[ ... Y OTRAS YERBAS ]

Blogs de MqM

PATADA AL CHUPITO

En los últimos tiempos ha aparecido un grupo de “opinadores”, o lo que sean, que son antes que nada forofos del florentinismo, porque que lo sean del madridismo no está tan claro. Ayer se podía oír a uno de ellos tratando de vender la especie, ridícula donde las haya, de que el título de Copa al Madrid no le interesaba porque es una cosa menor sin mayor importancia, y que por ello no da realmente demasiado prestigio y es prescindible. Incluso se le oyó decir que ZZ debería plantear este partido pensando en el de liga del próximo domingo, aconsejando no salir a por todas y reservar lo necesario. Lo más irritante de semejantes mamarrachadas es que quienes las sueltan tampoco se las creen, sino que las utilizan como  instrumentos  de manipulación para mantener un discurso que justifique todo lo que pueda ocurrir de malo con nuestro equipo. Florentino es Dios, ZZ su profeta en la tierra y Ramos el mejor central del mundo vendría a ser la melodía de fondo. Era evidente que, después del fiasco del partido de ida, las cosas estaban complicadas, y qué mejor estrategia que anticipar la idea de que, en caso de perder, como aparentaba la cosa, tampoco era para ponerse histéricos, pues  se trataba, más que de la Copa, de un chupito pedorro, tan pedorro como quienes mantienen esta línea de información/opinión al abrigo del presidente madridista para su mayor gloria. 

Según estos planteamientos, podemos, pues, estar contentos esta noche por, al menos, dos motivos. Primero, el equipo se ha liberado de un petardo de competición para poder concentrarse en lo sustantivo, que es la CHL y la Liga. Segundo, habiendo sido el resultado un empate al final, podemos llenarnos de júbilo porque estamos a 39 partidos de volver a batir récords de imbatibilidad, al acumular ya dos partidos sin perder (gran victoria en casa contra el Málaga en liga y glorioso empate liberador de esfuerzos sin premio que lo valgan, esta noche en Copa). Porque, claro, son estos mismos fieras de la información quienes se han pasado meses hinchándonos el globo de los récords, que vendrían a demostrar el gran nivel del equipo y la sabiduría de quien lo dirige técnicamente, desatendiendo a cómo se obtenían los resultados y contra quién. Ahora, ya no tenemos ni récord, ni globo, ni chupito, habiendo este último salido volando tras la certera patada que ha propinado ZZ a la cosa.

Optó ZZ por apañar un equipo, como poco, extraño. Entramos en esto en el campo de lo opinable en el nivel teórico de la cuestión, pero ya no tanto en el práctico cuando, viendo uno cómo se desarrollaba el partido, veía también cómo ZZ se mantenía en jodella y no enmendalla cuando sus experimentos tácticos tenían nulo éxito.  En parte como consecuencia de las lesiones, alineó una defensa de tres aparentes centrales, retrasando a Casemiro de su posición habitual, de forma que nos encontramos una defensa con Ramos-Casemiro-Nacho. Si esto hubiera tenido a ambos lados sendos laterales con vocación ofensiva, la cosa podría tomarse como una opción, aunque arriesgada, válida y necesaria dadas las circunstancias. Lo que ocurrió es que en vez de esto, vimos que sólo Casemiro era central, porque Ramos y Nacho se abrían a los laterales pero con la orden de no subir, creándose unos atractivos espacios entre los tres jugadores. En vez de los laterales, ZZ alineó a Danilo de Lucas (con Lucas en el banquillo) y a Asensio de extremo izquierdo. Con esta decisión, al poco observamos que se producían varios problemas.

En primer lugar, Asensio desaparecía del partido, porque, por mucho que se empeñe ZZ, este jugador no tiene ni velocidad ni capacidad de desborde en vertical, o sea, es un anti-extremo. Consecuentemente, de entrada jugábamos con uno menos, porque, además, Asensio y la actitud de sacrificio defensivo son conceptos que se comportan como el agua y el aceite. En segundo lugar, Danilo, que está para carne el pobre, jugaba como un zumbado, de aquí para allá, hacia todos lados y hacia ninguno, sin criterio definido y a su libre albedrío, ahora de extremo, ahora de interior, ahora por el centro. Para rematar, tuvo la mala pata –nunca mejor dicho– de que su pierna marcara el primer gol en propia puerta. Como este invento no funcionaba, Asensio, viendo que su flanco era completamente ignorado por el equipo, se fue a la derecha a ver si le pasaban un balón, de forma que, ahora, ambos jugadores ocupaban el mismo espacio estorbándose.

Mientras, Kroos y Kovacic se vestían de gris, supongo que influenciados por la inanidad del enganche que tenían por delante, que era Isco, de forma que se creó un triángulo de irrelevancia que era incapaz de nutrir de balones a la delantera, lo que, por otra parte, tampoco era asunto a preocupar porque, de haberlo hecho y viendo cómo está esa delantera, hubiera resultado irrelevante. CR7 haciendo la guerra por su lado, erró una clamorosa ocasión a puerta vacía, ocasión que fue la única que tuvo nuestro equipo en la primera parte, número este muy revelador tratándose de una eliminatoria que requería de dos goles al menos para seguir vivos. El otro que acompañaba a Cristiano creo que era Benzema, pero tampoco estoy muy seguro.

Por su lado, el Celta estaba cómodo con el paso de los minutos, aunque perdía con mucha rapidez el balón en intentos de contraataque precipitados en lo que, en mi opinión, fue un error de planteamiento. Sin embargo, esa actitud vertical, esta mentalidad de no especular, le dio sus frutos cuando el Madrid, con su planteamiento extraño y bajando los brazos, sufrió una pájara de diez minutos donde nadie estaba en su sitio ni se le esperaba. Esto ocurría en el último cuarto de hora del primer tiempo, en el que el Celta estuvo a punto de hacernos un agujero monumental que al final se redujo al gol en propia meta de Danilo. Así terminó el primer tiempo, con Ramos gritando a sus compañeros, con razón, que aquello era casi irrelevante, pues el Madrid seguía necesitando, para seguir vivo, lo mismo que cuando se inició el partido: dos goles.

Más de uno, empezando por los propios jugadores del Celta, teníamos la sensación de que, en caso de marcar el Madrid, el equipo gallego podría entrar en zona de pánico. Lo que ocurrió –y que es tan revelador– es que el equipo necesitado de dos goles no creó una sola ocasión de peligro hasta el minuto 62. Y como esto es fútbol, cuando menos lo merecía, Cristiano se sacó un obús inusitado en los últimos tiempos, que abría el partido de nuevo. Como suponíamos, al Celta le entró el mencionado ataque de pánico, momento que el Madrid no supo aprovechar, entre otras cosas porque, como decíamos en la ida, se acabó lo que se daba, y el tío de los cabezazos salva-partidos vino a fallarnos el más claro que jamás se le cruzó en su camino, tirando a la basura la ocasión más clara de todo el partido. Ramos te da, Ramos te quita.

Pasado el ataque de pánico del Celta allá por el minuto 70, se vuelve a entrar en una fase anodina, razón por la cual ZZ decide echarle pimienta a la cosa con su habitual sinfonía del cambio, que sinceramente yo ya paso de describir porque a mí el temita este ya me carga bastante. Baste decir que amontonó tres delanteros centros, aunque habrá que decir a favor de ZZ que en realidad fueron dos, porque Benzema se pasó fantasmeando todo el partido, de tal forma que en momentos del mismo a uno le entraba la duda de si, finalmente, había sido alineado. Debidamente desordenado el equipo y desprovisto ya de todo gas, marcó el 2-1 el Celta, con lo que parecía que se acaba la historia. Sin embargo, aún llegó a tiempo el cabezazo de Lucas que empataba el partido, para mayor gloria y esperanza de nuevas gestas de imbatibilidad de nuestro amado equipo, y para mayor júbilo de las huestes opinadoras florentinescas. Esto marcha. 

COMENTARIOS [0]
[ pezuco ] ha dicho:
27-01-2017

 

Coincido con el blogger, Salva y Zapezipi, este RM es la obra de FP y en el castigo de soportar a este presidente llevamos la penitencia de cosas como la eliminación copera... y las que te rondaré morena, porque esto no ha hecho más que empezar, estamos en caida libre  y sin frenos.

Siento vergüenza ajena cuando leo que el RM cayó con honor o que murió de pie. ¿Tenía que golearnos el Celta de Vigo para pensar que el equipo se descompone?. También me causa rubor tratar de desprestigiar la Copa para despreciar el torneo y reducir el daño causado, pues son los mismos que sufren orgasmos mentales cuando ganamos la Supercopa o el Mundialito...sin comentarios.

No hay que darle más vueltas, Zineduco será lo que sea, pero no es tan ciego como para no darse cuenta del momento que atraviesan Cr7 y el francés autista, ni es tan tonto como para no saber que si intenta poner orden en el vestuario está condenado a ser despedido por la vía rápida. No cambiará nada, se limitará a intentar reverdecer su famosa flor, que parece ya mustia y marchita. Que le pregunten al Marqués o a Carletuco por el tema floral.

 

P.D.Ya lo dijimos aquí, caprichosa es la Sra fortuna, y creo que se cansó de acompañarnos por los minutos 93. Aunque este año salimos ganando, no fuimos eliminados en los despachos tras el mayor bochorno que se recuerda en un caso similar, el que no se consuela es porque no quiere.

 

[ ZAPEZIPI ] ha dicho:
26-01-2017

Hace años que mantengo la misma idea que expone Salva, pero su definción como BUCLE es rotunda y refleja en una palabra esta realidad del Madrid como un ciclo recurrente del absoluto desprecio de FP por lo deportivo. No tiene una idea de linea deportiva sencillamente porque no le interesa.

Lo suyo es la empresa RMCF (y sus rémoras) -como se ha dicho aquí-, cuya clientela deseada está fuera de España. Y lo que más llega a esa clientela son los actos de diciembre de repercusión mundial (balón de oro, mundialitos, etc.) y las consecuencias deportivas de estos festejos en enero ya las conocemos de otros años, pero no le importan a FP. La Liga es un mero paso intermedio de índole local con menos valor comercial en las antípodas que aparecer allí con CR7 y su balón de oro.

Los bucles de entrenadores tienen un objetivo principal: ser un dique de contención al presidente en momentos concretos, dando al pueblo lo contrario de lo que tiene. Y si esto falla su nómina de periopalmeros repetirá a coro eso de "¿qué más puede hacer este buen hombre?".

Y hablando de "los medios" tengo que repetirme una vez más y mencionar la retahíla de personajes del entorno de la Secta-Sexta-Ceja de los que se rodea FP desde sus inicios con Ferreras y Valdano hasta hoy con RMTV en manos de Roures. Mientras tanto su nómina de empleados y coleguillas de Mediapro copan las voces torticeras contra el Madrid en casi todas las retransmisiones y tertulias. Véase el ejemplo de ayer mismo en GolTV.

Me temo que ZZ entrará también en ese bucle, pero no la TV.

PD. Por cierto que ese bucle ya existió cuando Capello resucitó al gran Madrid, después de tantos años, con cuya inercia ganó al año siguiente la Séptima otro entrenador más blandito. Capello, como Mou, también fue víctima de sentar en el banquillo alguna vaca sagrada del vestuario que ahora presume de currícula.

[ bg_rules ] ha dicho:
26-01-2017
Citando a Marcus48 :: No. 4 :: 26-01-2017

Dios me libre de querer enmendar la plana al blogger, pero ¿alguien me pude decir qué se puede hacer con un equipo al que le faltan no menos de 4 titulares fijos y a otros tantos casi fijos? Me refiero a: Varanne, Marcelo, Modric, Bale; y Pepe...

Estimado Marcus48:

Aunque has dicho que no vas a entrar al debate, voy a contestarte, a ver si te animas.

No es que yo diga que los jugadores son pésimos y ZZ un marciano que no ha visto un balón en su vida, pero como aquí se trata de opinar y tal, pues cada uno tenemos una teoría de cómo va todo esto y por qué. Me explico...

Como ya dije, en teoría lo que propuso ayer Zidane era discutible, y otras posibles alternativas que propongamos los demás, también.Pero visto el panorama, a los 15 minutos era obvio que aquello hacía agua por varios sitios. A mí Zidane no me da buen tufo en general, porque un entrenador que de entrada necesita varios partidos y varias derrotas para darse cuenta de que Casemiro (no por él mismo, sino por lo que supone un jugador de su perfil) era imprescindible para dotar de algún equilibrio a un equipo con la BBC de delantera, ese entrenador, digo, me parece un entrenador sospechoso cuando menos. Y no es que uno sea muy listo, es que ese error lo estaba señalando medio madridismo. Por otra parte, tampoco ha sido la única vez que Zidane se ha caracterizado por su lentitud en la reacción, ni la única situación difícilmente comprensible que nos ha regalado.

Ayer en concreto, antes de empezar el partido, a mí me surgieron dos dudas sobre lo que teóricamente parecía que quería hacer. La primera, que no era duda en realidad, consistía en la presencia de Asensio por el extremo, error que a mí me lo parece de principiante, en el cual ZZ se está empecinando partido tras partido para darle minutos en un equipo en el que no tiene sitio en su zona natural. Asensio de extremo es un ñordo completo, y ayer volvió a demostrarlo. No fue capaz ZZ de verlo, ni antes ni después. 

La segunda, la presencia de Casemiro de central. Mi duda se basaba en que Casemiro es un jugador bastante impreciso y al que le falta el equilibrio necesario para estar en el centro de la defensa. Este, además de no ser central, es un peligro en ese puesto por su falta de estabilidad, e igual que te roba cien balones en su sitio, te sacude una patada sin ton ni son que cruza toda el área para aterrizar en los pies del contrario, cosa que vimos ayer en más de una ocasión.

Dicho esto, lo que realmente me resultó alucinante fue ver una defensa de tres sin laterales, y dos extremos que no lo eran, y Lucas en el banquillo hasta el cuarto hasta mediada la segunda parte, y Benzema aguantado haciendo el papel de un fantasma de manera intolerable, y Kroos, Kovacic e Isco haciendo un triángulo que parecía el de las Bermudas, con los dos primeros sin saber a qué atenerse (¿voy hacia atrás, voy hacia delante?) y el último jugando a su aire por todas partes y por ninguna. 

Por otro lado, comparar la plantilla del Madrid con la del Barsa a mi me parece que no procede, pues la del Madrid es  inmensamente superior. Aun con todos los lesionados que tiene el equipo, los jugadores de ayer eran de primera línea. Pero cómo los distribuyes y qué función les asignas es la cuestión relevante. ¿Por qué no salió con Danilo de lateral y Lucas de extremo? ¿Por qué no puso de extremo izquierdo a CR7? ¿Es que ya no puede con esa función? ¿Por qué mantiene a Benzema cuando presenta una desidia intolerable? ¿Por qué amontona tres delanteros centros en un momento del partido? ¿Por qué saca a Lucas por el lado contrario del suyo natural? ¿Por qué no pudo haber jugado con Danilo-Ramos-Nacho-Coentrao? ¿Porque a Coentrao se le caen los pantalones, quizás? ¿Y por qué se le caen? ¿Y por qué lo convoca si no está para jugar? Y...

Ni los jugadores son malísimos ni ZZ es un marciano. Pero de igual manera que no perder en cuarenta partidos no demuestra nada por sí mismo si no se analiza cómo y con quién, ser entrenador del Madrid no te hace bueno por el hecho de serlo. Si fuera así, los entrenadores nos durarían lustros o décadas, de tan buenos que somos y tantas copas que ganamos. Y esto nos lleva a lo que muy atinadamente apunta Salva. Se trata de una cuestión de jerarquías, y la del Madrid está contaminada, y lo está porque su presidente así lo quiere. Y tan lo quiere así, y tan claro es que esta es su apuesta, que de manera infalible alterna entrenadores de perfiles opuestos, cosa que sabemos todos que no se sostiene sean quienes sean esos entrenadores si se quiere tener una línea medianamente coherente. Esto es, en definitiva, el FP Club de Fútbol.

 

[ wh ] ha dicho:
26-01-2017

Estoy en la línea de Salva aunque nos llamen pesimistas antimadridistas:  creo que no ganaremos un título más esta temporada. Ayer no es que no hubiera entrega, que la hubo, es que faltó cabeza de entrenador para abajo... y aún así se pudo pasar porque aun con Danilo y el autista de Lyon en el campo somos muy superiores al Celta de Vigo por mucho que se cabree Feijóo. 

Ver a Mariano el Bueno en el banquillo mientras Karim hacía exactamente nada, y luego ver que saca antes al inane de Morata, lo deja a uno completamente ojiplático. Si yo fuera Mariano estaría buscando equipo ya, pues está claro que dentro de poco hasta Enzo Zidane -nepotismo futbolero- estará por delante de él en el escalafón.

Resumiendo, que si bien fue cierto que se dejaron la piel en Vigo, lo lamentable fue que no se llevaran la cabeza a Balaidos y la dejaran...¿en Madrid? ¿en Milan? Ni idea de donde la han perdido.

[ Salva ] ha dicho:
26-01-2017

Pero si es que todo está relacionado, Marcus. La plaga de lesiones que lleva ya su tiempo (no es de ahora) es porque no se trabaja como debiera. Y además, la plantilla era inmejorable según se decía en verano y no se quiso fichar a nadie. Se recuperaron varios jugadores cedidos y ya está.

[ Marcus48 ] ha dicho:
26-01-2017

Salva, lo entiendo perfectamente, pero no has contestado a mi pregunta. Por cierto, no pienso seguir con el debate.

[ Salva ] ha dicho:
26-01-2017

Marcus48, la cosa no va de si un jugador o entrenador es bueno o malo o si sabe o no sabe de fútbol. Va de que la escala jerárquica del Real Madrid es:

1. Presidente

2. Jugadores

2. Entrenador

Cuando debería ser:

1. Presidente

2. Entrenador

3. Jugadores

Por más que pasen los años y la cosa sea tan simple, algunos no termináis de entenderlo.

[ Marcus48 ] ha dicho:
26-01-2017

Dios me libre de querer enmendar la plana al blogger, pero ¿alguien me pude decir qué se puede hacer con un equipo al que le faltan no menos de 4 titulares fijos y a otros tantos casi fijos? Me refiero a: Varanne, Marcelo, Modric, Bale; y Pepe, Carvajal y James? Os imagináis un Barça sin: Piqué, Mascherano, Alba, Iniesta, Mesi y Suáreea, por ejemplo? En fin, que todo es relativo y que los que ayer saliron son malísimos, entrenados por un ser marciano que no ha visto un balón en su vida.

[ Galego49 ] ha dicho:
26-01-2017

Yo cada día entiendo menos a Zineduco en el tema de los cambios y la verdad es que del jardín florido, ya no quedan ni los tallos, si no para muestra el botón del día de ayer en tres momentos puntuales.El primero es el doble palo de Cristiano en la misma jugada y que hubiera puesto de los nervios a los del Celta. El segundo es el gol de Danilo, porque por más veces que lo miro no termino de entenderlo, pues el rebote lo pilla a bastante distancia como para no haberlo desviado hacia el córner y el tercero es el remate de Ramos con todo a su favor y que la echa fuera. Otro de los motivos del no entendimiento es que si no interesa seguir en la copa, porque no efectuó los cambios con antelación teniendo a Mariano y a Lucas en el banquillo.

Otro tema digno de un estudio en profundidad por expertos, es el de las lesiones musculares de los jugadores, cosa que no acontece en ningún otro club del mundo mundial. En cada partido se caen dos y por medio de la semana en los entrenamientos se cae uno más, cuando en lo que llevamos de año no han jugado todavía en campos pesados y embarrados. He leido alguna teoría por ahí de que uno de los motivos es la cantidad de palos que nos dan con el beneplácito de los soplagaitas y yo personalmente no estoy de acuerdo y más bien creo que se deben o a no cuidarse debidamente los jugadores, o a una deficiente preparación física y más bien me inclino por la segunda de las opciones.

[ Salva ] ha dicho:
26-01-2017

Canta demasiado sobre el terreno de juego lo poco trabajado que está el equipo, y no me refiero solamente a las alineaciones. Y se nota mucho por el estado de forma de Cristiano. Sólo con este ejemplo ya basta para denunciar la penosa labor de Zidane.

No sé si os acordáis de que CR7 iba perdiendo la forma en la segunda parte de la era Ancelotti. Claro, no trabajaba como sí hacía con Mou, de ahí que le encantase su amigo Carletto, con quien podía hacer lo que le diera la gana. Y cuando llegó Benítez, a Cristiano por estos lares se le conocía como el "caminante" por razones que todos ya sabemos. Pues bien, en enero de 2016 despedido Benítez y ascendido ZZ, Cristiano volvía a ser el de siempre y se dijo en la prensa que eso fue cosa de Zidane, cuando éste no llevaba ni dos semanas con el equipo. Se entiende por dónde voy.

Entrenador trabajador (Mou) prepara un buen equipo y por ello es despedido. Luego viene el coleguita de los jugadores (Ancelotti) y aprovecha la inercia hasta que se le acaba el chollo por no trabajar, y vuelta al mismo bucle (Benítez - Zidane). Aunque hay que puntualizar que Benítez no tenía la valentía de Mou.

No creo que ganemos ni Liga ni Champions este año puesto que Zidane no cuenta ya con nada del trabajo de su predecesor. Va a estar interesante la cosa puesto que se supone que ahora toca poner a un entrenador trabajador al que los jugadores mimados del vestuario den la patada y el presidente deje abandonado. Además, si no me equivoco, este año hay elecciones. A ver con qué nos sorprende el Ser Superior.

[ NickAdams ] ha dicho:
26-01-2017

También a mi me ha disgustado mucho el desprecio de los paniaguados florentinos a la Copa del Rey cuando esta se ha puesto cuesta arriba. Típico del oportunismo bien retribuido.

Ayer el Madrid peleó pero con una equipo totalmente descompensado que no era capaz de generar ocasiones a pesar de tener el balón casi todo el tiempo en su poder. Zidane volvió a demostrar que tiene sus vacas más que sagradas y alineó todo el tiempo a Benzema que, en en los últimos minutos del descuento privó al Madrid de una última oportunidad de ataque perdiendo un balón marca Sevilla, mientras Mariano se moría de frío en el banquillo hasta que lo sacó en el minuto 89, ¡por Casemiro! Zidane sin suerte es nada, y ayer el golito de Ramos no llegó, aunque la tuvo que ni pintada.

Por cierto imposible escuchar a los imbéciles de GOL: partido sin sonido.