[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

EL MEJOR ENTRENADOR DEL MUNDO

Quizás sea debido al momento, tan feliz para todos, tan ofuscante para algunos, que pasan ciertas cosas poco agradables. Vaya, como con el sol, que sale y nos calienta pero a veces nos deslumbra, y menudo coñazo es conducir camino de La Coruña al atardecer.

Con todo este lío, y salvando los tonos desagradables y abrasivos que siempre sobran, quizás, más que reducir las posiciones de los demás a dos o tres posibilidades francamente desagradables, francamente insultantes (o eres un hdlgp, o eres antimadridista o eres un gilipollas que se cree lo que dicen los dos anteriores), sería más inteligente afinar a ver qué carajo es eso de ser un buen entrenador. Para muchos, muchísimos aficionados al fútbol, la medida la dan los resultados, generalmente habiendo una relación directa entre el fanático y el resultadista, de forma que, tras la victoria, el forofo se deshace de placer irreflexivo y con la derrota babea como perro rabioso, a favor y en contra de los mismos protagonistas y sin solución de continuidad, ojo. Hay otros resultadistas que son más fríos y menos fanáticos; estos se limitan a mirar las  estadísticas sin tantas estridencias: si son favorables, la gestión es positiva; si no lo son, la gestión es negativa, y problema resuelto. 

Atender a los calentones que son producto de la euforia -o del cabreo-, y atender a los resultados que reflejan los datos  puros aislados de las circunstancias en las que se producen no dejan de ser dos opciones de análisis más entre las muchas que a uno se le pueden ocurrir, aunque a bote pronto no parecen las más inteligentes. Obviamente, cada cual es muy libre de elegir el tipo de análisis a aplicar para llegar a sus conclusiones, aunque no para descalificar explícitamente las del vecino porque a uno no le encajen.

Yo, sinceramente, hace tiempo que dejé de comunicarme con el hombre de cromañón que se sube a la grada, de manera que del fanático asilvestrado voy a pasar, porque es como perder el tiempo. Pensando más bien en aquel que se limita a aislar los datos fríamente, y que al menos se abstiene de lanzar escupitajos al prójimo discrepante, recordaré esa viñeta de Mafalda donde Manolito, personaje que es básicamente un tarugo más bruto que comerse un bocadillo de estropajo,  sale diciendo "¡Gané al Tatetí, Gané al Tatetí!", eufórico porque es la primera vez que gana a las tres en raya, que es el juego al que en Argentina deben de llamar con ese nombre tan cacofónico. En la siguiente viñeta, se ve a Mafalda con cara de sorpresa mirando algo. En la viñeta final, se ve a Guille, el hermano pequeño de Mafalda, mirando a la tableta del tres en raya intentando entender qué está pasando. Guille, por cierto, se desplaza gateando porque es todavía un bebé con chupete. 

La conclusión inmediata de la viñeta anteriormente aludida sería, obviamente, que la trayectoria de Manolito y su palmarés están en sensible ascendente mejoría. Nuestro analista de laboratorio y estadística fría diría, de repetirse la escena ene veces, que Manolito es un gran jugador de Tatetí, tanto como nosotros podemos afirmar que ZZ es el mejor entrenador del mundo a efectos de valoración de la fiabilidad del análisis que nos lleva a esa conclusión, que en ambos casos es ninguna si se desatiende a todo lo que rodea a esos resultados. Y lo que yo afirmo es que, en el caso hipotético de que ZZ hubiese perdido las tres últimas finales HACIENDO EXACTAMENTE LO MISMO que ha hecho hasta ahora pero sin suerte, para ese analista de laboratorio ZZ ya no sería el mejor entrenador del mundo, sino más bien un cadáver deportivo a enterrar lo más rápidamente posible. Exactamente igual que Ancelotti pasó de villano a héroe, de cadáver a dios, gracias exclusivamente a la inspiración de Ramos en el descuento.

Se dirá, y se dirá con razón, que tres copas de Europa no pueden ser casualidad... Pues claro que no lo son. Esas tres copas de Europa son un sueño inalcanzable para el Villarreal y su entrenador, o para la Real Sociedad y el suyo, pero no para el Bayern de Munich. La razón es que el Bayern de Munich, como el Madrid o el Barcelona, acapara los mejores jugadores del planeta y uno de los mejores presupuestos, junto con otro grupo de equipos entre los que no están ni el Villarreal ni la Real Sociedad. Por eso, en cuartos y semifinales siempre aparecen los mismos equipos y los demás miran. Por otro lado, el carácter contingente de la competición se demuestra por el hecho de que, hasta esta ocasión, nadie había ganado la competición dos veces seguidas, porque la suerte tiene un protagonismo que en la Liga, torneo de la constancia, queda diluida de forma casi total. El Bayern, este año, pasó por encima del Real Madrid en semifinales, y de cada cien enfrentamientos como ese, noventa y nueve serían para el Bayern. Sin embargo, la suerte nos acompañó y nos permitió ganar la final porque el resultado de esa eliminatoria era irreversible, justo lo contrario que ocurre cuando de encuentros de la liga se trata, competición ésta en la que se pueden rectificar errores puntuales.

¿Por qué razón, si ZZ es el mejor entrenador del mundo, se queda a 17 puntos de la cabeza en la liga disfrutando de la mejor plantilla del mundo? ¿Qué ha podido ocurrir para que esta paradoja se produzca? Igualmente, podríamos afirmar, en sentido contrario, que ZZ debe de ser muy bueno, pues ha ganado tres CHL seguidas. ¿Con qué nos quedamos? ¿Cómo se puede pasar de ser el equipo más competitivo, resultados en la competición de más prestigio mediantes, a ser un grupo fantasma? Esta es la cuestión. Cada cual tendrá su explicación, y la mía trata de encontrar las respuestas que parezcan más lógicas. 

El Madrid, por presupuesto y plantilla, no puede, sino que debe, aspirar a todo. En estas condiciones, no llegar a semifinales habitualmente y no terminar peleando por la Liga hasta la última jornada es un fracaso, logro que para el Atlético de Madrid, por cierto y por ejemplo, es un éxito aunque no gane nada finalmente. Al Madrid, para transformar lo presentable en éxito, se le exige, además, ganar con cierta frecuencia. De las dos competiciones fundamentales, teniendo la mejor plantilla, es la CHL la que más fácilmente puede aguantar y enmascarar las carencias de un entrenador limitado, al estar más sujeta la competición a la suerte y a diversas contingencias como puede ser la arbitral.  La liga requiere constancia y regularidad. Dado que ZZ, en una de sus limitaciones como entrenador, no tiene control sobre la motivación del grupo, el grupo elije de forma autónoma cuándo se motiva. Al grupo lo que le motiva, por definición y porque Florentino y el marketing así lo propician, es la CHL, que da más prestigio y pide menos esfuerzo físico sostenido (es más breve) y mental (es más glamurosa). Donde el equipo empieza con el mohín es en la Liga, y sólo cuando les parece, se la toman en serio. No cuento nada de la Copa, claro. ¿Por qué el Madrid tiene menos copas que ligas? Sencillo: porque junta ambas características de las anteriormente mencionadas: siendo eliminatoria la competición, es más contingente; teniendo menos prestigio, los jugadores pierden interés por ella. 

Desde el punto de vista puramente táctico, traeré ahora un par de cuestiones. Primero, y a modo de ejemplo, conviene recordar que la trayectoria de ZZ ha sido errática, despegando con un inicio delirante en el que tardó varios partidos en darse cuenta de que no se podía jugar con 23 medias puntas a la vez por muy tutilarísimos que fueran, momento en el que, después de tenerlo sentado en la grada, hizo titular indiscutible a Casemiro. De esta anomalía inicial en el manejo por parte del entrenador, se había percatado todo el Bernabéu al cuarto de hora del primer partido; a ZZ le costó 10 partidos y varias derrotas. Segundo, anteayer dejó sentado a Bale en el momento en el que estaba en mejor forma. Se puede arreglar su decisión diciendo que fue un brillante hallazgo estratégico, como se puede entender que el Madrid de los primeros treinta minutos, acogotado, tenso, nervioso e incapaz de dar tres pases seguidos ni pie con bola que lo fundó, lo que estaba haciendo era desarrollar una estrategia controlada para desfondar al Liverpool. Si además juntamos las dos cosas y las batimos adecuadamente, nos sale una obra maestra: dejamos que se cansen y sacamos a Bale para que los destroce cuando estén cansados, en un alarde de control y planificación del partido insuperable. De haber terminado perdiendo al Tatetí, habría que ver cuál sería el análisis y cómo encajábamos tanta excelencia estratégica, esa estrategia y manejo de los partidos tan controlados que, oh casualidad, siempre redundan en cambios en los mismos minutos de la segunda parte…, pase lo que pase en el desarrollo del juego. Tanta casualidad produce cierto recelo, la verdad, tanto como observar la trayectoria ascendente de Manolito.

COMENTARIOS [0]
[ ZAPEZIPI ] ha dicho:
31-05-2018

Autocita (con perdón) de la respuesta de ZZ a FP cuando el intento de fichaje de Kepa:

Es la primera vez que alguien le dobla el pulso a Florentino aun siendo masacrado por quienes le acusaban de perder la oportunidad de fichar.... Pero ZZ ya demostró en su salida como jugador que puede despreciar dos años de sueldo anteponiendo a ello su orgullo personal. Contra un tipo así, FP no tiene armas."

 

 

[ Counali ] ha dicho:
31-05-2018

GUTI ENTRENADOR...!!!!

El rey a muerto.......viva el rey...!!!!

[ ZAPEZIPI ] ha dicho:
30-05-2018
Citando a Alekhine :: No. 15 :: 30-05-2018

De nuevo por aquí. Espero que hayáis hecho como yo y hayáis visto la repetición de la final del sábado (hasta ahora, la primera parte), con la ventaja de verla en frío, desapasionadamente, sabiendo el resultado y pu...

Sí señor, Alekhine. Vengo defendiendo esta misma idea en mi círculo futbolero. Es más, lo tengo escrito en un wasap a la hora mencionada del primer tiempo.

Las pérdidas de balón citadas fueron debidas sobre todo a la falta de precisión en los controles de balón motivados por una gran presión contraria (imposible de mantener mucho tiempo) y algo de nervios iniciales. Esos instantes perdidos en el control condicionaron la rapidez del toque necesario para salir de la presión con esa especie de rondos milimétricos que encandilan y enamoran. Cuando volvimos a jugar plenamente según manda nuestra gran técnica individual, la cosa cambió y hubiese cambiado igual a favor nuestro con o sin Salah en el campo. 

Visto a posteriori, que es como se paladea y analiza mejor el buen fútbol, la lesión de Salah ha resultado ser más una buena excusa para el Liverpool que un golpe de suerte para el Madrid. La diferencia entre los dos equipos era abismal.

[ Alekhine ] ha dicho:
30-05-2018

De nuevo por aquí. Espero que hayáis hecho como yo y hayáis visto la repetición de la final del sábado (hasta ahora, la primera parte), con la ventaja de verla en frío, desapasionadamente, sabiendo el resultado y pudiendo uno fijarse en la mayoría de los aspectos del juego.

Pues bien, para nada una mala primera parte del Madrid. Muy al contrario, una magnífica primera parte del equipo español. Sufrió un poco de agobio en los primeros siete minutos, con un solo tiro entre los tres palos, fenomenalmente detenido por Keylor y dos tiros más que rebotaron en las piernas de los defensores blancos. Ese agobio se debió, principalmente, al empuje del Liverpool y a tres pérdidas absurdas de balón de Casemiro, otras tres de Isco y los habituales estropicios de Carvajal.

Desde el minuto 7 hasta más allá del 17, dominio absoluto del Madrid, con un dudoso fuera de juego de Isco (no se repitió), una peligrosa internada de Cristiano, con tiro ligeramente alto y otra de Marcelo, con tiro desviado. Desde el 17 hasta el 23, nuevo arreón inglés, de nuevo por sendas pérdidas de Isco, de Casemiro y un despiste conjunto de éste y de Carvajal, por la banda izquierda que terminó en nada.

En el minuto 25, lesión de Salah y, a partir de aquí y, sobre todo, del minuto 34 en que se lesiona Carvajal, el partido es, completamente, del Madrid, que tiene dos buenas ocasiones de Nacho y de Benzemá. Pero, jugando, todo el tiempo, en campo inglés. Magnífica primera parte del Madrid.

[ Pailán ] ha dicho:
29-05-2018

 

Alekhine, servidora está de acuerdo contigo, como ya dije anteriormente. Tú que has jugado en campos con gradas, aun vacías, sabes que los cambios se planifican en la caseta antes de empezar el partido y no es infrecuente que, en el descanso, el mister recuerde a tal o cual jugador que se vacíen en los primeros minutos de la segunda parte. Estoy convencido de que ZZ tenía pensado el desarrollo del partido tal y como salió, salvo las lesiones de Salah y Carvajal, clarostá, pero eso son contingencias, como le gusta decir al blogger. Aguantamos bien atrás, pero tuvimos suerte. El tiro que paró Keylor pasó por limpio por debajo de las piernas de Ramos. Si llega a haber salido mordida, podría haber entrado... o no. Y no nos olvidemos de esa jugada en la que un "red" se quedó solo en el punto de penalty y tardó un mundo en darse la vuelta y disparar. Qué queréis, yo la vi dentro en cuanto recibió.

Estírate, compadre, y escribe una entraduca para entretenernos mientras empieza el Mundial. Seguro que recibe un montón de comentarios, nosesimentiendes.

Sigan, sigan

PS: ¡¡Ayeeeeeeerrr!!

[ Pailán ] ha dicho:
29-05-2018

 

Carajo, alalmalnu, qué buen comentario para estrenarte por aquí (al menos, que yo recuerde). Tocas todos los palos que influyen en la vida de un equipo de fúrgol de manera elegante y amena. Enhorabuena y bienvenido.

[ alamalnu ] ha dicho:
29-05-2018

AL MEJOR ENTRENADOR DEL MUNDO

Hace ya unos cuantos años, el CD Teruel tenía un entrenador que no era muy querido por la afición, y cuyo nombre era Bienvenido Callao. En un partido determinado, jugando como local, un delantero rival lanzó un disparo blandito y el portero del Teruel se lo tragó por debajo de la barriga, a lo Arconada en París. Algunos aficionados empezaron a silbar y a corear el nombre del entrenador: “¡Bienvenido!” con rechifla. A renglón seguido el CD Teruel, realiza una buena jugada que acaba con un disparo por la escuadra. Todo el público se puso en pie, felicitándose por aquel golazo. Cuando la euforia se disipó, mi padre, que tenía mucha retranca, se levanta y en el mismo tono que habían usado antes algunos aficionados, grita: “¡Bienvenido!”. La gente lo miraba estupefacta, pero mi padre mirando a toda la grada, dijo:”¡Joder! Si el entrenador es el culpable de que el portero se coma un gol, también lo será del golazo del delantero”.

Michael Robinson, cuenta sobre la charla que les dio, Joe Fagan antes de la final de 1984 contra la Roma en Roma. Fagan cogió unos papeles y dijo: “El portero se llama Tan….Tan….Tan… (no le salía Tancredi), el lateral derecho…….(entonces tiró los papeles) ¡Que mas da! Os quiero mucho, sois los mejores, así que salid y ganad”.

Cruyff, antes de la final del año 1992, les dijo a sus jugadores en el vestuario: “Estamos en uno de los mejores campos del mundo, en el partido soñado (la final de la Champions o Copa de Europa entonces), así es que salid y disfrutadlo”.

Alfredo Di Stéfano, que fue jugador y entrenador, decía que el mejor entrenador del mundo no puede hacer campeón a un equipo mediocre, pero que un mal entrenador puede convertir a un grupo de magníficos jugadores en una vulgaridad.

Vujadin Boskov dijo que en fútbol solo hay dos verdades: “Fútbol es fútbol y gol es gol” y todo lo demás son especulaciones.

Valen estos ejemplos para definir que la función de un entrenador en un partido de fútbol concreto es mínima. Hace la alineación y espera, puede hacer tres cambios y poco más. Si su portero se come un gol (o dos) y si su delantero tira al poste en vez de meterla, el entrenador no puede hacer nada, salvo sufrir o alegrarse.

¿Qué influencia tiene Zidane en los triunfos del Real Madrid? ¿Hubiera ganado el Real Madrid tres Champions consecutivas, con el mismo equipo y otro entrenador? Chi lo sá. Sin embargo hay otras muchas cosas que hace un entrenador, que no se ven en un partido concreto pero que al final son las que hacen que un equipo funcione o no. Por ejemplo la preparación física, no te hace meter goles pero ayuda bastante.

Otro aspecto es la sicología. Bill Shankly decía que ser entrenador de fútbol era muy fácil, solo había que saber conducir a once jugadores… .¡Los reservas! Un equipo profesional de fútbol es la mayor suma de egos por metro cuadrado del mundo: todos se creen los mejores y todos deben jugar. Pero solo juegan once…. y con los demás hay que hacer encaje de bolillos para que acepten jugar menos o incluso poco o nada, que se entrenen para esperar su oportunidad. Esa es una misión de un entrenador.

Después hay que saber sortear a la prensa. Resulta que solo hay fútbol uno o dos días por semana, y hay que vender periódicos todos los días y llenar programas de radio o de televisión cada día, la prensa está a la que está a la que salta buscando noticias, y cuando no hay se las medio inventa: que si juega este, que si no juega aquel, que la estrategia, que la táctica, que si van bien que si van mal…..Un entrenador debe poner buena cara, contestar a todos para no ponerse a nadie en contra, y no decir nada mas que lugares comunes….Porque si habla de algo concreto es peor, entonces analizarán sus palabras letra a letra, le sacarán punta a lo que dijo o no dijo, o quiso decir o intuyó. Así que la prensa le da más trabajo a un entrenador que el propio fútbol.

Y llegamos a la parte más difícil. El presidente y la directiva. La victoria tiene muchos padres y la derrota solo uno: el entrenador. Si el equipo pierde al entrenador se le mira mal, si pierde más de la cuenta, ya puede preparar las maletas, aunque el año pasado su equipo fuera el campeón. Porque todos los equipos son buenísimos y no pueden perder nunca a priori. Y si pierden es el entrenador, que no les coloca bien, no les motiva…. Un entrenador debe mantener a la directiva fuera del vestuario, porque los directivos son forofos y tienen sus preferencias dentro del equipo, y quieren que sus protegidos jueguen por encima de los demás…Eso si no hay intereses espurios, que a veces los hay y gordos.

Si un entrenador ha sobrevivido a una junta directiva entrometida, que no le facilita los jugadores que pide, a una prensa de uñas porque el equipo no anda bien, o anda bien pero no mucho, o no juega vistoso aunque gane, o juega vistoso y gana pero hay momentos en los partidos que no domina; a unos jugadores egocéntricos y envidiosos, que prefieren perder el balón antes que pasarle a un compañero que les cae mal, que no se alegran de los goles que marcan otros; a los postes adversos, a los árbitros que se equivocan en contra y a las inclemencias del tiempo; aun les queda el último escollo: la afición.

Hay entrenadores que caen de pie y se les perdonan muchos fallos y otros que no caen de pie y no les perdona una. ¿Por qué? Vaya usted a saber, misterios del fútbol.

Zinedine Zidane, ha conseguido en cuanto a títulos, una barbaridad en dos años y medio que lleva como entrenador del Real Madrid. Se lleva bien con la prensa, no como Mourinho. Los jugadores mayoritariamente le aprecian, y aun así Bale le reclama más minutos, Morata y James Rodríguez se fueron por esa razón, jugaban poco según ellos; pues resulta que no es buen estratega, o que hace los cambios siempre a la misma hora del partido, o que se pliega al Presidente, o que …….¡Misterios del fútbol! Como en muchos casos, se le empezará a valorar cuando se vaya.

[ ZAPEZIPI ] ha dicho:
29-05-2018

Oye amo -me acaba de preguntar Zipi nada más entrar en casa-, según me explicaste el otro día sobre una palabra que no entendí en el foro ese que lees, ¿se puede aplicar a Pedro Sánchez eso de "hdlgp"?

[ Alekhine ] ha dicho:
29-05-2018
Citando a Pitillo :: No. 9 :: 29-05-2018

Además, suscribo al cien por cien lo escrito por Alekhine.

¡Gracias, Pitillo, veo que no estoy solo. Un abrazo.

[ Pitillo ] ha dicho:
29-05-2018

Además, suscribo al cien por cien lo escrito por Alekhine.

[ fernando_poo ] ha dicho:
29-05-2018

Buenos días a todos,

Antes que nada decir que, aunque no escriba habitualmente, les sigo con puntualidad británica porque me encanta leerles.

Apasionante el asunto que nos trae el articulista. Porque, además, tranciende el fútbol. ¿Dónde ponemos el límite entre ser dogmático o ser resultadista? Obviamente, ser resultadista es negativo porque no permite identificar los factores que realmente llevan al éxito pero por otro lado tampoco se puede negar la evidencia so pena de caer en el dogmatismo.

En un artículo más extenso me encantaría dar una respuesta más desarrollada.

Primero, ¿cuál es la realidad observable? ZZ ha disputado 3 Champions, 2 ligas (la 1ª estaba ya decidida) y una decena de títulos menores más de los cuales ha ganado 100% Champions, 50% ligas, 0% copas del Rey, 100% del resto de títulos.

En mi opinión, ya no está tan claro lo del resultadismo aquí. Si no que puede ser que se esté produciendo un cambio en el paradigma del equipo exitoso, siendo el entrenador "mejor" aquel que combina el rigor táctico con la gestión eficaz de trabajadores hipercualificados. Y esa combinación quizá la represente mejor que nadie ZZ.

¿Por qué ZZ ha perdido, entonces, esta liga? Precisamente por no entender esto, una de las cosas más positivas que están pasando en el equipo de la esquinita allá arriba, es que están volviendo a su tradicional sentimiento de inferioridad: si ellos son los inventores del nuevo fútbol, teniendo al mejor jugador de la historia, ¿cómo es posible que el Real Madrid les esté superando constantemete en la competición más prestigiosa? ¿No es una clara demostración que ellos han sido y serán siempre inferiores?

Pues no, es simplemente que el Real Madrid lleva años teniendo mejor plantilla que ellos de largo, lo que pasa es que Messi y los arbitrajes (y no necesariamente por este orden) están escondiendo sus carencias que salen a flote en la competición con mejores equipos.

Saludos

[ Pitillo ] ha dicho:
29-05-2018

Cualquier puesto en el cuerpo técnico o en la plantilla de Real Madrid es muy difícil, porque estará sujeto al escrutinio de todos: madridistas y antimadridistas, cosa que no ocurre con el resto de equipos del mundo mundial.

    Dicho lo anterior, yo, que no entiendo de fútbol, puedo decir que ZZ lleva cumpliendo perfectamente desde que llegó. Ahí está su palmarés. Seguro que para los sesudos entendidos de la teoría futbolística tiene muchas carencias. Para mí no.

   Lo mismo podría decir de nuestro Presidente...

[ Alekhine ] ha dicho:
29-05-2018

(...sigue)

Por último, acusas de errática la trayectoria estratégica de ZZ, porque despega con un inicio delirante... Vamos a ver. Con un equipo moralmente deshecho, en clara discrepancia con un entrenador que pretendía decirle a sus jugadores cómo debían golpear el balón, en vez de plantear táctica y estratégicamente los partidos y que había renunciado a sus propias convicciones, me parece lógico que se tarde un tiempo en alcanzar una línea de trabajo adecuada.

Supongo que, lo compararás con el inventor del fútbol quien, con un equipazo bien conjuntado, con Messi, Iniesta, Busquéts, Xavi, Pujol, etc y, en perfecta línea de trabajo por Rijckard, con Sánchez Arminio y Gaspart de la mano, casi lo echan por tardar mucho más tiempo que ZZ en encontrar su posición, ¿no?

El sábado, insisto, dejó sentado a Bale porque tenía una idea de cómo contrarrestar el juego explosivo (gaseósico) del Liverpool. Y, el Madrid, no estuvo acogotado y nervioso, en ningún momento. Sí dominado, por el consabido empuje de los ingleses y porque fallaron excesivamente tres jugadores: Casemiro, Isco y, sobre todo Carvajal. Pero, todo ese empuje, con Salah en el campo, se tradujo en una parada de Keylor. El resto, fue perfectamente bloqueado por esos jugadores tan nerviosos y acogotados. Y, pudimos marcar dos goles en sendas jugadas de Cris y Benzemá.

Luego, cada maestrillo tiene su librillo de cuando hacer los cambios. El sábado, fueron en el momento adecuado. Como en todas las finales anteriores que ha jugado y ha ganado "Manolito Goreiro".

[ Alekhine ] ha dicho:
29-05-2018

(...sigue)

El Bayern, este año, no nos pasó por encima. Niego la mayor. Atacó mucho, presionó mucho, dominó en la mayor parte del encuentro pero, en el Bernabéu, en ningún momento estuvo por delante, en la eliminatoria. Ni siquiera la tuvo empatada. Y en el Allianz Arena, solamente 16 minutos: del 28 al 44. Si eso es pasarnos por encima, tenemos conceptos muy diferentes. Para mí, pasar por encima de un equipo es, por ejemplo, lo que hizo el Madrid con la Juve en el segundo tiempo de la final de Cardiff. Por cierto, gracias a una modificación estratégica de "Manolito Goreiro" que planteó un primer tiempo diferente del segundo, como, ¡oh, casualidad! Hizo el sábado en Kiev.

No ganamos por la suerte. Lo hicimos porque fuimos mejores y marcamos 4 goles y, ellos, solo tres. Fueron incapaces de marcar uno más y, eso, que Keylor dio algunas facilidades. Lo que se suele denominar imponderables.

No quiero entrar de nuevo en la Liga. Henry Gondorff pudo ganarle a Loney Donegan porque pudo hacer más y mejores trampas que él, en El Golpe. Pero, en esta CorruptLiga, eso es imposible. En los diez primeros partidos (sin contar con la condena a Cris) ya nos habían robado 12 puntos. Y, siguieron hasta que ya no hacía falta y empezaron a maquillar estadísticas. No es ejemplo de nada. Ahí tienes la del año pasado. (Sigue...)

[ Alekhine ] ha dicho:
29-05-2018

Muy bonito: se me pone el mundo en contra. Hasta wh (tu quoque fili mi). No importa, soy como el Real Madrid en la Liga: solo contra todos. ;-)

Me ha gustado, bg_rules tu analogía de Manolito Goreiro, Guille y el ta-te-ti. Sobre todo, por lo bien que está aplicada en el caso de ZZ. Se ha enfrentado a todos los Guilles que entrenan en el fútbol europeo (Simeone, Mouriño, Valverde, Klopp, Allegri, Ancelotti, Heynckes... etc) en un juego tan sencillo como el tres en raya y, los ha derrotado a todos. Eso sí; gracias a su jardín anal, exclusivamente. Claro que, si hubiera perdido, si no hubiera tenido suerte... si... mi abuela tuviera ruedas... Es que, no se han dado esos condicionales. Es que, en todos (curioso, ¿no?: en todos) esos casos, en competiciones importantes, se ha ganado. Algo se habrá hecho bien, me supongo.

Ancelloti no pasó de villano a héroe por el gol de Ramos. Su planteamiento fue perfecto. El Atleti, en aquel partido no tiró una sola vez a puerta. Ni una sola. Ni siquiera, en su gol que fue una cagada maestra del murciélago cuerpoescombro. El cáncer-vero. Es decir,mplant as las cosas correctamente y un soldado, falla. Puede ocurrir y, de hecho, ocurre constantemente: pregúntaselo a Klopp. Entró la de Ramos porque tocaba. Pudieron haber entrado las de Bale, Di María o Modric, en el baño que fue el encuentro, como en el masaje posterior, en la prórroga, entraron las de Bale, Marcelo y el penalty de Cris. (Sigue...)

[ Galego49 ] ha dicho:
29-05-2018

A mi personalmente el bueno de Zineduco tampoco me parece el entrenador ideal para mi Real Madrid, puedo estar equivocado pero a mi ese gestionador de egos no me convence, porque es muy fácil sentar en el banquillo o mandar directamente a la grada a jugadores como Asensio, Lucas, Ceballos y similares, mientras con otros que todos sabemos no se atreve y lo que a mi no me convence nada, es de que en este Real Madrid de Zineduco no juegan siempre los mejores ni los que están en mejor forma y yo de verdad que con eso no trago.

[ wh ] ha dicho:
29-05-2018

También yo -lo he dejado por escrito, quizás,  en demasiadas ocasiones-, Adams, opino lo mismo sobre mi querido Zidane: grandísimo jugador, nada notable entrenador.  Pero creo que hay que agregar algo más: dada la situación actual, euforia justa y masiva al más alto nivel, no hay alternativa alguna a ZZ y, por tanto, debe seguir.

Por cierto, animo a Alekhine a enviar una entrada en defensa de Zizou: la discrepancia respetuosa es siempre bienvenida en MqM.

[ NickAdams ] ha dicho:
29-05-2018

Todavía estoy aplaudiendo, bg_rules. Coincimos totalmente.

Y, aunque no es necesario decirlo, por encima de todo está nuestro club. 

¡Hala Madrid!