maniobra que quizás pase desapercibida, pero que fue el origen de todo lo que vino después hasta la transformación de Ramos. Para rematar la noche, Vinicius, el adjetivo de tres terminaciones, dio una asistencia teledirigida de rango superior, la cual empujó a gol Benzema, que nos dio un notable partido. Quedó así cerrado el primer acto con un resultado insuficiente por lo realizado, una imagen cercana al sobresaliente y una sensación de que estos caraduras podrían volver a repetir lo de las últimas temporadas, esta vez con el emperador de shocolá a la cabeza del grupo. (Bale, quédate en Gales, plis). Ver para creer.

COMENTARIOS [0]
[ ayer ] ha dicho:
27-01-2019

No, pedo; es un lapso:

Tres días pa q dejes de joder a España y los españoles.

[ ayer ] ha dicho:
27-01-2019

Qué genio el doctor pedo con el ultimato a cateto Maduro...

Voy a probar yo también:

Pedo, te doy tres días pa que dejes joder a España y los españoles.

Jo... Y ya puestos:

Mafiosos del tasi: tenéis dos días pa despejar la Castellana.

 

 

 

 

 

 

 

[ Haplo ] ha dicho:
26-01-2019

Aparte de lo ya dicho más o menos por todos, yo vi otras cosas que no sé si alguien más opina como yo o también vió. 

Por ejemplo, Casemiro, habéis dicho que estuvo bien, yo le ví ir de menos a más. En la segunda parte estuvo enorme hasta que le sustituyeron.

La mano de Llorente, es realmente extraña. Al empujarle Nacho, parece un acto reflejo para mantener el equilibrio. Es realmente estúpida la mano, y muy extraña, pero creo que no se le puede tampoco asesinar por esa cagada, al menos yo lo veo así. No sé si es porque me cae bien, no sé si es porque le veo futuro, o porque se ganó y la cagada al final quedó en algo menos. 

Ceballos no es santo de mi devoción, pero ayer me gustó. Y lo que más me gustó fue el cambio de juego que intentó controlarlo, falló y se le escapó por la banda. Se agarró un mosqueo monumental consigo mismo pegando varios saltos de mosqueo. Fue recompensado con un aplauso por el Bernabeu. 

Hubo 2 cagadas gordas más en defensa que nos pudieron costar muy caras en zona de 3/4 en nuestro propio campo. Abortadas por Courtois, y por el paquetismo de los gerundenses.

Por último, a Isco le ví con ganas ayer. Le ví pedir el balón al menos en dos ocasiones. Y no se lo pasaron cuando podía haber recibido el balón en buena posición y no se lo quisieron pasar. Isco se mosqueó. ¿Alguien más lo vío?

El Bernabeu presentó ayer otra vez una entrada bastante lamentable. Sin embargo se vió un público con ganas de animar, y con ganas de agradecer a sus jugadores el cambio de actitud. El juego quizá siga sin ser brillante, pero el cambio de actitud le da otro aspecto totalmente diferente. Y una última cosa, con Lopetegui, cuando nos presionaban nos empeñabamos en jugar la pelota al toquecito. Sin embargo ayer no hubo absolutamente ningún problema en pegar pelotazos para sacarla de nuestro campo. 

[ retaso ] ha dicho:
25-01-2019

La alineación de Marcelo me disgustó sobremanera. Sólo se merece la grada, ni siquiera el banquillo; que reciba el mensaje. ¿Puede el Madrid dejar de pagarle su sueldo? Porque yo creo que sí, ya que ha demostrado negligencia grave en el trabajo por el que se le paga.

Con ese agujero en defensa no podremos aspirar a nada (y menos mal que Ramos está on fire. ¿Porque quiere que le suban el contrato a 18 millones por temporada, como he oído por ahí?). Y salvo que Mariano (el bueno) vuelva pronto, juegue, y triunfe, menos aún. El Girona necesita dos ocasiones para meternos dos goles. Nosotros necesitamos muchísimas para marcar. Somos como un Ferrari sin frenos ni biela.

[ Alekhine ] ha dicho:
25-01-2019

Y, digo yo, la tercera opción, ¿no puede ser que, ya, se empiece a ver la mano de Pintus en la preparación física que no se había realizado correctamente en tiempos de Lopetegui?

Con respecto a ViniVidiVicius, a tirar y a centrar bien se aprende con el entrenamiento adecuado y con la edad (con algunas excepciones pero, por negligencia propia). Lo que no se aprende es el desparpajo, la velocidad y el saber colocarse siempre en la mejor posición, dentro del área, para el remate pronto y efectivo. El resto, todo se aprende. Y, en el propio Madrid, tenemos un ejemplo diáfano: D. Francisco Gento. Cuando llegó, sólo sabía correr. Primero, aprendió a no dejarse la pelota atrás. Luego, aprendió a centrar y es uno de los mejores centradores que he visto y, por último, aprendió a tirar hasta las faltas directas.

Sobre Llorente. No jugó mal. Cayó en un error infantil al reclamar falta por el empujón sufrido, alzando su mano derecha. No se dio cuenta que, quien le había empujado había sido su compañero Nacho. También es casualidad que, en esa misma décima de segundo pasar el balón por allí y lo golpeara. Podría haberlo hecho una décima antes o después y no habría pasado nada.

Undiano acertó en todo lo que se propuso: putear al Madrid, como siempre. Lo mismo que intentaron los del VAR S.A. y lo consiguieron en el penalty cometido sobre Modric. No pudieron con el cometido sobre ViniVidiVicius: fue tan tonto como evidente y, encima, en las narices de Undiano.

[ wh ] ha dicho:
25-01-2019

Exceptuando a Marcelo y a un desnortado Llorente en su vuelta al campo, el resto del equipo estuvo bien y, algunos, muy bien..., pero hay dos a los que quiero destacar: Benzema y Vinicius Jr. Lo he dicho ya en ocasiones anteriores y lo repito ahora, coincidiendo con bg_rules y- ¡ya me jode!- con Valdano: cuando el brasileño de un pasito más hacia adelante y mida mejor el momento del remate final, tendremos un super-jugadorazo en nuestras filas. Benzema, por su parte y en mi modesta opinión, está jugando mejor que nunca; su nivel de asociación y la calidad de sus pases, movimientos y desmarques rozan la perfección y, a veces, la alcanzan. Sólo nos falta, y el Floren no se quiere enterar porque sólo en el new estadio quiere pensar, un real killer.

Y lo del arbitraje hay que volverlo a mencionar, aunque no me guste: Undiano Zopencon nos volvió a atracar. Para mi la jugada de Modric fue penalti y nos tarjeteó alevosamente utilizando la otra parte de la vara, la blanda, con el Gerona. De esto tampoco el Floripondio se quiere enterar.

[ NickAdams ] ha dicho:
25-01-2019

No pude ver el partido pero todas las referencias que me han llegado, incluidas las del blogger, indican que, otra vez, volvimos a hacer un buen partido, a pesar de que nos metieron dos.

¿Habrán decidido ir solamente a por la Décimocuarta y por la Copa?

Ya veremos.