[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

PRIMERAS SEÑALES

Tradicionalmente, San Mamés ha sido un campo difícil. Actualmente, el Athletic no es nada mucho más allá de un equipo aguerrido –si somos políticamente correctos– o directamente guarro –si somos menos cuidadosos y vamos directamente al grano–. Además, especialmente con el Real Madrid, saltan estos vascos al campo especialmente motivados y dispuestos a sacudir estopa como saben, hipertrofiándose concretamente este perfil en un jugador (Raúl García) que, cuando se enfrenta al Madrid, ya desde tiempos atléticos, pierde el oremus y se convierte en un zumbado peligroso. En este sentido, el Madrid fue claramente perjudicado por el árbitro ayer, sobre todo en la primera parte, que fue cuando más falta hacía repartir justicia dado que el toro, recién salido del toril, estaba robusto, fresco y dispuesto a intimidar al contrario a base de golpes hasta donde se le permitiera. 

Consecuentemente, si en el pasado un empate en San Mamés se podía considerar como un buen resultado, actualmente esto parece mucho más dudoso. En cualquier caso, por segunda vez, el Madrid ha tropezado en las dos ocasiones que se ha enfrentado a rivales de alguna envergadura, y por eso veníamos a decir en su momento que las victorias contra los leganeses de turno son inservibles a la hora de calibrar el poderío de nuestro equipo. Sin duda, la derrota en la final europea fue injusta si analizamos los méritos de cada equipo, mas no así el empate de anoche en San Mamés, donde el Real Madrid no transmitió en ningún momento la sensación de ser capaz de doblegar la situación, especialmente en un primer tiempo lamentable. En el segundo, ya se encargaría Lopetegui de descarrilar la mejora que se había producido, mejora muy conectada con el hecho de que el toro tenía la lengua fuera tras los esfuerzos del primer tiempo.

El festival de entradas sucias athléticas no se hizo esperar, y después de no se sabe cuántos tantarantanes, no fue hasta el minuto 44 que el árbitro cayó en la cuenta de que tenía una tarjeta amarilla en el bolsillo. Lo que ofreció la primera parte, por lo tanto, fue un partido muy sucio por parte de unos y muy feo para el público, que sólo vio tres disparos entre los tres palos, dos por parte del Madrid y uno por parte athlética, que fue el que terminó en gol. El resto fue mucha estopa, mucha permisividad y mucha inoperancia.

Si en la primera parte Lopetegui nos sorprendió dejando a Casemiro en el banquillo, en la segunda lo hizo con los cambios, que fueron incomprensibles en gran medida. Personalmente, creo que dejar a Casemiro en la reserva cuando hay que jugar a domicilio  contra semejante panda de camorristas es un error conceptual, pero sin duda esto es discutible. No le debió parecer muy buena su idea al propio Lopetegui, pues en la segunda parte hizo saltar al brasileño en lugar de Ceballos, que fue la encarnación de la sorpresa y que había deambulado sin rumbo durante la primera parte. Teniendo en cuenta que el resultado era 1-0, pudiera parecer que el cambio, de aspecto engañosamente defensivo, era inadecuado. No lo hubiese sido si Casemiro se hubiera situado delante de la defensa para tapar, junto con Varane, los boquetes del decrépito de Camas (que estuvo ayer especialmente histriónico, lento e irritante), y si, a la vez, Kroos y Modric hubieran adelantado sus posiciones a la de interior, con lo cual se habría ganado en orden atrás y en carácter ofensivo. Sin embargo, nos sorprendió Lopetegui colocando a Casemiro delante de Kroos y Modric, de manera que al menos tres excelentes jugadas de contraataque, en buena medida producto de la descolocación por agotamiento del contrario, se fueron al limbo como consecuencia de la falta de finura del brasileño, que no la tuvo ayer porque nunca la ha tenido. Que no suene esto como reproche a Casemiro, porque este jugador, como todos, tiene sus virtudes y sus limitaciones, y de la misma forma que no podemos esperar que Carvajal sea un gran cabeceador o Asensio un monstruo de la presión, de Casemiro no podemos esperar la precisión en el pase de Kroos o  Modric, por ejemplo. A quien hay que pedir cuentas es al director de la orquesta, que fue quien decidió optar por una manera de resolver la cosa de manera muy cuestionable.

Al cuarto de hora del segundo tiempo, Lopetegui sacó del campo a Modric, que había hecho un partido gris, y dio entrada a Isco. Nada mejoró en el juego excepto por el hecho concreto, que no es poco, de que, tres minutos más tarde, el propio Isco empataba el partido cabeceando un centro magistral de Bale que había recibido un pase de Kroos tan magistral como el centro. Aparte del gol, la presencia de Isco aportó un cierto desorden en el equipo, al sumarse su manera errática de jugar a la de Asensio, que anduvo prácticamente desaparecido excepto un fogonazo aquí y otro allá. Y entonces llegó, a quince minutos del final, la sorpresa táctica del día: oliendo a Mariano por todas partes dadas las circunstancia (1-1, rival agotado y Benzema empané), Lopetegui saca del campo a Bale y da entrada a Lucas. Bale había hecho un partido intermitente y, desde luego, no muy brillante, excepto por el centro del empate y poco más. Pero Bale es un jugador de categoría superior de quien se puede esperar una genialidad en cualquier momento, y, además, uno de los pocos que tiene desborde, aspecto este especialmente necesario porque el Athletic, muerto de asfixia tras el concierto de patadas del primer tiempo, andaba parapetado en su área descontando minutos. Con la entrada de Lucas, el amontonamiento y el desorden llegó a su máximo exponente, con Asensio, Isco, Lucas, Bencemá… moviéndose como pollos en el corral, por todas partes y por ninguna, y tropezándose unos contra otros. Mientras, Marcelo, con su patente de corso de intocable y, en un partido deplorable, ni defendía ni atacaba, limitándose a mirar y a recuperarse de los esfuerzos físicos que en realidad no hacía. Con este panorama, las ocasiones madridistas brillaron por su ausencia, mostrando el equipo una incapacidad manifiesta para levantar el partido en lo que supone la segunda alarma en la época Lopetegui, coincidente con la segunda ocasión en la que delante había alguien. El miércoles, con la Roma, llega el tercer escollo con alguna dimensión. Esperemos que no se convierta en la tercera alarma.

COMENTARIOS [0]
[ ZAPEZIPI ] ha dicho:
17-09-2018

El caso del guapo ha abierto una ventana de conocimiento hacia la opinión pública del putrefacto sistema educativo español desde 1983.

Aun a riesgo de ser pesado, insisto hoy con la noticia de la dejación de funciones del Gobierno de España (y todos los anteriores) al ignorar deliberadamente los inconstitucionales libros de texto de la educación primaria en Cataluña y que había sido denunciado por la Inspección. 

Ahora que todo el mundo habla de este tema hay que aprovechar para generar el máximo ruído  posible y exigir el retorno de las competencias educativas al Estado, desde párvulos a la universidad. Y ya que estamos, las competencias de Justicia, Interior,...

[ Galego49 ] ha dicho:
16-09-2018

Soy de la modesta opinion de que ayer Lopetegui se equivoco con la alineación inicial que condicionó los cambios y por añadidura el resultadeo final del partido. Según pienso yo, no debió xsacar de inicio ni a Modric, que visto lo visto tiene gasolina para 20 ó 25 minutos ni tampoco a Ceballos y luego se vuelve a equivocar con la salida al campo de Lucas que lleva ya desde mediada la temporada pasada sin  aportar absolutamente nada al equipo ni desbordar a nadie y si quería ir a por el partido, debió dar entrada a Mariano pero la meritocracia sigue brillandp por su ausencia en este Real Madrid y para muestra no hay más que ver la falta lanzada por Canelita, cuando hay lanzadores de sobra en el equipo, pero el sigue haciendo lo que le da la realisima gana sin que nadie opte por rechistarle lo más mínimo.

[ NickAdams ] ha dicho:
16-09-2018

Inda se lanza a la yugular del doctorete okupa: https://okdiario.com/opinion/2018/09/15/mentiroso-chulo-jeta-plagiario-mediocre-censor-3117399

Luego de esto no le quedará más remedio , si algo de decencia tiene, que dimitir o ir directamente a los tribunales para intentar ganar tiempo. 

En relación a lo ocurrido anoche en "Bilbado", coincido con la muy buena crónica de bg_rules y solamente insistiría más en el asunto del arbitraje que, con VAR o sin VAR, sigue siendo muy injusto con el Real Madrid. Pero, lamentablemente, tenemos a otro Marianín en la presidencia de nuestro equipo.

 

[ wh ] ha dicho:
16-09-2018

Por su relevancia con lo que está ocurriendo, el Tesis-gate de Pedo, coloco aquí los dos úlimos enlaces de ZAPEZIPI de la entrada anterior:

- https://www.vozpopuli.com/opinion/doctorado-serio_0_1172883149.html

- https://www.abc.es/espana/abci-universidad-camilo-jose-cela-necesitaba-doctores-rapido-para-no-perder-titulos-impartia-201809160243_noticia.html

No pude ver el partido ayer, así que no tengo más remedio -porque no soy como el Pedo- que evirar emitir comentarios sobre ello.