[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

SOLOS CONTRA TODOS

¡Qué tremenda desazón y qué sensación de impotencia se siente cuando, cada día –día a día–, uno asiste atónito al desmoronamiento de nuestra nación, que, en manos de unos políticos traidores, está siendo destruida junto con el sistema político que trajo esta partidocracia, con la necesaria aquiescencia y/o colaboración de prácticamente todos los medios de información! Tiene uno la sensación, en días como el de ayer domingo, de ser una marioneta manipulada más que un ciudadano con derechos, de estar siendo dirigido por algo que se escapa a lo que vemos y que se concreta en lo que vemos. Solamente si se tiene un mínimo de formación, si se está permanentemente alerta y si se dedica buena parte del tiempo a intentar entender lo que ocurre día a día, se puede adquirir, y no sin dificultad dado el pozo de manipulación informativa donde habitamos, una idea real del drama que estamos viviendo y de la tragedia a la que nos están abocando. Del mismo modo, sólo estando en tensión permanente y alerta, el ciudadano tiene la capacidad de permanecer consciente de lo que le rodea, que en nuestro caso es una manipulación permanente donde el pensamiento único reina y la ética se reduce al relativismo en todo el espectro político y mediático.

No creo que haya un solo español con dos dedos de frente que no sea consciente de que estamos viviendo unos momentos políticos de extrema gravedad. Habría que suponer, independientemente de ideologías, que el amor por la propia patria y el deseo de salvaguardad su integridad son sentimientos compartidos por la mayoría de los ciudadanos, pero la dura experiencia diaria apunta a justamente lo contrario. Es bien sabido que en Cataluña la situación política es crítica y, que dadas las circunstancias, cualquier manifestación encaminada a exaltar el sentimiento de unidad, estando como estamos inmersos en un evidente proceso de golpe de estado, debería tener un apoyo incondicional de aquellos partidos y aquel sector de medios de comunicación que teóricamente defienden esa unidad y ciertos posicionamientos ideológicos. Parece obvio, también, que por razones distintas, la izquierda socialdemócrata y la comunista tienen un interés muy vago por mantener esa unidad, en el primer caso, y otro muy intenso por que sea destruida, en el caso de los totalitarios. Donde uno definitivamente se pierde es en el comportamiento del centro-derecha, o lo que sea, que se supone representado por el PP y C’s, junto con los medios de información que les son más afines.

¿Era un acontecimiento relevante en este momento político la manifestación por la unidad de la nación y exigiendo elecciones convocada en Barcelona por iniciativa particular de un empresario? Cualquiera pensaría que sí, pero, sorprendentemente, parece que, para los medios de comunicación, no, a menos que sea para minimizarla, para ponerla bajo sospecha o para ambas cosas. En algún caso, como veremos atónitos, simplemente para hacerla desaparecer. Por su parte, ningún partido parlamentario ha asistido a la misma, y quienes lo han hecho a título individual se han cuidado de diluirse entre los manifestantes para no destacar.

Que El País, periódico que colabora activamente con el PSOE en todo el proceso que estamos viviendo en Cataluña, se descuelgue con una crónica delirante sobre lo acontecido en Barcelona este domingo no nos sorprende. Es más, nos parece lo lógico viniendo de la pocilga de donde viene. No obstante, hay límites de lo soportable, y este papelucho los traspasa cómicamente afirmando que algunos de los manifestantes “se han adelantado en un momento dado para encontrarse con la concentración antifascista apoyada por los CDR.” Obviamente, lo que ocurrió es que, según discurría la manifestación, una contramanifestación –y no otra manifestación convocada a la misma hora–  de nacionalistas-separatistas-golpistas empezaron a lanzar insultos e increpaciones, que fueron respondidos por parte de los manifestantes.

El asco que produce El País sólo es comparable con la tristeza que produce leer el ABC, en otro tiempo un periódico serio, hoy una cosa amorfa que no sabe a dónde va ni por qué: en el ABC la noticia, sencillamente, ni siquiera aparece. No existe. No ha habido manifestación en Barcelona. El Mundo, por su parte, no llega tan lejos, pues informa del asunto en tercera línea con un  “Marcha tensa en Barcelona contra la negociación entre el Gobierno y la Generalitat”, destacando, eso sí, que hubo “un herido en la cabeza por un grupo de ultraderecha al finalizar la marcha”, y dejando un aroma general a que allí había mucha ultraderecha, VOX incluido, naturalmente. Esto justificaría la presencia de grupos antifascistas contramanifestándose. Los pájaros disparando a las escopetas.

La Razón, por su parte, en cuarta fila dice “Gritos de “nazis” contra una manifestación por la unidad de España en Barcelona”. El titular de la noticia es “Increpan al grito de “nazis” a los manifestantes por la unidad de España en Barcelona”. Conclusión: para alguien, los manifestantes caen bajo la sospecha de ser nazis. ¿Correcto? Pues no. Porque en el desarrollo de la noticia se puede leer lo siguiente: “La manifestación ha vivido momentos de fuerte tensión cuando los asistentes han pasado frente a la avenida Mistral, donde se concentraban unas doscientas personas convocadas por movimientos antifascistas. Un cordón policial de los Mossos d''''Esquadra ha impedido que ambos grupos se enfrentasen y que los insultos que se han intercambiado llegaran a mayores. Mientras unos gritaban "Cataluña es antifascista", los contrarios a la independencia han respondido con gritos de «nazis, nazis».” El más incauto pensaría que los redactores de La Razón son tontos del culo contradiciéndose en los titulares por dos veces en relación con el hecho descrito en el desarrollo de la noticia. Sin embargo, otros estamos convencidos de que el error está muy controlado, estando en el ánimo de quien redacta esa noticia establecer en los titulares, que es lo que lee en 90% de la gente, por dos veces un paralelismo entre los manifestantes y los nazis. Si, como ocurre en todos los periódicos, además se subraya la presencia de VOX –partido que es sistemáticamente ignorado en los medios de comunicación, pero, qué casualidad, no en esta ocasión–, parece que estamos en un caso claro de verde y con asas: VOX=nazi.

Que este tipo de manipulación venga de los estercoleros de la izquierda es comprensible; que venga de los periódicos supuestamente conservadores es muy significativo, aunque aparentemente pueda parecer contradictorio. En vez de estar al lado de los manifestantes, defendiendo sus justas reivindicaciones y apoyando y difundiendo un esfuerzo que busca preservar la unidad nacional y que se forme un gobierno legítimo, todos los esfuerzos se centran en asociar a los mismos a los nazis y a la extrema derecha, VOX mediante. 

¿Por qué? Por miedo. Creen, y hacen bien en creerlo porque aciertan, que VOX representa la mayor amenaza para el sistema corrupto de partidos que nos gobierna y del que todos ellos se benefician, tanto a derecha como a izquierda. Ellos saben que el discurso de VOX desenmascara su corrupción política y se enfrenta al proceso de desmontaje del estado y del sistema de la Transición en el que todos los partidos y prácticamente casi todos los medios de información están inmersos y colaborando. Porque VOX habla de unidad, de desmantelar el sistema de las autonomías, de recuperar el control de la educación, de modificar la ley de partidos para reducir la influencia de los partidos independentistas, separatistas y filoetarras, de ilegalizar los partidos golpistas… VOX es un auténtico peligro para el tinglado del que se benefician todos los partidos parlamentarios y los medios de comunicación que colaboran en este desmantelamiento. Por eso van a intentar asfixiarlo en la medida de sus posibilidades, y, si para ello, se hace necesario echar un cubo de mierda sobre una manifestación en Barcelona, se echa, porque, al final –¿verdad, Marhuenda?– el repugnante acto se reduce a un daño colateral necesario para alcanzar el fin supremo. No pueden dar más asco.

Ante este proceso que parece irreversible, quienes tengan una visión clara del asunto deben reaccionar y colaborar en la medida de lo posible para detenerlo, ya sea en sus círculos más cercanos, ya sea dando difusión a los textos y autores que denuncien lo que está ocurriendo, ya sea respaldando o afiliándose a quienes defiendan nuestros valores... Lo que no podemos es quedarnos mirando cómo destrozan nuestra nación y nos abocan a un régimen totalitario más o menos disfrazado de democracia.

COMENTARIOS [0]
[ wh ] ha dicho:
10-09-2018
Citando a ZAPEZIPI :: No. 5 :: 10-09-2018

Acabo de ver cómo una de estas ministras que ha puesto el guapo justifica su máster en comparación con los de otros.

- No todos somos iguales -argumenta-.

Bravo, niña, por ahí se empieza a entender la filfa d...

Exacto, Zapezipi, "no todos somos iguales·, ellos los rojos, siempre se han creído más iguales que los supuestamente iguales. ¿Y ahora qué hará el Pedo? Nada.  Pura basura que hay que sacar de ahí cuanto antes.

Mentirosos habituales, es lo que son; mentirosos que usan la mentira única y exclusivamente para llenarse los bolsillos de dinero ajeno.

[ ZAPEZIPI ] ha dicho:
10-09-2018

Acabo de ver cómo una de estas ministras que ha puesto el guapo justifica su máster en comparación con los de otros.

- No todos somos iguales -argumenta-.

Bravo, niña, por ahí se empieza a entender la filfa del socialismo. Nunca es tarde.

[ NickAdams ] ha dicho:
10-09-2018

Llego un poco tarde hoy y veo que estamos todos muy cabreados con todo lo que está ocurriendo. Marcus48 ha puesto el toque final con sus acertadas preguntas y, añado yo, ya va siendo hora de que el Rey de la cara, porque sabemos que está y, además, se le espera.

No olvidemos -y deseo fervientemente que tampoco Su Majestad lo olvide- que el Rey es el jefe supremo de las Fuerzas Armadas Españolas, su Capitán General. Así que...

[ Marcus48 ] ha dicho:
10-09-2018

Excelente, por necesaria, la entrada de hoy, amigo bg_rules; como no menos excelente es el comentario de wh. Y a todo esto yo añado ¿Y el Rey qué dice? ¿Qué piensa en Ejército Español, sus FFAA y demás instituciones que deberían proteger la Unidad indisoluble de la Patria? Preguntas, preguntas y más preguntas.....

[ ZAPEZIPI ] ha dicho:
10-09-2018

Se asombraba un portugués

De que los niños en Francia

Desde su más tierna infancia

Supieran hablar francés.

Se asombraba un español

De que en un golpe de estado

Todo el camino pactado

No fuese mimo y candor.

[ wh ] ha dicho:
10-09-2018

Excelente e imprescindible la entrada de hoy de bg_rules. Lo que ocurrió, ayer, con el ninguneo y la falsificación de la valiente manifestación convocada por el Sr. Opazo -y sólo apoyada, sin fisuras, por un solo partido político, VOX- por parte del 99% de los medios de comunicación. es una muestra más –como ocurrió en Estados Unidos en la última campaña presidencial- de que los medios vendidos a los políticos con poder están dispuestos a todo con tal de seguir recibiendo el dinero que –no lo olvidemos- sale de nuestros bolsillos. 

Repasé ayer todos los medios que conozco y sólo Libertad Digital estaba dando información actualizada, en tiempo y en primera plana, de lo que estaba ocurriendo. Esto no es nuevo. Cada vez que la izquierda necesita ayuda decisiva de los medios para adquirir el poder o afianzarse en él –no olvidemos el 11-M y los calzoncillos de la SER- lo tiene y, ahora, la situación es todavía más desproporcionada aún que en el 2004. Lo estamos viendo, por poner sólo dos ejemplos, en la staliniana purga de RTVE y la podemita Telemadrid que, supuestamente, controla el PP.

El gran problema, y lo he dicho muchas veces, es que una gran parte de la sociedad no quiere ver -por comodidad o cobardía, no lo tengo del todo claro- lo que está ocurriendo ante sus ojos. Todos los partidos con poder están corruptos –y me refiero a sus dirigentes, por supuesto, no a los militantes de base- y están dispuestos, por mantener sus cómodas sinecuras, a dejar que Sánchez y sus secuaces comunistas y nazi-separatistas nos lleven una situación como la de Cuba o Venzuela. El plan que están ejecutando es muy parecido al que siguió Chávez y ya, ayer, Sánchez puso el techo de retención del poder en 2030. Despertemos de una puñetera vez, cojones y salgamos a la calle a apoyar los que están liderando la exigencia de cambio. Y cuando digo cambio, hablo de cambio en todos los sentidos, desde la supresión de las autonomías a dejar de dar dinero a partidos políticos, sindicatos, medios de comunicación  y demás parásitos de este corrupto sistema que sufrimos. Todo debería comenzar con la demanda de inmediatas de elecciones generales (porque, además, eso fue lo que prometió el sempiterno mentiroso Sánchez), sin olvidarnos, por el camino de otras cosas que nos han llevado a esta situación, como la intención de obstaculizar en la educación y en los entornos laborales el uso del idioma de todos los españoles (apoyemos, para demandar que esto termine, a Gloria Lago. He aquí su Web: www.hispanohablantes.es), detener la inmigración ilegal, etc. 

Pero  lo que es más importante, en mi opinión, es pelear en el día a día, dondequiera que estemos, por desenmascarar las mentiras que la izquierda española –con la aquiescente colaboración del traidor PP Marianil-  ha embutido en las mentes más ignorantes. Es hora de hablar, donde sea menester, de los muchos crímenes de los ídolos de estos mentirosos ideológicos y patológicos, de quiénes eran realmente La Pasionaria, Carrillo, Largo Caballero o Negrín. De contar la verdadera historia. Hablar de lo que hicieron y, lo que es más sencillo, de lo que dijeron, porque todos estos –como ahora Pablenin- tienen un alma chulesca que les hace soltar, cuando están cómodos entre iguales, la sectaria basura que llevan dentro. 

Despertemos, coño, que se nos acaba el tiempo.