[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

GOLPE EN POPA A TODA VELA

Cuando el Titán de Pontevedra decidió irse a coger una cogorza con los colegas mientras en el parlamento se consumaba su destitución a manos de golpistas catalanes, golpistas republicanos (reserva del 34), totalitarios comunistas y bilduetarras, toda la lógica apuntó a la idea de que en España se estaba produciendo un golpe de estado con la connivencia de todos los partidos parlamentarios, incluido el partido del protagonista de la peonza en  restaurante de lujo. No parece tener explicación que Rajoy haya propiciado lo que está ocurriendo sin quererlo, porque ello sería como afirmar que este señor y todos los que le rodean son lerdos totales. Se ha aludido a la idea de que Rajoy no dimitió para detener al Frente Popular 2.0 porque, decía, sería como reconocer que había hecho algo malo que justificaría la moción. Ni siquiera un político tan viscoso como Rajoy pondría en peligro de golpe y ruptura de estado a su país por un precio tan bajo, a menos que, como parece mucho más verosímil, estuviera en connivencia con ese golpe. 

De ser esto cierto como parece, la trayectoria vendría arteramente justificada por la incontrovertible realidad de que la situación de Cataluña, con media autonomía a favor del golpe secesionista, sólo tiene dos posibles soluciones: una, claudicar, y de manera más o menos artera conceder la independencia –en ello estamos–; dos, el enfrentamiento violento que, de una vez por todas, ponga orden donde reina el caos, suspendiendo la autonomía, controlando la educación, los medios y las instituciones, ilegalizando a los partidos golpistas y proponiendo al parlamento central una reforma constitucional que termine para siempre con el poder otorgado a los partidos separatistas en la Transición, de manera que se acabe con lo que, a fin de cuentas, es el origen de todo este despropósito: la capacidad de controlar el gobierno central de partidos que quieren la destrucción de la nación.

En la práctica, ya resulta irrelevante cuál pueda ser la razón que ha llevado a Rajoy personalmente a colaborar en este golpe. Pudiera encontrarse la explicación en lo que ocurriera en México hace ya unos cuantos años (en lo que supuso una ruptura general con la trayectoria ideológica del PP de Aznar) o pudiera ser simplemente la falta de arrestos para enfrentarse de manera contundente y definitiva, y consecuentemente de manera irremediablemente violenta, a los golpistas catalanes. La realidad es que, a día de hoy, el legado de Rajoy es un país descuartizado con un incapacitado cerebral en la Moncloa y una puesta en escena que, de nuevo, apunta a golpe de estado conjunto, de manera que el Estado español estaría dándose un golpe a sí mismo. El proceso, que no nos sorprende porque ya lo vaticinamos en su momento, continúa ahora con la manipulación del lenguaje, medio imprescindible para enmascarar el golpe con un velo de aparente legalidad. Esto es lo que se hizo en Venezuela y esto es lo que acaba de anunciar el enésimo traidor que habita la Moncloa.

Afirma Sánchez –o como afiladamente dice FJL, el yerno del proxeneta de saunas gay–, que está a favor de celebrar un referéndum en Cataluña. O sea, ha salido el galgo del cajón y ya lo tenemos en la carrera. Este colaborador golpista y usurpador de presidencias sabe, como todos nosotros, que semejante afirmación es una barbaridad inasumible porque va de frente contra la legalidad constitucional, así que, a continuación, le cuelga una coletilla. Está, por tanto, Sánchez a favor de celebrar un referéndum, pero no cualquier referéndum: "Queremos dialogar y resolver una crisis política. El hecho final tiene que ser una votación… Un referéndum por el autogobierno, no por la autodeterminación…". 

Con ser este anuncio de claudicación suficientemente significativo, lo más preocupante de todo el discurso que este irresponsable nos ha colocado en la cadena Ser (atención: no se lo pierdan http://cadenaser.com/programa/2018/09/02/hoy_por_hoy/1535890889_560640.html ) es el hecho de que todo él está entreverado de equidistancia entre los golpistas y el Estado español, de forma que se prepara a la ciudadanía tratando de convencerla de que esto no es exactamente un golpe de estado de unos golpistas en un parlamento autonómico paralizado, y con las calles tomadas por violentos afectos al golpe, sino que estamos en un “conflicto político” que requiere diálogo y buena voluntad por ambas partes. La catarata de ejemplos donde no hay malos ni buenos (o si los hay, los hay en los dos bandos) que utiliza el irresponsable de la Moncloa es de tal envergadura y tan machacona –consigna habemus, y si no, al tiempo– que no deje lugar a la duda de cuál es el camino que se nos anuncia. De hecho, apesta exactamente igual que el “ni vencedores ni vencidos” del terrorismo etarra. Es la nueva moral que nos inunda en un país desprovisto de principios y abandonado al relativismo.

Dice Sánchez:  "El Gobierno de España  tiene a una vocación inequívoca de dialogar con las partes en Catalunya, es decir, nosotros queremos dialogar, queremos resolver una crisis política, y para eso manifestamos nuestra voluntad inequívoca de explorar todas las opciones políticas para lograr ese consenso que nos permita resolver esta crisis que dura más de una década."

En otras palabras, no estamos hablando de un gobierno que anuncia un golpe de estado después de haber dado otro previamente. ¿Y qué quiere decir lo de explorar TODAS las opciones políticas para lograr ese CONSENSO? Cuando en cuestiones de principio alguien apela al consenso, lo que realmente hace es anunciar su debilidad y su disposición a claudicar.

 Dice Sánchez:  “Si nos vamos a las cifras de participación, en Cataluña participó en torno al cuarenta y tres por ciento del censo, no el veintiuno de diciembre del año pasado, participó el setenta y nueve por ciento en unas elecciones autonómicas, es decir, si hay un mandato claro, si hay un reflejo claro de la voluntad de la sociedad catalana, es precisamente: uno, que tenemos una sociedad profundamente dividida; dos, que está partida en dos bloques, y   tres, que la única forma de poder solucionar esta crisis política en Cataluña es trascender la dinámica de bloques. Eso es lo que está haciendo el Gobierno de España por primera vez. Lo que se está haciendo es materializar el diálogo a través de las comisiones bilaterales en beneficio de los catalanes y catalanas. En segundo lugar, intentar buscar una solución política, que ya le digo cuál es el hecho final: el hecho final tiene que ser una votación, pero esa votación no puede ser por la independencia o por la autodeterminación... Esta votación sin duda alguna es un referéndum por el autogobierno, no por la autodeterminación.”

Machacando con la idea de la solución política y el consenso, establece la idea de los bloques, equiparando a quienes supuestamente crean el problema, que serían las dos partes. Pero, en un alarde de estupidez supina, legitima el golpe dado al argumentar que la legitimidad está en el 79% que votó el estatuto, y no en el 43% de referéndum golpista. Al reducirse la legitimidad al número, implícitamente otorga esa legitimidad a ambos actos, de manera que, siguiendo el mismo argumento, el “claro reflejo de la voluntad de la sociedad catalana” sería el del referéndum golpista en el caso de que ese referéndum lo hubiera votado el 80%, cuando de lo que se trata es sencillamente de un golpe de estado independiente del número de golpistas que lo dé. Esta legitimación incontestable a través del número de refrendos es un tic totalitario clásico de quienes son demócratas encubiertos, los que, si fueran coherentes, legitimarían la llegada de Hitler al poder, por ejemplo. Termina finalmente la intervención abriendo el cajón del galgo, introduciendo, normalizando, la palabra referéndum. 

Cuando la entrevistadora le informa de que el presidente golpista ha anunciado que, en caso de sentencia condenatoria a los golpistas encausados, tiene previsto abrir las cárceles, que son de su competencia, Sánchez responde:

“No lo sé. Yo lo único que espero es que acierte, que muestre compromiso. Compromiso significa trascender esa dinámica de bloques. Compromiso significa ser consciente de que Cataluña tiene que hablar con Cataluña, de que tenemos que poner punto y final a este enfrentamiento de catalanes contra catalanes, y lo que tenemos que hacer no es ahondar las heridas provocadas en el otoño de dos mil diecisiete, sino cerrarlas. Fíjese,  la polémica que hay sobre los lazos amarillos… si de tras algo las dos agresiones que se han producido una a la mujer que quitaba lazos amarillos y otra el cámara que fue confundido con un cámara de TV3 es que en Cataluña hacen falta menos gestos y más responsabilidad. Por tanto, lo que tiene que abrir el gobierno de la Generalitat de Cataluña es un diálogo con la otra parte de Catalunya.”

Sánchez no sabe. Cuando su interlocutor dialogante golpista anuncia que va a abrir las cárceles, Sánchez dice que no sabe. Sí sabe, sin embargo, cómo volver a establecer una equidistancia entre la salvaje agresión de un animal independentista a una mujer, a quien partieron la nariz delante de sus hijos, y el empujoncito que se llevó un cámara DESPUÉS de que ese cámara agrediera a un manifestante cuando la gente le recriminaba. No se puede negar que esto apesta y recuerda a cómo trataba el “legítimo” gobierno republicano la cuestión de la violencia pre-revolucionaria en la primavera del 36.

Continúa Sánchez, establecida la equidistancia universal, repartiendo responsabilidades. Naturalmente, la parte más grande del pastel se la lleva el anterior gobierno, el del Titán de Pontevedra, el del que ha propiciado que tengamos a un impresentable rebozándose en la cochiquera golpista-totalitaria-terrorista. Y de paso, nos anuncia que está dispuesto a poner la cama y el culo en pompa, dándose un paseo por la cancha de los golpistas dispuesto a aguantar lo que le pongan:   

“El Gobierno de España no solamente ha puesto en marcha las comisiones bilaterales que llevan siete años sin reunirse... Lo que necesita Cataluña es acabar con todos los recursos de inconstitucional presentados por la anterior administración y que, en definitiva, lo que hacían era enrarecer en buena medida digamos la relación entre ambos gobiernos. El Gobierno de España también ha manifestado su voluntad de acudir a Barcelona en un Consejo de Ministros… Le digo una cosa: con independencia de lo que diga el presidente de la Generalitat, el Gobierno de España no se levantará de la mesa de las comisiones bilaterales porque el Gobierno de España tiene un proyecto para España y tiene un proyecto para Cataluña.”

Tras una delirante parrafada intentando justificar su ilegítima ascensión al poder diciendo que no es qué socios tiene el gobierno lo relevante, sino por qué C’s no apoyó la moción de censura, este trilero de tres al cuarto y sintaxis insufrible se descuelga con lo siguiente, que, a modo de traca final de demócrata de toda la vida, no tiene desperdicio:

Entrevistadora:  “Nos cuentan que ellos pretenden ir directamente a la negociación del presupuesto sin negociar la senda del déficit.”

Sánchez: “Bueno, es que hoy estamos pendientes de esa modificación que tiene que haber de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, digamos que metida de rondón (por) la mayoría absoluta de la Administración del Partido Popular en la primera legislatura de Mariano Rajoy, donde, de manera inédita, una ley lo que hace es propiciar la capacidad de veto.”

Entrevistadora:  “Sí, pero yo le pregunto si el gobierno estaría dispuesto a saltarse el procedimiento de reformar la senda del déficit.”

Sánchez: “Bueno, vamos a ver… Nosotros lo que queremos es que esa ley de estabilidad presupuestaria corrija una anomalía. Sí creo que es muy importante, porque existe una anomalía en donde el Senado precisamente lo que hace es vetar la capacidad de decisión que tenga el Congreso. Dicho esto, si no es posible, desde luego eso no significará que el  gobierno de España no plantee ese anteproyecto de presupuestos, como les digo, a finales de noviembre.”

Esto se comenta por sí solo y, además de ser innecesario añadir más, el artículo se ha extendido más de lo deseable. Podría extenderse más aún, porque a la sarta de barbaridades que ha soltado Pedro I el Ilegítimo, podríamos añadir unas cuantas más. Quede aquí el documento y la invitación a todos a  escuchar la entrevista en el enlace facilitado con el objeto de descubrir, si es que ello fuera necesario, en manos de qué gentuza nos encontramos.  

COMENTARIOS [0]
[ wh ] ha dicho:
04-09-2018

Que estamos en un proceso de golpe de estado disfrazado –como siempre hace la izmierda- disfrazado de palabrejas tramposas como “diálogo”, “consenso”, “democracia”, etc., etc., destinadas al consumo de esa gran mayoría borreguil, cuidadosamente preparada deglutirla a placer gracias a la gloriosa LOGSE.

La impunidad con que campean a sus anchas -poniendo lazos amarillos y coces a los que intentan limpiarlos- los nazionalistas torraros –muy raros- sí que merece que quede grabada para eterna condena de los Pedos, Rajaos, Sorayos, Calvos/as, Montoros, Monteros y Marlaskas en la memoria colectiva de los españoles decentes. 

Que esos mismos españoles decentes tienen bien calados al cara dura de Pedo y a sus secuaces, tampoco ha dudas. La situación es tan burda y, al mismo tiempo, tan clara que no necesita la más mínima tarea pedagógica, pero el problema–y es un gran problema-  es que no hay un plan, por parte de la oposición dividida, para pararle los pies a los frentepopulistas. Casado y Rivera, que parece que no están para quitar esos lazos amarillos que terminarán en sus blandos cuellos, nunca se enfrentarán a estos la contundencia necesaria; VOX sigue peleando duramente en los juzgados pero no tiene la infraestructura necesaria para pelear en todos los frentes, que es, ahora, lo imprescindible.

La iniciativa popular de Elecciones Ya, después de unos días, tiene más de 108.000 firmas. Hay convocatorias de manifestaciones organizadas por no políticos, como la Opazo, el 9 de septiembre en Barcelona, y las que llegarán en Octubre. Y si Casado y Riverita no entienden que cosas como estas son un indicio, mucho más claro que las cocinadas encuestas, de que los españoles decentes están dispuestos a pelear por parar esta deriva es que, indudablemente, están también en el ajo, como lo estuvieron, sin la menor duda ya, Mariano el Malo Malísimo y SS (Sorasa).

Y para rematar la subida de impuestos para financiar el Golpe. Ya Pablenin, chulo como siempre, dijo anoche que empezarían con las rentas altas… para empezar. Creo que el mensaje no puede ser más claro, el que no quiera entenderlo… 

[ NickAdams ] ha dicho:
03-09-2018

¿Termino ya el rifirrafe Ramos? Espero que sí, porque lo más importante es lo apunta hoy el blogger: el golpe de estado del Pedo, aliado a los separatistas y a los podecomuchavistas.

Cada día que pasa se demuestra más la urgencia de parar a las huestes  Pedo y asociados, al menos, consiguiendo la convocatoria, cuanto antes, de nuevas elecciones. Si tengo que ser sincero no veo ni a Casado ni  a Albert capaces de imitar a Aznar en una nueva versión del "Váyase, señor González".  Por consiguiente no queda otra opción que salir las calles a hacerse oír y dar a VOX todos que se puedan en todas y cada una de las convocatorias electrorales que vayan llegando.

Ni este supuestamente nuevo PP, ni el eternamente tibio Ciudananos harán nada a menos que le metamos un petardo en el culo, y ese petardo no puede ser otro que tomar las calles y ellos sientan que se les pueden escapar miles y miles de votos hacia los justicieros de Abascal y Ortega-Smith.

¡Despertemos, cojones! ¡Viva VOX! ¡Arriba España!