[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

PETARDO DISIMULADO

El Roma- Real Madrid de anoche (0-2) fue otro puro más de esos a los que nos tiene acostumbrado el equipo de Florentino, con la diferencia de que esta vez el reparto de la suerte cayó de nuestro lado. Además, enfrente teníamos a otro petardo pero de mayor envergadura, equipo romano este que, hay que decirlo, fue el responsable de que algunos nos ilusionásemos con nuestro equipo allá por el mes de septiembre cuando salió del Bernabéu vapuleado, creyéndonos algunos incautos que aquello no era producto de la alarmante insolvencia de los italianos, sino del poderío madridista. Ya se ha visto que aquello fue un espejismo, más o menos igual que lo de ayer. Sobre el papel, ganar 0-2 a un equipo italiano en CHL es casi una hazaña, a menos que ande la Roma implicada en el asunto…

Aun así, con un juego ramplón e indefinido aunque al principio algo menos desganado de como suele, estuvo el Madrid en la primera parte a punto de llevarse el revolcón definitivo que habría supuesto entrar definitivamente en una crisis profunda-coyuntural, porque la profunda-profunda la llevaremos a cuestas permanentemente mientras esté FP al mando. Pudo terminar el primer tiempo con dos o tres en contra, si no fuera por Courtois y la inoperancia romana, que falló dos clamorosos goles, uno de ellos tras gracioso regalo de Carvajal, que estuvo de guillotina exprés. Vaya partido nos dio el tío, Señor. Que lo devuelvan a los toriles a ver si se centra. A cambio, el Madrid no creó prácticamente peligro, aunque alguna ocasión tuvo. Lo único bueno de la primera parte fue, aparte del portero, ver cómo Solari ponía a los especialistas en su sitio, de forma que nuestro medio centro suplente jugó, de manera notable, cubriendo el hueco de Casemiro. Por qué Solari bambolea de esta forma, mandado al personal de la grada a la titularidad sin solución de continuidad, es un misterio.  Acertó, porque Llorente hizo un notable partido. No hay nada como colocar a los jugadores donde les corresponde, ¿no? Pero no fue este el acierto más importante de Solari, porque el argentino decidió dejar fuera de la convocatoria a Isco. Esto tendrá verdadera relevancia si es el primer movimiento-anuncio a navegantes de que aquí se acabaron la gilipolleces de estrellitas fulgurantes. Me temo que será flor de un día y rezo por que me equivoque. 

Parece ser que, durante un entrenamiento, Solari pidió a los jugadores que el equipo que tuviera la posesión contara los pases que iba dando según se desarrollaba la jugada. Es posible que esto sea una chorrada de ejercicio o es posible que no (si era para concienciar a los tontos de gili-tikitaka, me parecería excelente), pero lo que es intolerable es que un niñato chuleta y ensoberbecido le conteste al entrenador algo así como que bastante tenía él con jugar como para tener que contar además. Este sucedido, que es un excelente ejemplo de lo que se debe de vivir en un vestuario lleno de giliflautas, pone al jugador en su justo lugar, y si yo fuera el entrenador, además de mandarlo a esparragar como ha hecho en este partido, lo tendría esparragando un par de meses, para que vaya quedando claro quién es macho alfa de la manada y quién el tonto de culo de turno.

Recién comenzada la segunda parte, se encontró el Madrid con un regalo de la Roma y con un momento de inspiración propio, con sendos goles como consecuencia de todo ello. Entre que lo de enfrente era mantequilloso y que el visitante se había puesto 0-2, aquello se acabó, convirtiéndose en un partido de patio de colegio donde los de un lado sabían que iban a ganar y los del otro que iban a perder, así que se relajaron y disfrutaron del rato que les quedaba. Ganar en estas condiciones no debería llevar a engaño: de los de ayer, se salvaron Courtois, Kroos –a ratos–, pero sobre todo Llorente y Benzema; lo demás, por debajo del cinco, y lo de Bale, gol incluido, como ya pasó de castaño oscuro hace tiempo, casi que ni comentarlo. No dio, pues, demasiado de sí el encuentro en cuanto al juego, en consonancia con la trayectoria habitual del equipo, aunque la patada en el culo a Isco lo compensa todo. A ver si Ramos y Bale se animan también y le tocan los cataplines al míster, y así nos los mandan a hacer un menage a trois con el malagueño en la grada. Eso que ganaríamos.

COMENTARIOS [0]
[ Galego49 ] ha dicho:
29-11-2018

Lo del Gran Carajal es un tema digno de estudio para desarrollar una tésis. ¿como es posible que un tuercebotas como él, pueda estar jugando no ya en el Real Madrid si no en un equipo de primera división? Lo del taconazo del otro día hacia su portería cuando tenía toda la banda para echar el balón fuera, tendría que ser gravado y expuesto en todas las escuelas infantiles de fútbol para enseñarles a los niños lo que nunca debe hacer un defensa e ir siempre a lo más sencillo antes de complicar la vida a su equipo, como hace partido tras partido.

[ Alekhine ] ha dicho:
28-11-2018

Pues, yo no ví tan mal la primera mitad. Las dos o tres oportunidades de la Roma vinieron por sendos fallos garrafales de nuestros defensas de siempre: la tripleta deletérea, que ha conseguido contagiar a un Varane que, aún, no ha recuperado la forma física, tras el Mundial. Lo mismo que Modric aunque, anoche, ya mostró detalles de mejora.

Esa primera parte fue dominada, casi por completo, por el equipo madridista y se tuvieron algunas oportunidades de gol también. No tan claras como la fallada, en el último minuto por Ünder, gracias a la habitual cagada de Carvajal en los momentos más críticos de un partido. No sé si su fallo se debió también al estado del césped, como ocurrió en la que tuvo Bale en el segundo tiempo, tras su tremenda carrera. Por cierto, no me pareció mal el partido de Bale.

Sí me pareció, bastante malo, el de Marcelo. Ayuda bastante bien en la construcción de las jugadas de ataque pero, al final, siempre falla el último pase. Atrás, como siempre, horroroso. Permitiendo siempre que el carrilero adversario centre sin oposición.

Por supuesto, Llorente, cuajó un partidazo. Y, con respecto a los demás, estoy de acuerdo con vosotros. Por cierto, como le leí ayer a portega, me gustó ver a un portero que coge el balón y no pone los puñitos para despejar los balones que le vuenen al cuerpo. Aunque, tuvo dos oportunidades de salir a un balón centrado que circuló por su área pequeña y se quedó bajo el arco. Eso lo tiene que mejorar.

[ wh ] ha dicho:
28-11-2018

Alineado estoy con el blogger y con el puntual nickadams. En la primera parte llegué a temer porque tampoco Sergio Santiago saboreara los turrones de blanca yema... pero la Roma es la Roma y nos abrió las puertas del foro -es un decir- y Bale, que estuvo allí, no desaprovechó la oportunidad. Después -ya vimos a Lucas- sólo fue mecer la cuna.

No entiendo a Solari. ¿Por qué tanta demora en hacer los cambios cuando se veía que los italianos no podrían remontar ni con árbitro arminiano? ¿Por qué volvió a ningunear a Vinicius para homenajear a Ausensio? Por otra parte: bien lo de Isco y, espero, que no se le haya escapado el excelente partido de Llorente. 

A pesar de asegurar el importante primer puesto del grupo, las sensaciones que me dejó el equipo fueron tan malas como las de Ipurúa.  ¿Y dónde está FP? Habla, mudito.

[ NickAdams ] ha dicho:
28-11-2018

La suerte o los fallos de los jugadores de la Roma nos permitieron salir con vida del primer tiempo. Luego un tremendo fallo defensivo de los italianos, de los de traca, nos permitió abrir la lata. No sé qué habría pasado si nos marcan un par de goles en la primera mitad.

El fallo de Carvajal fue tremendo, una muestra más de su talento. Notable el partido de Llorente que sí defendió correctamente y nos salvó de más de una situación delicada. Benzema también hizo un gran partido y ya van unos cuantos.

Courtois nos salvó de algunas y no estuvo bien en otras.

Y no me creo que Solari deje de bajarse las bragas ante las vedettes, la no presencia de Vinicius y la presencia de Asensio es una muestra. Lo de Isco, una bendición, que siga contando pases en la grada.